Los guerreros poderosos del metal regresan con su tercera creación de estudio. La primera cosa que me impresionó, era el cambio de arte en el diseño de la carátula……. un motivo mucho más guerrero y potente estaba mirándome. Tuve noticias de algunos amigos que el estilo de música también había cambiado, pero cuando oí el CD la primera vez para, inmediatamente reconocí al narrador y la introducción tan clásica..ellos hacen (y de forma magistral) los mismos himnos de metal poderosos que son amados por sus fans. La primera canción luego de la intro, Dawn of Victory, es la canción más guerrera y potente que les haya escuchado….un fuerte comienzo para un álbum con un sonido algo más metalero y menos sinfónico, con riffs más potentes y la voz de Fabio Lione mucho más afiatada y con increíbles matices.

Definitivamente las guitarras tienen algo más que decir que en los álbums anteriores……aunque Luca Turilli siempre es impresionante en recursos y el mejor en los barridos, creo que usa demasiado este último recurso en sus solos…..claro, es una opinión personal.

El tercer tema, Triumph for my magic steel, es una pieza magistral! todos los recursos son usados en todos los instrumentos, la composición marca cómo se tienen que hacer los cambios de tono y cambios de ritmo, y la letra…..bueno, es mi tema favorito .

La canción más progresiva es The Bloody Rage of the Titans . El coro tiene una completa gama de cambios de tiempo, y es la primera vez que escuchas voces femeninas (como en Symphony of Enchanted lands) .

El nuevo baterista hace además un muy buen trabajo…..marcando diferencias con los que sólo se limitan a hacer el clásico sonido del doble pedal plano, sin recursos…..ahora Rhapsody  marca los tiempos de forma más pesada.

La canción instrumental Trolls in the Dark es bastante de la onda de Luca en su álbum solista.

El último tema de este excelente CD es the Mighty ride of the Firelord . Como es usual, esta es la canción más larga y con una completa gama de partes diferentes.

Y bueno, en general debo decir que este CD está entre las mejores obras metaleras que he escuchado y sin lugar a dudas es lo mejor de Rhapsody, claro está, sin desmerecer a los primeros álbums que son de una calidad espectacular. Rhapsody es para mí, en cuanto a la calidad de sus músicos, uno de los puntos más altos que tiene el PowerMetal europeo.