Quedan las últimas semanas de este gran año 2013 para el Heavy Metal en estas tierras, y es momento de recapitular los grandes momentos que hemos vivido, con las visitas de notables bandas y de diversos estilos, pensando también en el poderoso fin de año que se nos viene.

A principios de año tuvimos el debut de Turisas acá en el sur del mundo, así como los retornos de Sonata Arctica y Mägo de Oz; el impactante y catedrático despliegue de Heavy Metal con bolas y calle de los enormes Accept, de quienes ya desde ese día estamos esperando el DVD que registraron aquél día; y luego, tuvimos el gran show de Twisted Sister y el pulcro espectáculo de Symphony X, ambos en la segunda versión del Metal Fest. Después, vivimos el thrash desatado de los incombustibles Anthrax y Testament; el debut de los emergentes suecos de Enforcer junto a los enmascarados de Midnight en la primera versión del Evil Confrontation Festival, así como también el debut de Ensiferum en estas tierras. Cómo olvidar la primera parte de la celebración de doce años de esta página con el retorno de los renovados Stratovarius, el contundente show de Annihilator, la presentación de Adrenaline Mob junto a Halestorm en La Cúpula, y el fenomenal show de Tobias Sammet, Michael Kiske y el resto de los muchachos junto a Avantasia. También tuvimos a Leo Jiménez, a esa lujosa superbanda de covers llamada Big Noize, y el positivo retorno de Angra, esta vez acompañados del portentoso Fabio Lione en las voces.

Hasta que llegamos a esa oscuramente mágica semana de principios de Octubre, donde como primera “patita” tuvimos, en el Estadio Nacional, el estreno de los interesantes Ghost, la vuelta de los siempre vigentes Slayer y nada menos que a Iron Maiden demostrando porqué es, sin dudas, una de las bandas más grandes de la historia de la música. Y para rematar, sin posibilidad de reponernos, dos días después, el retorno de unos de la casa como Megadeth, acompañando algo que el destino nos debía, poder ver a Tony Iommi junto a Ozzy y a Geezer Butler en ese impactante, inolvidable y cada día más mítico show de Black Sabbath en el Estadio Monumental.

Y el broche de oro para este año vendrán a presentarlo dos grandes de la guitarra, cada uno en su estilo, como Yngwie Malmsteen y Steve Vai; los ya clásicos argentinos de Rata Blanca, cuyos shows en vivo siempre son toda una experiencia; el poder de los fantásticos Kreator, líderes del thrash germano y que vendrán a defender su impecable Phantom Antichrist; pero sobre todo, y en lo que nos concierne, nada más y nada menos que los padres del estilo que justifica la existencia de este sitio: Helloween y Gamma Ray, juntos e incluso algo “revueltos”, culminando con la celebración de los doce años de PowerMetal.cl.

Gamma Ray, comandados por su líder Kai Hansen, un tipo al que derechamente le debemos mucho, vendrá presentando su EP “Master Of Confussion”, que si bien cuenta con dos temas nuevos (aparte de dos covers y otras versiones en vivo), sirve como “precuela” para su nuevo disco, a llamarse “Empire Of The Undead” y el, esperemos, tendremos prontamente disponible. Y Helloween, banda que no falla, vendrá nada menos que presentando su última placa en estudio, el formidable Straight Out Of Hell, aclamado por gran parte de la crítica especializada y sobre todo, mostrándonos a una calabaza con más vigencia que nunca, siguiendo los cánones que ellos mismos han trazado desde hace ya casi treinta años en el mundo del rock, con un metal muy melódico, lleno de energía, poder, velocidad y garra.

El 2013 nos ha tratado bastante bien, con muchas visitas y de estilos muy diversos dentro del Hard Rock y el Heavy Metal. Pero si desde hace ya doce años existe un sitio llamado PowerMetal.cl, fundamentalmente es gracias a bandas como Helloween y Gamma Ray, quienes han forjado el camino para muchas otras agrupaciones, que siguen cultivando este estilo lleno de energía, talento, potencia y velocidad. Es imposible pensar en una mejor forma de cerrar este, el que podemos llamar “el año del Metal”. Y allí estaremos, celebrando, conmemorando y viviendo el Heavy Metal como corresponde, junto a estos dos mitos vivientes. ¡Como para no perdérselos por nada del mundo!

 

Muchos calificativos se han dado, desde que se supo la programación de los conciertos, a esta inolvidable semana que viviremos a principios de Octubre de 2013. “Super Semana”, “La Semana del Metal”, entre otros, y ninguno de ellos se queda corto, pues tendremos la posibilidad única de ver un muy corto lapso de tiempo, en los que, hoy por hoy, son los escenarios más grandes y masivos del país, a bandas que forman la esencia del Metal, con estilos y escuelas diversas, pero a la larga con el mismo núcleo, ese mismo centro líquido para los distintos sabores del mejor chicle del mundo. Bandas a quienes debemos gratitud y que nos provocan pasión, y que han influido hasta lo más recóndito de nuestras existencias.

La primera “patita”, del 02 de octubre, es derechamente un Festival de Heavy Metal en el Estadio Nacional, cosa nunca antes vista en nuestro país, con tres bandas con sus particularidades, una más nueva y dos recontra consagradas.

En primer término, los enigmáticos Ghost, que han pateado el tablero del público con su propuesta musical y sobre todo escénica que no ha dejado indiferente a nadie, y a quienes veremos debutar en estas tierras del fin del mundo, con esa aura de misterio ocultista que provoca su imaginería y que no conozcamos los nombres reales de sus integrantes. Llegan con dos discos a cuestas y con un nombre cada vez más creciente en la escena. Es el momento perfecto para verlos y confirmar lo que tanto se ha dicho de ellos.

Ese mismo día veremos a la primera banda a la que, creo, muchos de nosotros debemos gratitud. Slayer es una banda muy especial, no sólo por representar el thrash en su faceta más icónicamente speed hasta el día de hoy, sino que también por su relación con nuestro país, dada por el viñamarino Tomás Enrique Araya Díaz, el gran Tom Araya, que cada vez que viene luce orgulloso sus orígenes chilenos. Pero creo que hoy en día la gratitud para con Slayer es más grande, fundamentalmente por la irreparable y dolorosa pérdida para ellos y para el mundo del rock que fue el fallecimiento de Jeff Hanneman, guitarrista y principal compositor de la banda. Por esto, creo que es más importante que nunca que Slayer se sienta vivo, con ganas de seguir despedazando huesecillos de los oídos y destruyendo vértebras por el mundo, y qué mejor para ello que venir a retroalimentarse con el público chileno, capaz de honrar y tributar a sus ídolos como corresponde. Que sientan que el Angel Of Death sigue reinando.

Y para cerrar ese que seguramente será un mágico, inolvidable y perpetuo 02 de octubre de 2013, fecha que quedará tatuada en la piel de la historia del rock en Chile, nada menos que Iron Maiden, en su, curiosamente, séptima visita a nuestras tierras. Es poco a estas alturas lo que podemos decir de la que sin dudas una de las más grandes bandas de rock de todos los tiempos, que ya está dando pasos importantes para llegar a sus cuarenta años de carrera. La Doncella de Hierro nuevamente viene a llenar el recinto de Ñuñoa en el marco de la evocación de su inolvidable Maiden England de la época del Seventh Son Of A Seventh Son, magistral obra de arte lanzada hace ya 25 años, y quienes tuvimos la fortuna de ver el show de la Doncella en el Festival Rock In Rio, pudimos constatar su enorme vigencia, lo que hace aun más fácil el convertirnos en esa masa de poleras negras y rendirnos ante la incontrovertible entrega de Steve, Bruce, Dave, Adrian, Janick, Nicko y Edward. Se promete un show inolvidable, en el que a todos nos corresponde una pequeña parte, pues sabemos que cuando la banda habla de Chile y su público, no lo hace con frases hechas como la mayoría de los grupos, que “se ponen el cassette”, sino que saben que fue una relación que costó, por líos absolutamente ajenos a la música y al arte que llevan tantos años regalándonos, y que nos corresponde agradecérselos llenando el Nacional, gritando a todo pulmón sus inmortales himnos, convirtiéndonos en soldados,  en prisioneros o en clarividentes, corriendo hacia las colinas, subiéndonos a un Spitfire de la RAF de la Segunda Guerra y corriendo libres.

El 03 de octubre será para intentar reconstruirnos y retomar fuerzas para dirigirnos al día siguiente, el 04 de octubre, a otro evento inmortal, esta vez en el Estadio Monumental David Arellano de Colo Colo. Abrirá los fuegos nada menos que el colorado Dave Mustaine con Megadeth, celebrando sus treinta años de carrera, junto al gran David Ellefson y a los no menos talentosos Chris Broderick (quizás el mejor guitarrista que ha tenido la banda tras Marty Friedman) y Shawn Drover. Más allá de que el último disco de la banda no sea de lo más destacado de su dilatada carrera, siempre ver a Dave y a los muchachos es una notable experiencia, su facilidad para poner el público en la palma de su mano es derechamente conmovedora, y por último, como es la idea-fuerza que queremos plantear en este texto, es una linda y nueva instancia para darle las gracias por todo que nos ha brindado y entregado en toda su carrera.

Y el plato de fondo de esta semana de ensueño es nada menos que Black Sabbath, con una casi formación ideal, faltando sólo Bill Ward en los tarros. Pero la verdad es que tener juntos a John Michael Osbourne, Frank Anthony Melby Iommi y Terence Geezer Butler será, muy probablemente, una chance única. Y lo mejor de todo, esta visita viene como consecuencia de que se juntaron para hacer un disco como 13 que cumple con todos y cada uno de los requisitos de un verdadero disco de Black Sabbath: riffs oscuros y poderosos, densidad rítmica, y la inconfundible e icónica voz de Ozzy. Ellos escarbaron la tierra y nos mostraron la oscuridad y las raíces de las mismas flores que veían los hippies, y gracias al destino –que causó el accidente de Tony que derivó en sus prótesis en los dedos, y que cambiaron para siempre el curso de la guitarra eléctrica en el mundo–, terminaron inventando un género, un estilo, una forma de vivir y de entender las cosas. Sí tú eres metalero, es gracias a Black Sabbath.

Cada una de las líneas anteriores se queda corta para intentar describir la pasión que nos genera esta música y sus bandas más esenciales. Y por esta pasión, por todo lo que nos han entregado, influido, ayudado, empujado y rescatado, nos corresponde ir a darles las gracias. Si tocan un tema que consideres repetido, piensa que para el que está a tu lado puede ser el primer concierto de su vida, disfrútalo, y sobre todo, cántalo como si no hubiera un mañana. No sabemos cuándo volveremos a verlos, no podemos tener certeza, la vida es muy frágil y cuando pasan los años, ello se acentúa. En suma, no  pierdas la chance de disfrutar, de emocionarte, de rendirles tributo, de entregarles tu gratitud, y en definitiva de desgarrarte la garganta cantando los himnos de tu vida, cantados para ti por sus propios dueños.

DARÍO SANHUEZA DE LA CRUZ

Metaleros,

La primera editorial del año iba a ser distinta, quería proponerles un debate de fondo-origen sobre la esencia de nuestro estilo y qué esperar de las nuevas generaciones de músicos, especialmente en nuestro gran fuerte: las letras. En efecto, este mundo tan dinámico y hostil a la vez, sorprende a cada segundo con demasiados y cruciales hechos políticos, sociales y religiosos que realmente abruman y confunden, por lo mismo, podrían ser fuente de inspiración para “aplastantes álbums” como No World Order de Gamma Ray (al parecer primera obra de música que habla directamente de sociedades secretas, illuminatis y similares), o grandes canciones como “Age of Innocence” de Iron Maiden, que es una crítica ácida y directa a la permisividad que muestran los jueces ante la delincuencia (al parecer, un mal no solamente de Chile). En fin, hay muchos más ejemplos, pero algo muy triste pasó, y tuve que cambiar de tema.

Si se dan cuenta, llevamos solamente tres meses de este 2013 ¡y ha pasado realmente de todo! Muertes de políticos, elecciones de autoridades religiosas, asteroides, meteoritos, amenazas de más juicios en La Haya, etc. Pero, naturalmente, el motivo del cambio fue la muy triste noticia que hace unos días atrás nos cayó como un yunque encima de la cabeza. Me refiero a la partida de uno de los grandes músicos-referentes del Heavy Metal, el gran Clive Burr.

Bastaron tres álbumes en la Gran Banda del Heavy Metal para que quedara para siempre grabado en nuestras mentes este legendario y talentosísimo baterista británico, quien como ya sabemos, tuvo que enfrentar por largos años una esclerosis múltiple que finalmente lo derrotó este 13 de marzo de este más que convulsionado año 2013. Sabíamos que estaba enfermo, pero también sabíamos que la banda y los fans lo apoyaban, y quizás eso daba esperanzas para tenerlo más con nosotros, pero lamentablemente no fue así.

¿Qué decir de Clive? Técnicamente era un batero tremendamente versátil, de muchos recursos y creatividad, pero con la potencia y vehemencia que se pide en un Heavy Metal. Si a modo de homenaje ahora mismo colocan de fondo Phantom of the Opera , Purgatory, Genghis Khan, Gangland y para qué decir, la magnánima Hallowed Be Thy Name, notarán que no es necesario ser baterista para darse cuenta de que su repertorio de recursos era impresionante, era como “diferente”, tenía un gran talento que ya casi no se ve. Qué pena amigos.

Es el primer Maiden que se nos va, no nos olvidemos de eso. Cómo nos gustaría que Steve, Bruce, Dave, Nico, Janick y Adrian nos acompañaran para siempre, y que cada dos o tres años tuviéramos un nuevo álbum de compañía en nuestras vidas, pero eso no va a pasar. Aún nos quedan quizás varios años de Iron Maiden, pero no más que la larga y maravillosa carrera que nos han regalado hasta ahora, y la verdad es que “For the Greater Good of our World”, afirmo que es nuestro deber mantener viva la llama-luz de esta hermosa fuente de arte que nos une; somos la única hermandad que aguanta en sus filas personas que piensan muy distinto en lo político y religioso, pero remamos para el mismo lado, qué extraño, pero así somos, lo que es único y notable.

Descansa en paz Clive, no somos la audiencia más masiva de la música, pero sí la mejor, y eso gracias a personas como tú, que en vez de dejarse llevar por la masa, cultivaron y desarrollaron su pasión. Muchas gracias por haber compartido tu talento con nosotros, adiós maestro.

 

Nightwish lo hizo de nuevo. Dentro de la vorágine casi tóxica de la industria musical actual, donde a cada rato Internet derriba mitos, cambia costos y atormenta a gerentes comerciales, la gran banda nórdica acapara noticias y colapsa servidores web debido a un hecho que para todo grupo es difícil, pero ellos ya lo hacen “recurrentemente” de forma polémica, algo “obscura” y hasta quizás con una falta de tino innecesaria. Me refiero a la partida de su vocalista.

En el contexto, creo necesario repasar qué es Nightwish dentro de nuestro movimiento, y por qué es importante que lo hablemos a través de esta editorial.

Como todo arte, la música es una actividad humana maravillosa pero sujeta a las fuerzas de opiniones a veces muy divergentes. En efecto, entre músicos, críticos, periodistas y fans es difícil ponerse de acuerdo ante preguntas como si Nightwish una “gran” banda, o si justifica tanta cobertura las “teleseries” debido a la partida de Tarja Turunen el 2005 y ahora Anette Olzon el 2012. Naturalmente podemos disentir estimados metaleros, pero debo dar una opinión de parte de este sitio web, y ella es que Nightwish es una banda central en la escena Heavy/Power metal y como tal, es relevante que sepamos bien qué pasa con ellos, y quizás más importante, saber qué pasará con ellos. OK, ¿por qué?, porque son los creadores de un estilo único ampliamente copiado (no en el “mal” sentido de la palabra) juntando guitarras distorsionadas “a tope”, con una voz lírica de walkyria que remece hasta la médula. Son dueños de obras maestras de arte -sí, de arte- como los álbumes Oceanborn y Wishmaster, y ya con cambio de estilo y vocalista, por qué no nombrar el Dark Passion Play, piezas obligadas en la estantería física o virtual de todo powermetalero.

Así como una vez afirmamos en un review del recuerdo que si a alguien no le gusta el Painkiller de Judas es porque que no le gusta el Heavy Metal, creo profundamente que si alguien no vibra con al menos un tema del Oceanborn o Wishmaster es porque no le gusta el Power Metal… es por eso que dedicamos este espacio a esta banda, que sin duda para muchos será uno de los referentes para cuando los grandes maestros del Heavy Metal emigren al retiro, y lamentablemente no falta mucho para ello.

Ahora vamos al grano, como fans tenemos pleno derecho a preguntarnos el porqué por segunda vez consecutiva, la partida de la vocalista de Nightwish se da en un ambiente enrarecido, polémico, y por qué no decirlo, algo turbio. Creo que por el bien de la banda y, en especial, de sus fans, esto no debería volver a pasar JAMÁS, ya que ahora es la credibilidad en la estabilidad emocional de sus miembros la que se ve enlodada, porque bueno, claramente ya no es “casualidad” ni “hecho aislado” la forma en que sus vocalistas son “desvinculadas”. ¿Correrá una suerte similar nuestra bella Floor Jansen si se queda en la banda de Tuomas Holopainen?

Vamos por parte. De partida, la magnífica Floor Jansen compone (y bastante bien), tiene su banda (Revamp) y un nombre merecidamente ganado en la escena metalera. Además, hace más menos un año que canceló la gira de su banda por un cuadro de stress/colapso nervioso y al parecer está recuperada, pero los problemas emocionales son de largo aliento. Todos estos son demasiados factores como para “sensatamente pensar” que sea proclamada “ahora ya” como la vocalista definitiva de Nightwish, sin que se vean mayores cambios. Si lo fuera prontamente, me sorprendería mucho, pero en el hipotético caso que ocurriera, ¿ven una relación profesional de largo plazo con el Sr. Holopainen? ¿Sí? ,¿no?, creo que esto no es lo más importante, si no cuál va a ser el futuro de la banda, no sólo musicalmente hablando, también como grupo humano.

Si se acuerdan de la verdadera “teleserie” que fue la desvinculación de la hermosa y talentosa Tarja Turunen el 2005, hubo eventos realmente dramáticos que marcaron historia, como la ya conocida carta abierta de Tuomas, la respuesta del esposo y manager de Tarja, la reacción de los fans, y la cobertura completa que se le dio en Finlandia, como noticia de interés nacional. Mención aparte merece la forma en que Tarja es “informada” de su despido, después de la performance del concierto, por lejos lo más “feo” que ocurrió en su momento. De hecho, independiente de tomar partido por “un lado u otro”, la carta de Tuomas se veía como sólida, y creo no equivocarme que muchos fans de Nightwish le creyeron más a él que a los descargos de Marcelo por Tarja (o se sintieron más cercanos a su visión de la crisis), pero, la gran mayoría desaprobó con fuerza la maquiavélica forma en que Turunen supo de su partida, eso no se debería hacer con nadie. Pero bueno, la vida siguió, y quizás ese evento “fue casi olvidado” por el tiempo, ya que Nightwish por un lado, y Tarja por otro, han tenido exitosas carreras, hasta ahora…

En efecto, la llegada de Anette a Nightwish es un evento único y exitoso en la historia de nuestro movimiento, tanto su llegada como partida son dignas de recuerdo. Respecto a la primera, ocurrida el 2007, obviamente causó un antes y un después en la banda, tal como Falaschi en Angra, Owens en Judas, o Deris en Helloween, pero, yo diría más marcado y profundo, rozando más cercanamente a la experiencia de Blaze Bayley en Maiden, porque el reemplazado y reemplazante implicaron posteriormente composiciones distintas en sus bandas, y problemas de performance en vivo. Dentro de eso, muchos ahora “ex fans” de Nightwish jamás le perdonaron a Holopainen colocar una persona que no daba con la potencia de Tarja en los temas de los primeros álbumes, cuando era todo tan operático. De hecho, hasta hace un par de semanas, aún se veían en Youtube alocuciones apasionadas sobre este evento (“Tarjistas” versus “Anettistas”), ¡siendo que la partida de Tarja fue hace ya siete años! Increíble. Sin embargo, sumando la cantidad de nuevos fans, las ventas y el reconocimiento mundial de los dos nuevos álbumes, junto con el apoyo de muchos antiguos fans a Anette, se veía todo bien, de lejos al menos. En lo personal, como seguidor de Nightwish, Anette me agradaba bastante, creo que algunos temas antiguos los cantaba dignamente en su estilo (Nemo por ejemplo), y los de ella tanto en estudio como en vivo estaban muy bien. Compartía algunas críticas sobre sus movimientos “algo pop” y detalles de vestimenta pero bueno, son temas menores, aunque viendo ahora a Floor, se debe reconocer que al menos en vivo, Nightwish se ve “más metal” con la holandesa. Ahora bien, el lado realmente débil de Anette pasó por algunos “eventos” asociados a su estabilidad emocional en algunos shows, en particular lo que aconteció el 2008 en Brazil, pero en fin, el tiempo ha pasado y si no estaban conformes con ella, ¿no había otra forma de comunicar que la banda ya no la quería?, ¿era como para despedirla durante una gira, y más aun, reemplazarla luego de saber que tenía un problema de salud mayor, no asociable a nada emocional?

Es éste el gran punto en cuestión, la lealtad. ¿Por qué estás leyendo esto?, es porque amas nuestra música y lo que representa, todos queremos que nuestras bandas sean exitosas y que nos sigan acompañando en nuestras vidas, por ende creo estar en lo correcto en afirmar que la gran mayoría de nosotros no tendríamos mayor problema en pedir tranquilamente la devolución de la entrada que pagamos por un show si sabemos que algún músico tiene un problema mayor de salud, la gira se cancela, y punto. Si hay grandes compromisos financieros, bueno, se conversará con los afectados (en este caso Anette) y luego se busca una salida en conjunto, pero esto que pasó ahora es muy “mala onda” por decirlo de cierta forma, y más aun con el antecedente de Tarja, queda la duda sobre cómo se manejan las cosas en Nightwish. ¿Es solamente un tema de no saber manejar los recursos humanos por parte de Tuomas?, ¿o Marco tiene incidencia? Emppu se ve más lejanos en las decisiones, pero quizás no. ¿Se va Marco luego de la gira?, ¿qué pasará con Nightwish? Le dejo la responsabilidad a todos los fans del mundo a que se acerquen a Tuomas y traten de estabilizar el tema, y pedirle por favor que explique algo más, porque independiente del fondo, la forma en que Tarja y Anette fueron desvinculadas de esta gran banda no es aceptable, no es de caballero, y no es ni siquiera profesional.

Quizás si Marco se va, junto a Floor Jansen nazca un nuevo Nightwish, ¿les gustaría o no? Recuerden que los importantes son ustedes, los fans, porque cada día alimentan en todo sentido a los músicos, y de seguro que los protagonistas los escucharán y accederán a sus requerimientos. Me preocupa que el genio de Tuomas Holopainen se pierda por no saber administrar recursos humanos, y que por su parte Tarja, Anette y Floor sigan sus carreras junto a nosotros hasta el fin de sus días y exitosamente, porque son mujeres muy talentosas y que han decidido libremente entrar a nuestra música, por ende les debemos gratitud y lealtad.

Las tres damas y el tecladista, gran historia, ojalá haya un buen final para todos.

Es maravilloso que aún haya algo de buena tradición en un mundo tan plástico y superficial. No solamente alimenta el espíritu, es siempre motivo de belleza, unidad y alegría. La tradición a la que me refiero en este caso son los Juegos Olímpicos y bueno, aunque a estas alturas de la historia de la humanidad Zeus y sus pares sean recordados por muy pocos (entre ellos, bandas nuestras como Virgin Steele y sus fans), su legado de esfuerzo y victoria perduran todavía como si fuera ayer cuando los mejores atletas de Grecia eran convocados en la ciudad de Olimpo, para luchar por la trascendencia y la gloria.

La tradición moderna de los Juegos Olímpicos se resucitó en 1896, en la gloriosa Atenas, y aunque la integralidad griega de antaño tiene poco que ver con los “bárbaros específicos” en que se han transformado los atletas actuales, el concepto de fiesta se mantiene intacto, a tal punto que cada ciudad anfitriona hace de este evento un momento único para dar a conocer lo mejor de la cultura de su país respectivo, y en el caso actual de Londres 2012, los ingleses exacerbaron al límite esta oportunidad en un arte en que siempre han sido maestros: la música.

Me imagino que como buenos fans del buen rock, durante la ceremonia inaugural se hicieron un rato para ver a la leyenda viviente más emblemática de la música popular del siglo XX, Sir Paul McCartney, y en la de clausura a los legendarios The Who, y por supuesto al gran guitarrista y astrofísico (¿lo sabían?) Dr. Brian May… momento notable de lo que va de este siglo XXI completo, pero, ¿y nosotros? sí, nosotros, nuestra música, nacida prácticamente en un 100% en la isla de Gran Bretaña, ¿fue representada aunque sea por un emblema?

Qué lástima, la respuesta es un rotundo no, nadie de Sabbath, Judas o siquiera un integrante de la NWOBHM fue lejanamente visto o invitado a alguna ceremonia de la cita máxima del deporte mundial. ¿Tenemos tanta mala imagen?, ¿o fue por razones “comerciales” que no estuvimos? No sé, es por lo menos curioso, parece que el concepto “enemies of metal” de Joey DeMaio no es ni exageración ni paranoia, sino algo real… la respuesta, creo yo, no es “imagen” (en Europa nuestra música no tiene la mala imagen de acá en Sudamérica), tampoco es “comercial” ni “masividad” (Iron Maiden lleva más gente en sus giras mundiales que todos los músicos que se presentaron en ambas ceremonias juntos, salvo McCartney), ni menos de “apoyo”, ya que la campaña de Facebook por llevar a Harris y CIA fue enorme y llegó a ser noticia hasta en el importante periódico The Journal. Peor aún, leyendo medios ingleses, ¡se dice que la organización invitó incluso hasta los Sex Pistols! Sin comentarios, la verdad me da lo mismo que ellos hayan negado la oportunidad, el tema es que claramente el asunto “imagen” no es excusa como para no haber invitado siquiera a un metalero.

Ver a Bruce entonando algunas estrofas ya sea con repertorio personal o de Maiden hubiera sido mucho más elegante y más británico que casi todo lo que se vio. Que lástima, que lástima, al parecer está claro que muchos quieren que no existamos, nunca nos regalan nada, pero bueno, para desgracia de ellos, pase lo que pase, siempre tendremos la bandera negra con espadas y calaveras bien arriba, donde nadie la alcance, solamente nosotros. Está claro que la Union Jack en manos de Bruce hubiera sido la mejor apertura o clausura de Londres 2012, para otra vez será.

Up the irons!

Muchos de los actualmente “sub 45” pero “sobre treinta y tantos” que visitan la página, de seguro  se acordarán de una combinación casi mágica de los ochenta: una bicicleta, un personal stereo con cassettera (de esos aparatos electrónicos que ya no existen, eran enormes y las pilas duraban a los más un par de días para un metalero) y un “cassette” de uno de los Keepers… con todos estos elementos podíamos cruzar Santiago entero sin darnos cuenta, éramos muy felices, realmente felices con ello. Pero como nada es para siempre, tampoco al parecer lo era esa banda espectacular llamada Helloween, la “culpable” de aquellas obras sublimes de arte. De repente, todo se fue a negro cuando llegaron los obscuros noventa.

Sin Internet, sin redes sociales, e incluso sin revistas especializadas en Heavy/Power Metal, las fuentes directas eran las personas que vendían música en las tiendas, y ante la pregunta «¿hay algo nuevo de Helloween, la respuesta era «¿Hello-qué?» o bien, “no hay nada nuevo”, “parece que se disolvieron”.

Qué terrible recordar esos tiempos cuando muchos pensábamos que el heavy se moría, que el grunge y MTV habían asesinado al rock de las espadas, calaveras y chaquetas de cuero, y que ya a nadie le interesaba que Maiden y Judas no tuvieran a Dickinson y Halford en sus filas, entre muchos otros fatídicos signos. Frente a ello era natural pensar que la gran banda alemana de los Keepers ya no iba más, nunca más.

Pero como ustedes obviamente saben no fue así, y para no repetir lo que publicamos en la banda del mes, creo que está claro que PBGA y Chamaleon no eran los Keepers, que la dupla Kiske – Weikath ya no carburaba más, y pese a que muchos de quienes nos declaramos “Kiskistas” (no sé si somos la mayoría) lo preferimos antes que a Deris, debido probablemente a esa inigualable performance vocal alcanzada en aquellos mágicos álbumes que dieron motivación a este sitio web, creo que fue para mejor que llegara Andi a la banda y así resucitara la vertiente metalera de Helloween con ese espectacular disco llamado Master of the Rings. Con ello la banda se dio un segundo aire y una segunda oportunidad, la cual dura hasta hoy y es muy buena. Nuestros respetos a ambos, Deris es un gran frontman, pero bueno, esta es una editorial para Kiske y como todos saben, algo importante pasará en estos días.

En efecto, en la historia de nuestras vidas, sabemos que algo no está completo, sí, sí. Algo falta para cerrar el ciclo “mágico” (como lo es el Power Metal) que comenzó a fines de los ochenta y que nos reúne a todos en este sitio web que ya tiene más de once años (toda una eternidad en Internet), y ese “signo” es la visita de la “voz keeper”, la de Eagle Fly Free, la de I Want Out y cómo no, la de I’m Alive a nuestras tierras, algo impensado hace solamente un par de años atrás.

¿Porqué debemos ir a verlo? Porque Michael Kiske es alguien muy especial para todos quienes amamos el Power Metal, ya que es como la leyenda urbana que todos en algún momento pensamos que jamás volvería al metal, pero lo hizo. Bueno, ¿por qué lo hizo? Quizás la respuesta no es exactamente lo que esperábamos, quizá el mismo tiene una forma de pensar que no nos agrada del todo, y probablemente si un blacker o fan del death leyó la entrevista que le hicimos recientemente dirá “este tipo no es metalero”, y hay algo de razón en todo ello, PERO solamente hay un Michael Kiske, y probablemente jamás nunca en la historia del metal ninguna banda edite dos pedazos de álbums como los Keepers, y si hay expresiones que sacan ambos trabajos son «¡pero que voz! ¡increíble, épico a ultranza!, etc., etc.». Ahora tenemos la gran oportunidad de escucharlo en vivo y no solamente eso, es increíble escuchar su voz ahora, 25 años después y notar que está igual. Qué gran vocalista que es y, como ya lo dijimos en la editorial anterior, Chile se ve premiado con tantos íconos que nos visitan. Y faltaba él, probablemente el “estándar” y “estandarte” de voz del Power Metal.

¿Vas a ir?, ¿te lo vas a perder? Solamente te puedo decir que quizás no haya otra opción de verlo en Chile y Kiske hay uno solo, y junto a Kai Hansen, de seguro que más de una emoción nos van a sacar.

Me emociona transmitir la sensación de absoluta fiesta que se vive en el Movistar Arena. Es la celebración más grande de la cual ha sido parte nuestra escena metalera, esa que se toma las cosas en serio, la que es de verdad, que escucha todo tipo de metal de corte independiente más allá de Metallica y Maiden, Megadeth o Slayer, ese que debe aguantar que sus conjuntos favoritos no vengan, o si lo hacen, deban actuar ante una audiencia cuya cantidad no le hace justicia al nombre que tienen en el medio.

A lo que quiero llegar es a la emoción que provoca el vivir la experiencia de miles y miles de fanáticos del metal unidos para hacer palmas con los temas de Annihilator, corear los clásicos de Accept con Udo en las voces, generar moshpits enloquecidos con los arranques de Testament y Anthrax… y todo en tranquilidad, alegría, jolgorio y celebración, sin ningún tipo de desorden, una armonía que estoy seguro todos los otros eventos envidiarían de sus multitudes, una descarga positiva que surge del entusiasmo de todos los seguidores, como un sueño del cual se tiene consciencia de estar viviendo y por eso uno lo cuida, sin dejar de pasar un momento más que genial y sin compromisos.

Tanto fuera como dentro del Movistar Arena, el The Metal Fest es la fiesta que desde siempre los metaleros en Chile merecieron vivir, con bandas insignes actuando ante un marco de público impensado si tuvieran que venir y tocar solas. Todo, a través de una frase que cliché y todo, ahora vale más que nunca: la unión hace la fuerza.

Era justo sentir alguna especie de «miedo» después de lo sucedido el fin de semana pasado en el Metal Open Air de Brasil, el evento hermano de The Metal Fest que, a causa de negligencias por parte de sus productores, terminó convirtiéndose en uno de los hitos más tristes en la historia del metal sudamericano. Sin embargo, todo temor en Santiago siempre mereció ser infundado, por más que varios hayan reclamado por el recinto cerrado o por la poca variedad de estilos, porque la organización hasta ahora ha sido impecable, y el comportamiento de los metaleros, ¡ejemplar!

Tanto orden hubo este día que nos acostumbramos a ver salir a los grupos a la hora EXACTA que decía la programación… la primera que se demoró fue Testament, sólo unos cuatro o cinco minutos, ¡y todo el mundo ya estaba impaciente preguntándose qué diablos pasaba que no aparecían! Qué decir del sonido… una banda que siempre estuvo más o menos en deuda con Chile en cuanto a ese aspecto era Obituary, que ahora sonó demasiado increíble, podrido como sólo ellos saben y poderoso, claro y estruendoso. Un lujo desde el comienzo.

Y en realidad, es difícil no sentirse como un niño ante la energía del festival, yendo de un lugar a otro para no perderse nada de nada. Afuera, las bandas chilenas muestran lo suyo en un escenario pocas veces visto para nuestra escena, regalando un sonido que amplificaba el performance de nuestros compatriotas. jamás había escuchado Caleuche con una potencia tal como hace unas horas, y el el show de Massakre… ¡su sonido fue absolutamente internacional y apabullante!, quizás como nunca habían sonado, entregando más fuerza, detalle, colorido y potencia.

¿Quién se habrá imaginado a Obituary tocando ante tres mil personas?, ¿o a U.D.O. regresando después de un año para cobrarse venganza ante un público y recinto digno de su nombre? ¿O simplemente ver a Annihilator, una banda que nadie tenía en su agenda anotado y que de pronto llega para robarse la película?

En fin, como Joey Belladonna diría al final del show de Anthrax, always worship music!!! Ese es el espíritu que encierra el The Metal Fest y creo que ya con sólo un día transcurrido, es algo que muchos compartimos.

Hoy día tendremos a los nuestros Blind Guardian levantando la bandera de la música que tanto nos apasiona, a Destruction volviendo a presentarse en un festival como lo hiciera el 2000 con The Haunted e Immortal, ¡y como lo merece! Veremos a sus hermanos de Kreator en una presentación exclusiva sólo para los chilenos, en la que nosotros podremos contarle al mundo cómo suena la versión 2012 del grupo de Mille Petrozza…

The Metal Fest tiene la responsabilidad de limpiar la imagen de América del Sur tras el desastre del Metal Open Air y hasta ahora todos los que participan de él están disfrutando al máximo colocando a Chile en el ojo de la escena, con un festival por el momento impecable, desde la organización hasta los grupos, pasando por supuesto por el público. Qué orgullo y deleite, sólo queda disfrutar…

Metaleros:

Probablemente no es algo que ustedes se hayan cuestionado aún, sobre todo si nacieron dentro o después de los noventa, pero haber visto en un mismo año a Judas Priest, Iron Maiden y Helloween en Chile como 2011, era hace algunas décadas atrás, no algo digamos imposible, sino que más bien un sueño… sí, un sueño, ya que cuando uno define un imposible es porque tiene ganas de hacer algo “que no se puede”, pero en este caso, muchos ni siquiera pensábamos en que una banda grande viniera, así que más que analizar el porqué no venían, simplemente uno estaba como “asumido” que éramos un país chico, sin importancia y muy lejos de todo.

En efecto, ¿se imaginan tener fotos de sus abuelos o padres en un recital de Los Beatles o de los Rolling Stones en Santiago de Chile hacia mediados de los sesenta?, ¿o de Sabbath en los setenta? Es más, uno se pregunta sensatamente si figurábamos en algo y la verdad es que no. Sudamérica era hasta entrados los setenta solamente Brasil y Argentina y de hecho, probablemente lo más grandioso que hicimos “hacia el mundo” como para decir que esta angosta franja de tierra existía, fue el mundial de fútbol de 1962… gracias a ese evento, y no es exageración, muchos europeos y americanos del norte recién nos conocieron.

Pero bueno, el mundo cambia y por diversos motivos esta angosta franja de tierra en muchos aspectos es un país que hace las cosas bien, que incluso es admirado internacionalmente en varios puntos. Naturalmente falta mucho sin embargo, sí, MUCHO, quizás “demasiado” para ser un país “socialmente” desarrollado si se analiza el cavernícola comportamiento de muchos de sus habitantes en la locomoción colectiva, los claros problemas de educación valórica -no puede ser que todo dé lo mismo-, la paupérrima ortografía, redacción y comprensión lectora de sus habitantes, los niveles de agresividad aberrantes que rayan en la estupidez al momento de usar comentarios en las redes sociales, y falta de compromiso y disciplina en el estudio y el trabajo. En fin, creo que estos índices “sociales” quizás no nos permitan nunca salir del subdesarrollo pero, como dije antes, por lo menos hay cosas en que Chile se destaca por hacerlas bien, y en lo que concierne a nuestra página y la música, por supuesto que se puede decir bastante, sobre todo en lo que concierne a shows en vivo y calidad de artistas que nos visitan. En esto estamos a un nivel casi de país del primer mundo.

No nombraré a estrellas connotadas de la música de otros estilos que nos han visitado, ya ustedes saben quiénes son, pero en cuanto a Rock y Heavy Metal, prácticamente “todos han venido”. Incluso es más, son los mismos artistas los que se maravillan y quieren volver una vez que han visto la increíble pasión que se vive durante un show por estos lares… si probablemente no eres chileno como muchos de los usuarios de PowerMetal.cl (aprovecho si es este el caso, de darte muchas gracias por tu preferencia y tu tiempo) y quieres saber lo que se dice de tu país acá, en general desde nuestros vecinos de Argentina hasta los lejanos amigos de México, tenemos claramente todos en común que somos muy apasionados, entusiastas y leales con nuestras bandas. Es un “trademark” de América Latina y los mismos músicos se encargan de afirmarlo en todas las entrevistas que dan por acá.

Ahora bien, volviendo a nuestro punto inicial y haciendo algo de historia al respecto, sería bueno recordar con cariño al primer artista “rockero” que abrió la oferta de shows en nuestro país, y que fue como la “cabeza de playa” de una industria que ahora es muy madura, me refiero al Sr. Rod Stewart, quien estuvo en Santiago el siete de marzo de 1989 (los grandes ochenta… qué gratos recuerdos), tocó 20 temas y encantó hasta la médula a las 70 mil personas que fueron. Sí, no me equivoqué con ningún 0, ¡¡¡fueron 70 mil!!!

Nobleza obliga en todo caso mencionar que antes de ello era el Festival de Viña del Mar quien nos traía rock del bueno en esos años. Cómo olvidar a Krokus y Nazareth en 1985 (ahora sería imposible, ¿no?), y en menor escala metálica pero más rockera a The Police, Opus, Europe, Eddie Money, Faith No More y algunos otros, pero en cuanto a shows independientes, “conciertos” propiamente tales, partieron con Stewart.

Durante los primeros años de los noventa, era Bon Jovi quien en pleno apogeo sacudía y consagraba a Chile como gran plaza, pero en cuanto a “metal”, la gran noticia de Maiden en Chile en 1992 era para comenzar otra historia, ¡era algo demasiado increíble! Lamentablemente no lo fue, nada de nada. Tendríamos que dar unas diez editoriales si nos pusiéramos a analizar las razones de la “no venida” de la doncella de hierro, pero sacando el lado positivo, creo que ese evento nos unió más a ellos y no creo exagerar en que Harris y compañía no mienten cuando dicen que Chile es realmente especial para la banda y que está entre sus top 3 de visitas, porque desde 1996 y hasta el 2011, todos los shows de Maiden han sido en extremo emotivos y vibrantes, notables… pero volviendo a nuestro breve recuento, fue Black Sabbath en realidad la primera banda de las grandes del Heavy Metal que nos visitó, por allá en el Monster of Rock de 1994, con Tony Martin de vocal, y el resto formación 100% original, destacando por supuesto al maestro Iommi. El público fue algo frío con ellos, pero no por ello dejaron de dar un tremendo show.

Por su parte Helloween nos visita por primera vez en 1998, Judas el 2005, y ya desde ese año que la vorágine ha sido increíble. De los “grandes” no falta ninguno, aunque por supuesto, hay bandas de culto que muchos quisiéramos ver por acá aunque sea en un lugar pequeño, como Virgin Steele…

De esta forma amigos, y avanzando en el tiempo, nos encontramos ahora en este más que especial 2012 con algo en cierta forma novedoso para Chile, no por el concepto de varias bandas, sino porque más que “Rock” son “Metal” y porque no es un Monster of Rock sino un The Metal Fest. Así es, en unos días más tendremos en Santiago una lejana pero válida forma de palpar lo que significa un Wacken… ¿Vas a ir?, ¿qué bandas más te hubiera gustado ver? Creemos que es bueno que este evento sea exitoso, así que la invitación que te hacemos es muy sincera y de buenas intenciones. El potencial éxito del The Metal Fest Santiago nos permitirá tener más festivales de metal en Chile, lo que sería una linda evolución de la breve historia que hemos presentado y que partió en el ya lejano 1989. Animémonos a estar presente el 28 y 29 en el Movistar Arena. ¿Cómo sabes si es el comienzo de nuestro Wacken?

Facebook oficial de The Metal Fest Santiago

Metaleros, es tiempo de hacer un análisis de lo que fue el 2011 y prepararnos para lo que se viene.

Durante el año pasado ocurrió algo muy importante para nosotros, cumplimos diez años de vida como sitio web, lo que es un gran logro en Internet, ya que si pensamos que el comercio electrónico nació en USA por allá a mediados de los noventa, y la masificación de la Web en Chile es de fines de los noventa, lo que llevamos al aire supera largamente el 50% del tiempo relevante de Internet  al menos en Chile. Ya el año pasado hicimos varias alusiones al tema y lo celebramos con Blind Guardian, Helloween y Stratovarius a través de shows inolvidable… ¡qué mejor! Nuevamente las gracias a todos quienes nos dan apoyo y visitas, y por supuesto de forma especial, a quienes nos siguen desde marzo del 2001.

Ahora bien, debemos destacar que la calidad y cantidad de bandas que nos visitaron el 2011 será algo único por mucho tiempo. Fueron tantas y de tan alta calidad que para ser breve y sensato es mejor resaltar en especial a dos de los grandes que nos visitaron: Maiden y Judas (algo que quizás nunca más se repita). Esto fue increíble y maravilloso, un gran logro de todos quienes han apoyado desde siempre al Heavy Metal, la corriente obviamente más importante del Metal (aunque a algunos más “extremos” se les olvide), en particular en los obscuros noventa, cuando el fin del movimiento se veía inminente…ya lo hemos hablado en otras editoriales. Luego vino el resurgimiento del Power Metal, el retorno de Bruce a Maiden y por supuesto la Walkyria Internet. Sin fans leales indudablemente las bandas no existen, así que lo que vivimos ahora es un logro de todos quienes nunca olvidamos al Heavy/Power, y ahora con emoción vemos que pese a todo, aún llevamos la bandera en alto… pero, no olvidar que somos muy pocos, demasiado pocos…

En efecto, como dice el dicho, nada es para siempre, así que si “queremos que lo que queremos” nos acompañe por el resto de nuestras vidas, tenemos que defenderlo y cuidarlo, y el entorno está cada vez peor… partamos de lo más general.

Amigos, qué duda cabe que estamos viviendo tiempos “especiales”. Sin tomar parte por los alarmistas que tienen una interpretación razonable pero a la vez cuestionable del calendario maya, ni menos por los relativistas que dicen que todo está bien y mejor que “nunca”, me inclino un poco a lo que el maestro Steve Harris plasmó en ese temazo llamado When the Wild Wind Blows. Es decir, creo que todo lo que estamos viviendo tiene un sesgo negativo, no para que el mundo se termine el 23/12/2012, pero sí como para sacar el pie del acelerador (en esta carrera vertiginosa que no nos lleva a ninguna parte) y hacer algo olvidado en estos odiosos tiempos… meditar…

Sin querer tocar temas extremadamente complejos en su debate como religión y política (asuntos interesantes al máximo, pero no para tratar en una editorial de PowerMetal.cl), creo necesario recordar que la música (área que nos convoca en esta página), como todo arte, tiene una fuerte raigambre social, y por lo mismo no se puede hablar de ella sin tocar en algo lo que las personas viven en su día a día. A ver…

¿Eres de los que algunas veces pone una radio cualquiera en el auto o en la locomoción colectiva, ya sea para escuchar noticias o bien para saber “qué se toca”? La verdad es que ese ejercicio lo he practicado varias veces y el resultado es por decir lo menos preocupante-pseudotrágico.

Sí, suena sensato pensar que toda generación afirma que “su música es la mejor”, y así como quizás has escuchado a tu abuelo hablar de sus preferencias y a tu papá también, ellos quizás tuvieron la misma discusión con sus antepasados… suena lógico, incluso salomónico, pero no es tan así. De hecho escudarse en que “cada generación tiene derecho a decir que su música es la mejor” es bastante básico, cobarde y por qué no, bastante mamón, hay que jugársela y analizar y así te darás cuenta que la música “mainstream popular” (excluyo a la “clásica” o docta por razones obvias, ya que es la mejor música) en estos días es una soberana basura… perdón por lo directo, pero soy de una generación que aprendió a no rendir pleitesía a lo “políticamente correcto” (PERO CON RESPETO a las personas, algo que obviamente se perdió y se puede apreciar en el día a día en diarios, locomoción colectiva, etc).

Cómo no olvidar esos gloriosos años ochenta cuando en las fiestas se tocaba Rock, pop del bueno (a estas alturas no tengo problemas en afirmar que Madonna, Michael Jackson, The Cure, A-HA, The Smiths, Roxette, etc. etc. son genios musicales ante cualquier bodrio actual), e incluso, sí, ¡incluso se tocaba Heavy Metal! Recuerdo perfectamente haber “bailado” 2 minutes to Midnight, Can I Play With Madness, Turbo Lover y varios otros temas sin problema alguno. Es más, sacando memoria, luego de ese invento “romanticón” llamado “lento” (léase bailar apretado una balada con una mina que te guste, con el objetivo máximo de sacarle un beso, ¡cómo han cambiado los tiempos!) en una circunstancia incluso escuchamos One de Metallica por allá en 1988…

Sí, quizás algunos me pueden decir que hago un análisis muy “anglo”, pero no es así, de hecho, debo recordar un movimiento llamado “Rock Latino” que, con todo respeto, barre con cualquier actual reggaetón, bachata, pachata (¿es así?) o cómo se llame eso, cumbia degenerada comercial (el folklore colombiano merece todo el respeto, pero no así la degeneración comercial que ha sufrido esta manifestación artística), etc., unido a un “pop” que tiene tanto talento como el Sr. José Mourinho tiene de humildad… ¿exageración? No amigos, por favor permítanme recordar solamente un nombre de ese movimiento latino para agachar la cabeza de pura admiración: Gustavo Cerati (un respetuoso saludo a su familia en estos duros momentos que vive). No es Heavy Metal, ni siquiera Hard Rock, pero por favor, su banda, Soda Stereo, junto a GIT, Los Enanos Verdes, Virus, Miguel Mateos, etc., etc., opacan con sombra de montaña a muchos de los pseudo artistas “mainstream” de hoy, quienes con tres notas (a veces dos acordes), melodía banal, letras repetitivas y profundamente vacías, pero con buen marketing, perforan la mente de muchas personas que caen prisioneros de la “matriz-veneno” del mundo actual, es decir, del puro vacío, del comprar por comprar, escuchar por escuchar, desechar los valores y creer en mentiras, etc., etc.

¿No es muy tendencioso y parcial el análisis? La verdad es que me motivé en esta editorial luego de ver decenas de comentarios en YouTube, colocados en videos de Rock ochentero y Heavy Metal escritos por muchachos de menos de 16 años que se lamentan de haber “nacido tarde” y no tener ahora buena música salvo lo que escarban de YouTube. Es lindo leer eso, parece que hay esperanzas aún.

Ok, pero, ¿y antes? Por favor, gracias a Internet uno puede averiguar mucho sobre la música mainstream de los sesenta y setenta y, claramente, los primeros tienen a Elvis, Los Beatles, Rolling Stones, etc., y los segundos tienen a la gloriosa onda disco que motivó la proliferación de las “discotheques”. Claramente como rockeros nos quedaríamos con los sesenta y está bien, fue una década brillante, ¿pero la mejor? Claro que podría ser, pero ese no es el punto, el tema es otro, el tema es plantearles a ustedes el debate que antes SÍ se hacía música pero ahora el “mainstream” es basura, y que no es cierto que toda generación puede decir que su música es la mejor, claramente ahora vivimos tiempos muy obscuros… citando a David DeFeis de Virgin Steele, mientras más pasa el tiempo entiendo el porqué él habla que su música es como un “bastión”, la gran mayoría del Heavy Metal lo es.

Frente a todo esto, más que nunca, pensemos en el recambio y las nuevas generaciones, algo que hablamos el año pasado, si tienes un primo o hermano o chico, o tu hijo, por favor, o sea, POR FAVOR, haz que escuche buena música, no necesariamente Heavy Metal, pero que sea BUENA. Doy un convencido que el arte es tan importante como la educación para formar personas (dime qué escuchas y te diré quién eres) así que si quieres que la música que tantos buenos momentos a tu vida perdure, tú también tienes mucho que hacer… aprovechemos los cambios que trae este 2012 para cuidar nuestro movimiento, ese es el gran desafío.

Finalmente, si fuiste capaz de leer y comprender estas líneas, independiente que estés de acuerdo a no, eres ya mejor que el promedio de personas que no entiende lo que lee. ¿Qué música crees que escuchan ellos? ¿Lo ves? El arte y la música son importantes, no sólo como entretención…

Hail and Kill!

Amigos:

El tiempo es una de las cosas más rígidas que en el día a día un ser humano enfrenta,  de forma inexorable y dictatorial nos marca momento a momento y nos acerca siempre un poco más a la muerte, la única certeza de nuestra vida, aunque parezca duro y paradójico a la vez. Sin embargo, a veces se le puede derrotar si uno cambia las reglas del juego, es decir, en vez de pensar que cada segundo uno se vuelve más viejo y pierde energía, se puede pensar que se tiene más distancia recorrida desde el nacimiento, y que pese a todos los problemas, uno sigue con su propio estandarte arriba y luchando contra los demonios de la mediocridad y la rutina, o sea, acumular victorias.

Es por eso que se tienen que celebrar los cumpleaños, los actos de heroísmo, y los aniversarios de hermandad como éste, porque sin duda alguna, sin duda alguna, y sin duda alguna(!), en estos 10 años de PowerMetal.cl hemos luchado contra la corriente en demasiadas veces, pero el resultado acá está, una cantidad más que increíble de visitas diarias pese a ser un portal vertical «ultra específico» y muy cercano a los valores que nos identifican, lo que a veces sea motivo de conflicto, pero tiene como premio que siguen los que tienen que seguir.

Hoy, en este día 9 de marzo 2011, cumplimos 10 años, y es la hora de agradecer tanto a nuestra bandas por la inspiración, como a todos ustedes por contribuir a que este bastión de Heavy/Power Metal esté más fuerte que nunca, a veces las palabras son opacadas por la realidad, y ese es nuestro caso como metaleros, no es mentira cuando decimos que el Metal no morirá jamás, porque ¡¡ES ASÍ!! si ello fuera mentira, proyectos como éste no durarían más que algunos meses …pero algo tiene nuestra música que la hace tan potente como nuestra voluntad de seguir y seguir… y al parecer, la mayoría de quienes leen estas líneas así lo sienten, sino, hace tiempo habrían elegido la ruta fácil y la masa,  al vacío, la música vacía, pero no, están acá, y si nos proyectamos bien, ojalá haya un 9 de marzo 2021 para decir que cumplimos 20 años, de todos nosotros depende… por lo tanto ¿porqué no? (!)

To the Metal!!!!

PowerMetal.cl

Editorial 2010

¿Somos leyenda? ¿Lo seremos pronto? Me refiero al “nosotros” amplio que nos convoca en esta página, ese de sentirse “Heavy/power Metal”; la pregunta fue inspirada por “Soy Leyenda”, esa interesante (no sé si “gran”) película basada en la novela de Richard Matheson y protagonizada por Will Smith, quien representa al Dr. Robert Neville, Teniente Coronel del ejército de EUA, quien queda “casi solo” en este mundo luchando contra una “humanidad infectada” por el hipotético “virus K” que dejaba a los seres humanos literalmente como bestias. La alegoría (¿metáfora?) es clara y fuerte, pero para no ser algo ofensivo no quiero decir que es exactamente lo que musicalmente nos pasa, aunque ciertamente es “parecido”, ya que entre medio de tanta música “basura” o al menos “altamente cuestionable” (hip hop, reggaeton, sound, “aggro” y un “pop” con una calidad cercana al excremento de perro) sinceramente estamos “casi” como el personaje de Will Smith, SOLOS. ¿Cuántos ciudadanos comunes y corrientes se compran un disco (o MP3 al menos) de buen Jazz, de música docta (“clásica”), lírica, o de Rock? Las cifras son absolutamente deprimentes. ¿De quién es la culpa? La verdad es que esa pregunta es muy importante, ideal para discutirla en el foro.

Ahora bien, como medio especializado y con responsabilidad en la difusión del Metal, creo que es mejor centralizar las fuerzas en otra pregunta, una que nos lleve a la posibilidad de hacer acciones para hacer un cambio, hacer un real aporte, esa pregunta es: ¿Cómo revertimos esta situación? Incluso podríamos proyectarla a “¿cómo hacer que nuestro movimiento perdure fuerte y sano?” He llamado a esta editorial, “Editorial de Editoriales” porque creo que estamos en un momento crucial y preciso para sacar “la voz de la esencia” de PowerMetal.cl y además explicar algunos conceptos muy importantes del porqué de esta sección de contenidos.

Bien, vamos por partes, hablemos primero sobre nuestra “soledad” dentro de un mundo en que cada vez se pierde más la buena música. Como saben, en nuestro “rancho Heavy/Power Metal” hay muchas cosas por hacer al respecto, y si tratamos de elaborar un diagnóstico, este año 2010 dio-024nos ha dado señales más que claras y fuertes que debemos analizar y asimilar. La primera señal fue algo muy, pero muy triste y doloroso. Me imagino que ya saben qué es… Se nos fue para siempre un Maestro, uno de esos irreemplazables: se nos fue Ronnie James Dio. Qué pena, escribiendo estas líneas ya me estoy emocionando. ¿Por qué? Tenías mucho que dar aún Ronnie, no sabes cómo te echamos de menos. Bueno, todos nuestros respetos los dejamos en la editorial “Con el estandarte a media asta”, no hay mucho más que agregar. La segunda señal a comentar es de sólo algunos días atrás y que nos dejó a muchos muy preocupados: se nos va Judas Priest (!). Es decir, no han dicho que “se separan”, pero sí que van a hacer una última gira (señal del comienzo de la despedida), y bueno, es algo lógico y normal, son metaleros de alrededor de 60 años ya… ¿Qué edad tiene tu papá? Haciendo ese simple ejercicio uno se da cuenta que ¡no se les puede pedir más! Claro, a veces creemos que son inmortales, pero no lo son amigos. No lo son, sin el maestro Dio y sin Judas en las pistas es como si las fuerzas de las tinieblas nos dieran sendos espolonazos a dos de nuestras tres naves madre (Heaven and Hell -ó Black Sabath de Tonny Iommi-, Judas Priest, Iron Maiden). ¿Y qué podemos hacer?

Antes de algunas propuestas concretas, respecto a la tercera banda mencionada: ¡disfrutar como nunca antes a la Doncella de Hierro! Desde la arista editorial que presento, espero que quede claro que sus dos últimos trabajos “A Matter of Life and Death” y “The Final Frontier” son un verdadero regalo y que deben ser analizados con otra perspectiva. Apuesto a que esos mismos que les tiraron tanta basura y críticas quizás sean los que más lloren cuando el maestro Harris diga que van a bajar la cortina para siempre… Ojalá nunca pase, pero va a pasar, metaleros. Y dada la edad de Steve y Cia., ¿nos quedan 7, 10, 15 o 20 años más de Iron Maiden? No lo sé. Pero lo que sí sé, y estoy cierto de eso, es que el diagnóstico global es que gracias a la Internet, la “Walkiria del Heavy Metal”, nos hemos unido mucho (fans y bandas) en estos años 2000. Pero el movimiento depende mucho aun de sus grandes estandartes, y ellos ya están envejeciendo a un límite cerca del retiro, sin ellos en las pistas, ¿qué vendrá? Por otra parte, casi tan importante como lo anterior, ¿hay nuevos fans en una cantidad suficiente para que en 25 años más “no seamos leyenda”?

gammaray10-13Lo anterior fue mencionado pensando en el Heavy Metal, hablando ahora del “hijo pródigo”, el que le da el nombre a la página, nuestro “Power Metal”, como lo dijimos en la editorial «Ghost Division in the Middle East y Algo Importante Sobre el Metal» es lamentable que algunos que se dicen parte del movimiento e incluso a veces nos visitan dediquen tiempo y esfuerzo en “darlo por muerto” más que en apoyarlo. La verdad es que NO está muerto, para nada. Las visitas de Rhapsody a Santiago y Avantasia a Buenos Aires algunos días atrás dicen todo lo contrario, y los baluartes como Helloween y Gamma Ray están sacando buenos trabajos, lo que sumado a un tema de edad, podrían tener más años de cuerda que los grandes del Heavy. Sin embargo, la pregunta sobre los fans es similar/equivalente a la anterior del Heavy… ¿Cómo va el recambio generacional?

Ya habiendo discutido el diagnóstico, siendo el creador y director de uno de los medios especializados más exitosos de habla hispana (comentario aparte, el “conocimiento de la marca” PowerMetal.cl en el show de Avantasia en Argentina nos dejó más que impresionados. Ya le daremos un saludo a nuestros hermanos trasandinos), logro debido a muchos de ustedes que están leyendo estas líneas,  me siento con la responsabilidad de hacer un llamado a concretar algunas acciones que todos debemos hacer AHORA, quizás nunca antes una editorial tuvo más sentido que ésta:

– Este año 2011 se nos viene muy recargado en shows, TRATEMOS DE IR A TODOS, pero en particular, si hay problemas de bolsillo, ¡PRIORICEMOS A LAS LEYENDAS! (En la compra de discos, a las “promesas” o a las “menos consagradas”, ya lo hablaremos). Todas las grandes bandas de más de 30 años de carrera se merecen nuestros aplausos y un grandioso broche de oro a su existir.  Podría darse algo increíble este año, y es tener a las tres grandes bandas del Heavy Metal (en el caso de Black Sabbath, por lo menos su primer vocalista) ¡Así es! Aunque en lo personal (y creo que en esto soy parte de la mayoría) prefiero mucho, mucho más el Black Sabbath de DIO que el del Ozzy, éste último nos visitará nuevamente en Marzo y sinceramente no habrá muchas opciones futuras de verlo, si es que es la última. Por otra parte, nuevamente tendremos a Iron Maiden en abril y por vez primera (no solamente para ellos sino para el Heavy Metal), tocarán en el Estadio Nacional. Además, obviamente en base a la reciente noticia, esperamos que Judas Priest nos visite también (!) con esto tendríamos un 2011 absolutamente inolvidable y único, nunca jamás se repetirá. Ojalá el destino nos diera la posibilidad de ver nuevamente en los escenarios al “maestro de maestros” Tony Iommy (pocos pueden merecer este título, es el creador del sonido Heavy Metal) para dar un póstumo homenaje a Dio, y si fuera este año 2011 no podríamos pedir más. Pero se ve difícil. ¿Con quién de vocalista? Quizás Tony Martin sería la mejor opción. En fin, el tema es que si se da la chance, será una obligación el estar ahí.

Creo que el mensaje ya está claro, es cierto que todas las billeteras sufrirán, y en eso ojalá las productoras nos entiendan y definan precios accesibles, pero les aseguro que el recuerdo de haberlos vistos a todos, en unos años más, será como un premio para llevárselo a la tumba, una hazaña para contárselas a nuestros nietos, quienes ojalá tengan algo de música en sus tiempos, ya que así como va todo, si no hacemos algo, lo dudo. Por nuestra parte, como medio especializado triplicaremos los esfuerzos en tratar de regalar más entradas a nuestros visitantes leales.

Afiche: Iron Maiden en Chile (10-04-2011)– Otra acción importante que podemos hacer es apoyar a las bandas “no tan grandes” o a las promesas, comprando sus discos o MP3. Muchas veces se ha discutido a través de los comentarios de noticias que es muy distinto no comprarle un disco a Blaze Bayley que a Maiden… Sí, es una costumbre común en estos tiempos “bajar” álbumes, pero el concepto correcto de fondo es que en algún momento, la música que es de tu agrado la debes comprar, y para algunas bandas, este ingreso que les damos les permite vivir apenas dignamente. Si no lo hacemos, simplemente no tendremos más bandas 100% profesionales en un mediano plazo, piensa en ello…

– Finalmente en cuanto a acciones a hacer: una muy estratégica, quizás la más importante. ¿Tienes un hermano menor, primo, o quizás tu mismo hijo que ves que le podría gustar el metal? ¿Sí?, ¡entonces qué esperas! Antes que sea tarde y sea “consumido” por el lado obscuro de la música-basura es tu deber el salvar su espíritu y que sea uno de los nuestros, si se va al jazz o música clásica bueno, igual harás una buena acción, pero si es de los nuestros ¡mejor!  Metaleros de todas las edades son siempre bienvenidos en PowerMetal.cl.

Pasando ahora a la segunda parte y final de esta editorial especial, es tiempo de  recordar-explicar que todas las editoriales anteriores han tenido como misión ser la voz de la página en diversos temas, teniendo siempre como eje de fondo la consolidación y proyección de nuestro movimiento. De hecho es central que sepan que es por eso que existe PowerMetal.cl (cuando nació el 9 de Marzo del 2001 esa era su principal, misión, y lo sigue siendo ahora, a fines de diciembre 2010). Y debido al momento especial en que estamos, creo importante recordar que existimos para ser un aporte a que todas las corrientes cercanas al Heavy Metal perduren. Si me permiten una breve referencia personal, quienes tenemos a la música (en particular al Metal) como algo central en nuestras vidas, como algo que sabemos que es “mucho más que arte”, tremendamente difícil es asumir que una buena rof10_rof-10banda se separe o que peor aún, que el movimiento se muera… Así me pasó a mediados de los 90’s cuando aún sin una internet masiva, nada se sabía de Helloween (¿Se iba a perder ese increíble vocalista llamado Michael Kiske?); Iron Maiden estaba sin Bruce (respeto mucho a Blaze, pero en vivo junto a Maiden era un desastre en algunos temas); Judas Priest estaba sin Rob Halford, y en general a nadie le interesaba esa espectacular música llamada “Heavy Metal”. Si incluso recuerdo que a fines de los 80’s cuando me compré recién llegado a Santiago el «Seventh Son of a Seventh Son”, el vendedor de “cassettes” los conocía perfectamente, en cambio, cuando me compré en los 90’s el CD “The X Factor” nadie de los que me atendió en la tienda a la que fui conocía a una “tal banda llamada Iron Maiden”, yo solo tuve que buscar el álbum…. ufff, que tristeza tenía, sinceramente pensaba que el Heavy Metal se moría y que ya estaba pasando a ser cosa de antropólogos. ¿Pero qué podía hacer? Simplemente esperar, esperar a que “algo pasara” y menos mal que así fue, gracias a todos los Dioses del Metal, vimos cómo Hammer Fall, Rhapsody, Blind Guardian, Nightwish, Stratovarius, Labyrinth y tantas otras bandas jóvenes de la época aguantaron los obscuros 90’s para ofrecer-proyectar un gran futuro a comienzos del 2000, año en que humildemente quise hacer un aporte a través de un joven medio llamado “internet”, registrando un dominio que aportara a que nunca más el Heavy/Power estuviera al borde de la extinción.

Ahora bien, ¿cuál fue el gatillante final para crear PowerMetal.cl? Fue la vuelta de Bruce a Iron Maiden, una de mis dos bandas favoritas, simplemente vi en eso una “señal” que “volvíamos con todo” y que era EL momento de concretar el proyecto que tenía, pero de verdad jamás me imaginé que el Heavy/Power pudiera llegar a resplandecer tanto como lo ha hecho en estos 10 años, y menos que esta página fuera tan importante como lo es ahora.  Muchas gracias de verdad a todos quienes han hecho críticas constructivas, nos han permanentemente visitado, y han visto cómo pasamos de la Web 1.0 a la Web 2.0, y por supuesto: un reconocimiento al MetalTeam, todos ellos metaleros anónimos como ustedes, que a lo largo de esta hermosa trayectoria han luchado junto a todo el movimiento para aportar en lo que se pueda a este hermoso presente, el que sin duda, como dijimos anteriormente, debemos cuidar.

En este 2010 hubo un hecho  muy importante con respecto a lo que nos pasó el 2005 y creo necesario explicar en esta editorial… así es, quienes nos conocen desde el 9 de Marzo del 2001 y tienen buena memoria saben que hubo un tiempo en que bajamos el telón como página ManowarWeb (Marzo 2005-Junio 2006), las razones de fondo son suficientemente desagradables como para no querer recordarlas, pero así como recién comenté que el “gatillante final” para crear esta página fue Iron Maiden. El “aventón” final para decidir volver en el 2006 se lo debo realmente a mi otra banda favorita, Manowar. Y es importante mencionarlo, porque así como hemos hablado de Heavy y de Power Metal, hay otra corriente que la hemos destacado bastante como línea editorial,  el “True Metal”. Desde que lo conocí me sentí muy identificado, casi con el deber de difundirlo, pero pese a entenderlo hace muchos años, realmente lo “apliqué” en Febrero del 2006 ¡y cómo dio resultados! ¿Por qué? Bueno, si me permiten una segunda y última referencia personal, creo que lo van a comprender bien, y de verdad que es algo importante… Me encontraba terminando un postgrado en Tulane University, en la hermosa y ya mítica ciudad de New Orleans en Estados Unidos (¡el destino quiso que fuera ésa y no otra!),  cuando en uno de los ratos libres salí con unos amigos al “barrio del carrete” (French quarter) y me quedé “pegado” al ver a dos músicos de color: un guitarrista y un contrabajista, haciendo música, tocando con una pasión INCREÍBLE su “Blues puro a lo BB King”.   La verdad es que jamás me ha gustado mucho ni el Blues ni el Jazz puro, pero algo había en los músicos callejeros de la mítica New Orleans (la ciudad donde dice la leyenda, nació el Blues, influencia directa posterior del Rock & Roll) que era imposible no escucharlos. Qué respeto me merecen músicos como ellos que tocan con tanto sentimiento en cualquier parte, sea la calle o un escenario…

Bueno, el tema es que luego de un rato, (¡¡no sé cuántos minutos pasaron!!) hacen un alto y entendimos que era el momento de dejarles algunos dólares. Y nunca me voy a olvidar que el guitarrista, que estaba recogiendo el dinero nos dijo “muchas gracias”.  Yo ya empezaba a retirarme y pensaba que era el agradecimiento por el dinero que dejamos,  pero dirigiéndose a mí y mi otro compañero (el resto se había aburrido ya, y fuimos pocos los que nos quedamos a escuchar todo el show) nos dijo “muchas gracias por apreciar nuestra música”… Lo dijo con mucha emoción, quizás porque había retornado hace poco a su querida ciudad natal (estuve en febrero 2006, algunos meses después del huracán “Katrina”) y los sentimientos estaban más en la piel, pero esa frase tan simple tuvo un eco muy importante en mí, porque todos esos meses sin PowerMetal.cl no fueron fáciles, y realmente siempre supe que la música debía ser parte de mi vida, de esa forma al llegar a mi pieza y conectarme a internet hice lo que no hacía en meses, navegar y visitar los sitios web de mis bandas favoritas, y cuando llego al de Manowar (versión febrero 2006) re-leo lo que era para ellos “True Metal” (algo así como el sentimiento que despierta el Metal en ser una persona que no se rinde jamás, que nunca da nada por perdido y que “lucha” por sus ideales, un  guerrero, lo que implica que el fondo de esta música debe ser siempre épico).  Y en ese mismo segundo la decisión fue tomada: si me sentía realmente “True Metal”, el proyecto PowerMetal.cl debía renacer como el Ave Fénix y lo antes posible, pese a todo y contra todo.

Es por ello que Manowar es muy importante para mí, independiente de algunas frases polémicas de Joey DeMaio, que es a veces muy similar a la forma de expresarse de Eduardo Guillermo Bonvallet (para nuestros amigos extranjeros, un comentarista deportivo chileno de esos que hay que escuchar, pueden verlo en YouTube). El hecho de haberlos tenido en Chile (evento que la verdad jamás imaginé que pasara) fue para mí un hito realmente “in-creíble”; en efecto, por costos y eventual cantidad de seguidores era “económicamente muy, muy difícil” que una productora seria los trajera, pero a veces lo impensado pasa, y así fue no más. Bueno, ya que contamos este segundo secreto de ‘La Power’ (como cariñosamente la llamamos), es el momento preciso para cumplir la promesa que hice en el dt-chile-2010-26mismo Live Review de Manowar, y en la editorial de despedida de Dio. Lo primero, de su importancia para la página ya leímos, pero además hay que mencionar que ese Live Review que escribí, fue en los términos “True Metal”, de hecho solamente por la intro se puede inferir que era muy para los fans. Bueno, como es en general nuestro estilo en la página, cada integrante del MetalTeam hace los reviews de sus bandas favoritas. Quizás periodísticamente no sea lo más “políticamente correcto”, pero así como lo explicamos en la editorial «True Metal, True Music, True Life», si uno se pone “objetivo-criticón” TODO el Heavy Metal sería para ponerle un 2 o un 3 de 10.  Lo que importa es TU SENTIMIENTO hacia la música (y como sabemos que eres inteligente, ese sentimiento siempre va a estar bien orientado…). Y para eso es que existe PowerMetal.cl, es por esa razón que como fan True Metal, Manowar en Chile era como para llamarlo el concierto del año, solamente habría sido comparable con Virgin Steele (quienes visitaron a nuestros hermanos argentinos en junio pero no estuvieron ni cerca de llegar a Chile (!)).

Con esto quiero cerrar un poco la eventual “polémica” frase del Live Review por mencionar que era el mejor show, muchos quizás aún no lo entiendan “dentro del concepto True Metal”, pero ojalá que con las palabras vertidas en esta editorial se entienda la perspectiva bajo la cual fueron creadas. Me interesa que quienes son seguidores del True Metal sepan que en esta página tendrán siempre su hogar. Cuando en el 2002 hicimos una encuesta sobre ¿cómo conociste a Manowar?, el 30% dijo que gracias a PowerMetal.cl, lo que fue una gran alegría personal. Ojalá esa cifra crezca en el tiempo y que se VALORE de verdad que estas bandas nos visiten, si alguna vez llega a Santiago Virgin Steele, también será en cuasi condición de milagro, y de antemano aviso otro review “subjetivo”, pero inteligentemente intencionado, como ha sido, es y seguirá siendo nuestro estilo, hecho por lo demás que nos distingue de todos los otros medios.

Pero bueno, ¿cuál fue entonces el mejor show de Metal 2010? Si hablamos de Power Metal, por lo menos en Chile… ¿Rhapsody? Si incluimos a Argentina… ¿Avantasia? Y si es solamente Heavy Metal, ¿Halford?  Bueno y ¿Megadeth, Dream Theater, Rush, etc, etc, etc? Haremos una encuesta para que ustedes decidan, pero la verdad es que todo siempre es tan subjetivo y dependiente de los límites que uno quiera colocar, que lo que realmente interesa es que uno vibre y haga perdurar la música que le apasiona, esto es arte, el mejor arte, y como tal, siempre será subjetivo.

Despido esta extensa pero importante editorial dando un afectuoso saludo a todos nuestros visitantes, pero en especial a nuestros hermanos argentinos, quienes nos trataron “demasiado bien” en nuestra visita a Buenos Aires para el show de Avantasia, algo inolvidable, muchas gracias. Y aprovechando esta ocasión, hagamos también extensivo estos buenos deseos para todo el mundo hispanoparlante que nos visita de lugares tan distantes como Cataluña, Asturias y el país Vasco desde España, y desde toda América del Norte, en especial México: ¡que tengan todos un excelente 2011! Y no se olviden jamás que es responsabilidad de todos nosotros hacer que nuestra música perdure, para eso existe PowerMetal.cl, para eso hemos trabajado en estos “First Ten Years…” ¿Habrá más? Depende de ustedes…

¡¡¡Hail and Kill!!!

Hermanos de sangre en el metal, esta editorial del mes de mayo 2010 iba a ser alusiva a la más que sorpresiva visita de Manowar a Chile (uno de los grupos «estandarte» de PowerMetal.cl) pero ya publicado el live review de aquella épica jornada del 14 de mayo, y estando mentalmente preparado para redactar la más «guerrera» de las editoriales, los vientos del destino nos empujaron a las costas de la tristeza, quedará para junio la editorial de agradecimiento a la gran banda estadounidense que marcó el retorno de la página el 2006, para que hablemos de este más que fatídico proceso que estamos viviendo, amigos, ayer doming 16 de mayo se nos fue un maestro, perdón, un MAESTRO, se nos fue Ronnie James Dio, así de fuerte y de inesperado, la gran voz de Rainbow, Black Sabbath, Heaven and Hell y de su grupo Dio….qué pena y qué dolor, yo creo que muchos de ustedes han sentido diversas muertes de grandes músicos del Rock y de diversos estilos del metal, pero estoy casi seguro que la muerte de este GRAN vocalista ha sido la que más les llegó y emocionó hasta las lágrimas…

Hace solamente 12 meses que tuvimos a Heaven and Hell en Santiago, con Dio a sus 67 años cantando como si tuviera 30, sólido, no esquivando ningún tono alto sacando aplausos y respeto del público, creíamos que era inmortal, y cómo no, si quienes ya tenemos más de 35 lo veíamos desde niños en las revistas especializadas de los 80’s, pero una voz angustiante de alarma nos dijo que nuestros grandes Maestros no son eternos, el aviso de su cáncer en noviembre 2009 fue un golpe bajo a todos nosotros…pero aún creíamos que podía mejorar, que lo íbamos a tener de vuelta, que su pequeña estatura en el escenario pero gigantezco talente metalero nos haría vibrar de nuevo, como lo hacía desde que el mismo Metal nació como estilo de música en los 70’s, sí, SÍ CÓMO NO SE IBA A MEJORAR!, ¡CÓMO NO SE IBA A MEJORAR! pero no, maldita sea, son las reglas de este mundo, nadie es inmortal, todos algún día debemos saltar a ese precipicio sin fondo que se llama muerte y en este caso, el mundo del Heavy Metal fue el que sufrió…es un golpe muy duro, es el primero de los grandes estandartes que se nos va (así es amigos, nuestros grandes maestros no tienen 20 ni 30, todos están sobre los 50 años, debemos prepararnos y hacer un movimiento unido y fuerte para que nuestro estilo de música y de vida traspase a las nuevas generaciones), quisiéramos que no fuera a sí pero es así, Ronnie, cualquier palabra hacia tí es poca comparado a todo lo que nos diste, EL HEAVY METAL NO HUBIERA SIDO LO MISMO SIN TÍ, BLACK SABBATH, GRUPO ANCLA DEL ESTILO NO HUBIERA SIDO LO MISMO SIN TI, POR ESO NO SOLAMENTE TE DAMOS GRACIAS, TE APLAUDIREMOS ETERNAMENTE HASTA QUE EN ESA CAÍDA AL PRECIPICIO DE LA MUERTE SIENTAS NUESTRO RECONOCIMIENTO Y ADMIRACIÓN Y LOGRES VOLAR A LA VIDA ETERNA. GRACIAS POR TU MÚSICA, GRACIAS POR TU VOZ, TU SENCILLEZ, TU TALENTO Y POR HABER SIDO UNO DE NOSOTROS, FUISTE DE LOS MÁS GRANDES ENTRE LOS GRANDES, TANTO ES ASÍ, QUE TÚ NOS ENSEÑASTE EL SÍMBOLO METALERO QUE HACEMOS CON NUESTRAS MANOS…

HASTA SIEMPRE RONNIE, HASTA SIEMPRE MAESTRO, GRACIAS POR SIEMPRE, POR SIEMPRE…

Ronnie James Dio

PD: además de este saludo editorial haremos un especial de Ronnie James Dio, donde tendremos reviews y datos de su gran biografía

El sitio Web PowerMetal.cl nace el 9 de marzo del año 2001 con un claro y acotado objetivo: aportar desde la naciente Internet (en ese año la walkiria del metal era tan joven!) con un portal vertical de contenidos asociados al heavy metal y su “hijo melódico” Power Metal, que hiciera presencia colectiva para evitar la casi muerte del estilo en los obscuros y olvidables años 90 (lejos la peor década musical del siglo XX).

Amigos, metaleros, hermanos de sangre en el metal….son tantas las vivencias, los hechos mágicos, las anécdotas, las batallas, los conciertos, los discos escuchados y los sucesos que han pasado en estos ya casi 9 años en la web (qué increíble, 9 años!!!) que es difícil tratar de sintetizar ideas a modo de recuento…solamente a nombre de todo el metal team siento el deber de agradecerles dedicadamente a cada uno ustedes por este logro, esta victoria (son MUY POCOS los portales web verticales que viven más de 5 años), en particular a los muchos que nos siguen desde nuestro debut con el Live Review de Hammer Fall en marzo 2001 (¿aún lo recuerdan?); un portal como éste se debe 100% a sus fans-visitantes, sin ustedes esto no existiría hasta hoy. Qué duda cabe que gracias a ello tenemos un nombre bien ganado en absolutamente TODOS los países hispanoparlantes, (y en algunos de habla inglesa también). Además, cómo no mencionar que hay un concepto, una forma de hacer las cosas que siempre nos ha caracterizado y que como principio JAMÁS transaremos: nuestra pasión por el buen heavy metal, sabemos que ese sello inconfundible es lo que hace que vuelvan y crezcan/envejezcan con nosotros… uno de los secretos de nuestro movimiento, que esta música se lleva en la sangre, y no nos abandona jamás (si eres un metalero “nuevo”, bienvenido a esta hermandad que te acompañará siempre, tendrás en PowerMetal.cl el mejor lugar para interactuar, bienvenido!) .

¿Qué ha hecho PowerMetal.cl por el metal? lo mismo que hacen ustedes por el metal, que bueno, es lo más importante para el músico: apoyar, apoyar y apoyar, en las buenas y en las malas, cuando el resto del mundo nos alaba por nuestras glorias como Maiden y Judas, o cuando nos acusan de estupideces dignas de ignorar, eso es lo que hacemos, pero claro, desde un concepto que para el año 2001 NINGÚN otro medio hacía y es muy importante recordar (ahora sobre todo, en estos tiempos que todo se olvida): tener una línea editorial de apoyo a los músicos y al movimiento, JAMÁS, repito JAMÁS nos hemos catalogado como “críticos” ni menos como “consejeros” de los músicos, este es un sitio web de fans que vibra con cada buen tema de heavy y que desde siempre respetó y destacó al metalero como alguien sobre el promedio, de hecho, es mi deber recalcar lo siguiente: PowerMetal.cl fue el primer medio en crear un equipo “grande” (en número) de colaboradores editoriales ABSOLUTAMENTE desconocidos, pero claro, con el nombre de su banda “tatuado en su espíritu”, muchos de ellos siguen hasta el día de hoy, y es parte de nuestra cultura, nuestra forma de hacer las cosas: dar tribuna a todos para dar opinión.

En esta misma línea, cómo no olvidar que fuimos también los primeros en “abrir” las noticias para que todos los internautas visitantes pudieran comentar….(¿ que cuándo lo hicimos? ya teníamos esa funcionalidad en el año 2002!!, mucho antes que incluso todos los portales horizontales como La Tercera)

Además, también es importante, la verdad MUY importante recordar que nuestro clásico estilo de escribir a lo “honor and pride in your face”, en primera persona (TRUE METAL TOTAL!),   y con FULL emoción entremedio, es también algo de este sitio web (aspecto muy valorado desde el extranjero, en particular de los metaleros españoles)…por otra parte el estilo de describir/comentar los live reviews y cd reviews es también un “PowerMetal.cl” trademark, incluyendo cómo no, nuestro estilo de lenguaje que para muchos en un comienzo era “rebuscado”, “cuico”, no acorde al estilo y bla bla, pero que al final triunfó luego de estos 9 años ¿cuál es la clave? siempre he tenido en mente, y lo sigo afirmando, que el verdadero metalero es un tipo culto e inteligente, que le importan las letras y la buena música, y que independiente de la gran debilidad compartimos (¿cuál creen? jaja, las mujeres! -bueno, sexo opuesto en respeto a las metaleras que están leyendo!-), es alguien definitivamente, SOBRE el promedio.

De esta forma, no podíamos ser menos y teníamos claro que un rediseño, una nueva cara, una nueva Web era algo que le debíamos a nuestro público desde hace algún tiempo, pero no era fácil de plasmar, no era fácil de concebir, porque en estos tiempos de la Web 2.0, es cada vez más difícil innovar, sin embargo como siempre nos hemos presionado en ello, hemos finalmente lanzado una nueva página acorde a los tiempos de hoy, con presencia en todos los webs emblemáticos de la interacción (Twitter, Facebook, MySpace, etc) y junto a una serie de ideas nuevas que en el tiempo ya verán…todo esto junto al renacimiento muy pronto de la veterana WarriorMetal.com en una versión en español, y la novedad de MTtroopers, que definitivamente los sorprenderá antes de fin de año; así es  amigos, MetalTrilogy versión 2010 se rearma más potente que nunca. La primera etapa de esta full renovación fue este rediseño, que realmente ES una victoria de todos nosotros, 9 años de vida en Internet SON una victoria, de la cual todos ustedes son parte!

Amigos, esperamos que esta nueva PowerMetal.cl, esfuerzo hecho por el team para todos ustedes, sea de su agrado y utilidad, me despido con un cordial saludo especial a los países que más nos visitan fuera de Chile:  Argentina, España y México, con una mención especial a Guatemala….gracias a Internet, las distancias se hacen tan cortas como lo que nos demoramos en digitar un dominio…misión cumplida por ahora, ustedes serán los jueces para ver si seguimos 10 años más!

Muchas gracias por todo nuevamente, y bienvenidos a PowerMetal.cl versión 3.0!

Hail and Kill!!!

Hace ya 10 años atrás un grupo de realmente especiales metaleros suecos comenzaron a vivir el camino que muchos inician pero que pocos terminan: crear una banda de nuestro gran estilo de música, ¿el resultado? excelente, pero luego de muchos años de trabajo… no fue para nada algo inmediato, recién a mediados de los años 2000 luego de una historia digna de novela por lo difícil que les resultó lanzar su primer álbum, logran notoriedad en la “semi fama” del metal gracias a un tour con DragonForce y Edguy, ¿a quiénes me refiero? SABATON.

Sabaton es una banda “totalmente Power Metal” digna de entusiasmar a full a quienes seguimos este estilo que nos convoca en la página, y no solamente eso, es una agrupación que sigue de forma casi religiosa los cánones y arquetipos del metal, los cuales describimos claramente en la visitada Editorial “True Metal, True Music, True Life». Ellos hacen mayormente letras épicas basadas en episodios guerreros pero principalmente de la Segunda Guerra Mundial, algo que no es fácil, porque estamos hablando del conflicto planetario más importante de todos los tiempos, y que es relativamente reciente… menos de un siglo. Dignos de aplaudir por su increíble profesionalismo, tienen el coraje, conocimiento y talento de todo buen músico de metal para conjugar música espectacular con letras realmente dignas de poesía guerrera, narrando actos épicos de la mayoría de las naciones que participaron; tienen por ejemplo un temazo llamado “40 to 1” donde relatan la Batalla de Wizna (Polonia, 1939) en la cual unos pocos valientes héroes polacos no se rinden ante un ejército alemán que los doblegaba decenas de veces en número, también tienen temas alusivos a los rusos, sobre el desembarco de Normandía, y en beneficio de lo que podríamos decir sana pluralidad e imparcialidad, también del ejército regular alemán (Wermacht), en particular, destaca el tema llamado “Ghost Division” en alusión a la famosa división acorazada, conocida por su vertiginosa velocidad de avance y por haber tenido entre sus comandantes al General Erwin Rommel, recordado en la historia por su buen trabajo en el Afrika Korps, doblegado solamente por el gran General Británico, Mariscal de Campo Bernard Montgomery.

Con el nivel de baja concentración y cultura de muchas personas en todo el mundo (una cuasi “enfermedad” de estos tiempos, analizar todo muy superficialmente, ¡o derechamente no analizar!), es muy fácil caer en estereotipos y caricaturas tan infantiles como básicas al ver las cosas de lejos y sin informarse, en particular podría ocurrir esto con la temática de Sabaton, sin embargo ellos obviamente no cambian las letras ni “censuran” sus canciones según el país que visitan, así cantan en Polonia “40 to 1” como “Ghost Division”, lo mismo en Alemania, Rusia, etc.

Bueno, ¿y qué dirán ustedes? ¿porqué hacer una editorial sobre esto? como que no es para tanto… el asunto en cuestión y que es digno de destacar es que una cosa es pasear por Europa, y otra muy distinta es haber ido de gira con estos temas por Israel(!), y más aún, lograr que un grupo de entusiastas metaleros israelíes, en una actitud de altura y ajena a cualquier tipo de discriminación y prejuicio, hayan no solamente escuchado con respeto, sino haber vitoreado y gritado fuerte el coro “Ghost Division”!!! ESTO ES INCREÍBLE, vitorear en el mismo Israel una canción inspirada en una de las divisiones acorazadas emblemáticas del 3er Reich… en particular cuando vi en YouTube el video lo tuve que revisar de nuevo varias veces para creerlo y ahí está, algo que les aseguro, no lograría no solamente ningún otro tipo de música, sino que me atrevería a decir, ningún otro tipo de actividad humana podría lograr algo similar.

Ahora por favor, en esto no hay que irse por el lado equivocado del hecho, y en eso los Sabaton han sido bastante prudentes y exactos, la letra no es de las SS, es sobre un división regular del ejército alemán, y habla sobre sus soldados y sus características de elite dentro de la Wermacht, nada más, por otra parte, los metaleros israelíes presentes simplemente vitorearon un tema épico de su banda favorita, nada nada más, ahora bien, independiente esto, son las circunstancias y el contexto los que lo hacen ser un hecho único y digno de destacar porque no ocurre y quizás nunca más ocurrirá en otro ámbito, entonces, ¡cómo no decir que el metal es especial! (de hecho los invito a que vean el video en YouTube, colocando atención a los comentarios de los usuarios, la opinión de los usuarios es lo realmente importante)

Ahora bien, para ir cerrando nuestro texto y para no dejar de lado la segunda parte y final del título de la editorial, si hacemos un mínimo reconocimiento a las bandas como Sabaton, que sin reinventar la rueda ni tratar de cuadrarla tampoco, hacen aportes enormes al metal con álbumes exultantes en calidad, es porque lo que nos une a fans, medios y músicos es mucho más fuerte que solamente unas corcheas distorsionadas y una batería que suena como batalla de tanques, es porque somos especiales, y claro, ¡nuestras bandas son especiales!; esto lo digo porque muchos sujetos se han “vestido de Nostradamus” y han en reiteradas veces profetizado la “muerte del metal”, otros la “muerte del PowerMetal”, otros “la muerte del Black” y algunos incluso la “muerte del Rock”, y bueno, el que sea un rapero, hiphopero o reggaetonero el que lo dice como que da lo mismo, pero si lo hacen personas que se suponen están “dentro” del movimiento, como que molesta y duele, a todos estos “Nostradamus” que a veces frecuentan nuestro foro o el de otras páginas Web metaleras, si es que están leyendo estas líneas los invito cordialmente a mover el mouse al extremo superior derecho, colocarse sobre la “X” y apretar el botón izquierdo, ojalá para no volver MÁS, no nos interesan ni los necesitamos, los que nos interesan en PowerMetal.cl son todos los que día a día luchan para que nuestro estilo no muera nunca, y claro, cómo no, con bandas talentosas como Sabaton y muchas otras nuevas, la respuesta a la muerte del heavy, del power o del “metal” es clara, ¿cuándo será?: ¡NUNCA JAMÁS!

Hail and Kill!!!

Up the Irons!!!

Por favor, proyéctense unos 10 años más, y traten de intuir qué recuerdos tendrían de este 2009… (sí por favor, ¡solamente respecto a la música!), ¿qué ven? creo que es fácil, la respuesta debería ser sin dudas, ¡¡¡Iron Maiden y KISS!!! (bueno, hasta ahora, ya que se viene pronto la visita de Mr. R. J. DIO, y el “Black Master” Iommi, en un show que promete demasiado…); la razón es simple, fueron shows absolutamente sobre-estándar, “super clase”, mucho más allá del promedio entre los buenos, fueron puntos de excelencia casi imposibles de repetir, pero a la vez hitos espectaculares a recordar para siempre.

Hermanos, lo que pasó en estas últimas semanas fue algo enorme, pesado, que quienes tuvimos la suerte de vivirlo será un hito que recordar para llevarse a la tumba… haber estado “ahí”, en el concierto, donde de verdad se siente el rock siempre es una de las grandes sensaciones de esta existencia, pero cuando además son verdaderos maestros los que ejecutan las blancas y corcheas al viendo, es OTRA la sensación tanto durante como después del show, es algo que llena, que da alegría y una sana pero a la vez extraña sensación de “misión cumplida”, ¿será porque pensamos que estos espectaculares tiempos que vivimos quizás no vuelvan? puede ser, aunque es mejor pensar que tendremos aún varios años de visitas de los grandes íconos del rock, de quienes hacen de la música nuestra ÚNICA forma de vivir, es por eso que estamos acá escribiendo, y ustedes detrás de la pantalla, leyendo, ¿o no amigos?.

Pero vamos ¿quién fue mejor? la súperbanda “operática” del jefe Harris o el megaespectáculo del grupo del literalmente “inigualable” de Gene Simmons, la respuesta es clara: ¡QUE IMPORTA! es algo ultra subjetivo, fueron dos shows super clase en los que casi costaba contener las lágrimas por la emoción de ver tal performance en bandas de más de 3 décadas de historia y además, cómo emociona ver emocionarse a los mismos músicos… claro está, obviamente Iron Maiden es para PowerMetal.cl un bastión PERFECTO de su línea editorial, además que somos HEAVY METAL, no solamente rock, por ello podríamos decir que para nosotros el jefe Harris y CIA fueron los ganadores, pero para qué, si al final cada uno tiene su banda favorita y la opinión de otros es solamente eso, “información”, lo que importa en nuestra música es el sentimiento de estar para siempre “en sincronía atemporal” con los maestros y su gran legado, y eso lo hacemos mejor que nadie… si eres más fan de KISS, o de Maiden, o de DIO o Iommy, igual la victoria es tuya, aquí ganamos todos, y ¡cómo no! si en estas giras tanto Chile como toda Sudamérica se validó como plaza obligatoria de los grandes, lo hicimos excelente… desde acá un gran saludo a todos los hermanos de sangre en el metal que comparten nuestro hermoso y poético idioma… ¡qué 2009 que llevamos!

Up the Irons!

Hail and Kill!

Cuando a fines de 1997 llega a las tiendas de música el ya sempiterno álbum “Glory to the Brave”, credencial instantánea de éxito y reconocimiento para los suecos HammerFall, se marca un precedente inolvidable para muchos de los ochenteros que nunca bajamos el estandarte del Heavy Metal de nuestras mentes: ¡VOLVÍAMOS COMO ANTES!, no más de la música basura de los 90’s ni vivir de algunas bandas más extremas de metal que tenían matices Heavy, de recuerdos, o del gran esfuerzo aislado de Iron Maiden con Blaze y Judas con Ripper (qué manera de agradecer esos años de coraje en seguir, pero parecían oasis dentro de una futura muerte del heavy),  lo que se veía desde Europa era una corriente fantástica de valientes músicos que se atrevieron a salir de lo comercial comenzando a revivir el grandioso Heavy Metal, y es así como junto a la propuesta alemana de doble bombo, rapidez y melodía que la conocemos hoy como Power Metal, se marca el comienzo de nuestros mejores años… que increíble recordarlo, sin Internet ni MP3, ni Facebook ni MySpace, casi desaparecemos del mapa, pero NO, el destino y nuestro coraje no quiso eso, y ahora, en este Marzo del 2009 estamos más fuertes que nunca, incluso más que en los 80`s, porque junto   a un movimiento consagrado y a-temporal gracias a Interet, nuestros máximos exponentes, Iron Maiden y Judas Priest están al tope de la música, dando que hablar en todos lados, visitando todo el mundo, en lo mejor de la composición y aún con sangre para combatir “on stage”! Que increíble y maravilloso, por favor hermanos, aprovechemos estos tiempos para regenerarnos y aprovechar los altos estandartes que aún nos acompañan!

Si hacemos un balance de esta primera década del 2000 ciertamente podemos decir que la comenzamos y terminamos excelente, y quizás en una seguidilla de conciertos que no se repetirán nunca más en calidad y cantidad; en efecto, el recién pasado 2008 fue un año que se creía iba a ser irrepetible en la historia, solamente comparable a un increíble 2001 que nos trajo a Maiden, Malmsteen, Angra, Edguy, Nightwish, Helloween, Rhapsody, HammerFall, Children of Bodom, etc, sin embargo, el destino nos regala de forma increíble, casi como antídoto para esta maldita crisis económica, otro año que será tanto o más inolvidable que el anterior, ya que la siguiente lista:

Iron Maiden
KISS
Heaven & Hell (el Black Sabbath del maestro Iommy)
Europe

Junto a baluartes del Power Metal como Edguy, DragonForce, y otros por confirmar, más varios exponentes de otros estilos de metal pero igualmente bandas ícono como Amon Amarth y los mismísimos In Flames, nos permite concluir que viviremos algo sencillamente ESPECTACULAR, un regalo del destino, una “inyección de metal líquido” directo a la vena que nos va a ayudar en nuestras vidas como nada más, no lo sabremos nosotros(!) (Señores productores, solamente queda Manowar como banda importante del Heavy para decir que en Chile hemos visto a todos ¿cuándo será que podamos ver ritual True Metal a Odín en directo? ¡Lo esperamos!)

Sí amigos, obviamente tanto concierto en un año de crisis puede afectar el bolsillo de cualquiera, pero para eso estamos nosotros, PowerMetal.cl siempre está para ayudarlos, así que estén atentos a los sorteos para los shows, siempre ha sido parte de nuestra línea editorial, porque todos, absolutamente todos, músicos, medios y fans de metal, estamos en este maravilloso mundo donde no corre el tiempo, si tienes 30 o mas, si tienes 20, si tienes 10 da lo mismo, siempre hemos escuchado, escuchamos, y escucharemos la misma música! Y eso, es lo que nos diferencia a muerte del resto de los mortales, ¡nos vemos en Maiden!

Hail and Kill!

Up the Irons!!!

Timo Tolkki rompe el hielo

Dos décadas en los escenarios metálicos son muestra del buen trabajo y aceptación que llevó a Stratovarius hasta su quintaesencia. Sin embargo, mantener una banda unida no es una tarea fácil, sobretodo porque siempre existirán discrepancias entre los mismos integrantes, razón por la que se debe reconocer que, al estar en una banda, llegar a un punto en común implica capacidad en general y voluntad en particular.

De acuerdo con el comunicado que Timo Tolkki publicó en su sitio oficial, la decisión de finalizar labanda fue tomada desde octubre del año pasado, y entre otras razones, se debió a que desde que Kotipelto y Jörg entraron a la banda, el ambiente se tornó negativo y tenso: “He llegado a mi decisión después de pensar cuidadosa, larga y racionalmente durante un año y sé que este es el camino correcto para mí. Me sentí muy mal estando en Stratovarius. Algo andaba terriblemente mal y a nadie parecía importarle”, expresó Tolkki. De hecho, calificó las razones por las que Jari Kainulainen fue expulsado de la banda como “absurdas”, pero no escribió más detalles sobre eso, más bien conservó las dudas por si algún día escribe un libro.

También explica que desde hace doce años aproximadamente recibía quejas de Jörg acerca de Kotipelto y viceversa, pero eran cuestiones que desaparecían a la vista de sus fans cuando el telón se subía. Además, añade que cuando fue hospitalizado por su crisis nerviosa en abril del 2004, solamente Johansson le demostró su apoyo a través de llamadas telefónicas. Fue entonces cuando se dio cuenta que las cosas empezaban a cambiar.

Contra el Viento

Según Tolkki, a partir del álbum “Stratovarius” (2005) el ambiente en la banda era demasiado extraño, nadie parecía interesado en planear los shows y los ensayos eran incómodos. Entre los aspectos malos que Timo especifica sobre ese tour (Stratovarius) es que Jörg usó una polera de su banda anterior, Saxon, en la mayoría de las presentaciones.

Otro factor de tensión era que Kotipelto no lograba encajar en los gustos de Tolkki en relación a la composición de letras y música porque, de acuerdo al ex líder, no sonaban a Stratovarius sino a Kotipelto. “Debo decir que él ha escrito varias canciones buenas durante su carrera de solista. Probablemente él dirá lo mismo sobre mi estilo de componer. Somos muy diferentes. El tiene un sentido de humor diferente del mío”, afirmó Tolkki.

No sería nada justo señalar a Timo Tolkki por la difícil decisión que tomó de “retirar de la industria” a la banda de la que fue líder y con la que expresó su sentido musical durante tanto tiempo, pues una de las razones que mejor fundamentan el fin de Stratovarius es que la emoción de tocar se había desvanecido. Habían pasado de tocar con el corazón a tocar sólo por trabajo y por lo tanto, por dinero.

Lo más extraño de todo esto es que Tolkki asegura que ninguno de los “ex Strato” fueron realmente amigos. Cuenta que en doce años, visitó a Kotipelto nada más cinco veces y que los más allegados a él eran Johansson y consecuentemente, Lauri Porra. Pero definitivamente, la amistad no tenía lugar en la banda.

Al parecer los malos momentos predominaban sobre los buenos, así que a Tolkki se le ocurrió que el próximo disco, denominado hasta ese entonces como “RR”, tendría el estilo del “Visions”, quizá era una manera inconsciente de querer volver a aquellos tiempos. En el 2006 grabaron un demo que contenía diez temas que presentaron a la compañía disquera. Luego, Tolkki reservó por doce días el estudio Sonic Pump para marzo del 2007, pero las sesiones no fueron las mejores porque nadie había ensayado las canciones. Fue entonces cuando Tolkki se dio cuenta que no podía seguir luchando por una banda que ya había perdido el alma.

El 2007 fue para Stratovarius un año de discusiones, peleas y decepciones. Jörg y Kotipelto eran los encargados de la “Stratotienda” de la página oficial. En la misma, había artículos a la venta y por ende, las personas querían comprar lo que veían en el sitio pero la mercadería se había agotado y Jörg se negó a producir más.

Paralelamente, Tolkki se daba cuenta que disfrutaba más su proyecto de rock ópera, Saana: “Me di cuenta de que lo que hacía falta en Strato era entusiasmo, creatividad y diversión”. No obstante, ese mismo año todavía estuvieron en ocho festivales y fue en el Wacken Germany que Tolkki reflexionó sobre la verdadera situación de la banda: habían llegado al final.

Nueva Era

Ahora, Timo Tolkki ha decidido formar una nueva banda bajo el nombre “Revolution Renaissance” y según él, “continuará el legado de Stratovarius”. El álbum debut lleva el nombre “New Era” y estará listo el seis de junio de este año, a través de Frontiers Records. Al parecer, éste se remontará a los viejos tiempos de Strato, específicamente de “Visions”. Además, Michael Kiske y Tobías Samment son los vocalistas invitados para este trabajo, que considera desde ya como una obra maestra del power metal melódico.

Si bien es cierto que un grupo de fanáticos ha colocado en la web una petición para manifestar su deseo de que Stratovarius no se disuelva, también es cierto que muchos  comentarios que se han hecho al respecto en diferentes sitios de Internet han demostrado que Stratavarius dejó conformes a la mayoría de sus seguidores, quienes más que lamentos, han expresado las ansias por escuchar todo lo nuevo que viene.

A pesar de esta fisura en el género power-metalero, Stratovarius tiene una historia que va más allá de sus trece discos de estudio, de sus incontables conciertos, los tres discos de oro y un grammy finlandés: es símbolo de evolución y éxito, la insignia de un metal potente y al mismo tiempo melódico.

Cuatro discos de oro y cinco trabajos de estudio, son la tarjeta de presentación de estos músicos, quienes destacaron a una velocidad tan admirable como las melodías de sus canciones.

Tricky Beans fue el primer nombre acuñado por la banda en el año 1996. Así grabaron tres demos fuera del género metálico. Al cabo de un año, una letra del nombre cambió y pasaron de Tricky Beans a Tricky Means.

La alineación estaba formada en ese entonces por: Tony Kakko, Jani Liimatainen, Tommy Portimo y Janne Kivilahti. Fue en ese tiempo cuando surgió su estilo caracterizado por melodías de teclado rápidas y vocalizaciones agudas. Con el demo FullMoon, lograron que la casa productora Spinefarm, de mucha importancia en Finalandìa, se interesara en ellos, por lo cual cambiaron totalmente su nombre a como se conocen actualmente: Sonata Arctica.

En el verano de 1999, comenzaron a dar los primeros pasos en la escena del metal, con los temas Mary-Lou y Unopened. En el otoño del mismo año salió a la venta su primer álbum al cual nombraron “Ecliptica».

No pudo haber otro comienzo mejor que ese, ya que a partir de tal composición lograron ser invitados en la grabación de dos tributos: uno a Helloween: Keepers of Jericho, -junto a bandas como Dark Moor, Labyrinth, Heavens Gate, entre otras que ya tenían más tiempo en el ámbito power-heavy-metalero- en el que interpretaron “I Want Out”; y otro a Scorpions: A Tribute to Scorpions con la importante canciòn “Still loving You” a su cargo.

Solamente unos meses después de haber lanzado el primer disco, la banda fue escogida entre 32 grupos para ser telonera de nada más y nada menos que Stratovarius, en su gira por Europa. Treinta conciertos en diez ciudades diferentes durante dos meses fueron causas que contribuyeron al rápido reconocimiento y fama de la banda.

En medio de tanto éxito, Jane Kivilahti decide dejar la banda por razones personales. Pero éste fue rápidamente sustituido por Marko Paasikoski, quien había sido uno de los fundadores de Tricky Beans.

En el 2001, el segundo material, titulado “Silence”, conquistaba las ventas. Para este álbum, Tony Kakko decidió dedicarse solamente a cantar en la banda y dejar el teclado a un lado, con lo cual dio paso a la incorporación de Mikko Härkin, quien aportó teclas sorprendentes por su experiencia en otras bandas de estilo progresivo.

“Silence” es, a grandes rasgos, un trabajo maduro que contiene temas más elaborados como The End Of This Chapter, donde la secuencia armónica es muy interesante. Wolf And Raven es un reflejo de los temas del disco anterior, en otras palabras, veloz y de corte comercial. Por otro lado, ofrecen más diversidad entre canciones rápidas, power-mid-tempo y baladas como Talullah, Last Drop Falls y Sing in Silence.

Los primeros cuatro conciertos que dio Sonata Arctica en ese año fueron en Japón, ya que de acuerdo con la información en la página oficial de la banda, el público japonés adquirió más de treinta mil copias de “Ecliptica” en el primer año de ventas. Después de tres años, es decir, en el 2004, “Silence” sobrepasó la marca de ventas, así que fueron galardonados con el primer disco de oro en su carrera.

“Songs of Silence” es una compilación que esta banda introdujo en el mercado musical. A diferencia de los primeros trabajos, fue grabado en vivo en la ciudad de Tokio a finales del 2001. Es aquí donde pierden valor los créditos otorgados a Tony Kakko por las notas extremadamente altas en las grabaciones de estudio, las cuales en vivo no son bien logradas.

A pesar de la buena trayectoria que empezaban a lograr, Mikko Härkin dejó la banda en el 2002, así que se dieron a la tarea de buscar un nuevo tecladista quien, además de ser talentoso, debía participar en el trabajo intelectual de la banda. Fue entonces, que eligieron a Henrik Klingenberg como el músico ideal para dicha posición debido a su labor en bandas como Silent Voices y Requiem.

Cabe destacar que el tercer disco, “Winterheart´s Guild”, fue grabado mientras hacían la búsqueda del nuevo tecladista, por lo tanto, Jens Johansson (Stratovarius) colaboró en la grabación de solos para cuatro canciones y el resto quedó a cargo de Tony Kakko, por lo que no tuvieron ningún problema con la falta de un integrante.

Con “Winterheart´s Guild” se empieza a notar la intención evolutiva de la banda, pues las ideas son novedosas. Desde el inicio se aprecian sincopas y los temas llevan distintos sentimientos que dan la pauta de progresividad. El segundo sencillo, Broken, sobresale por contener elementos fuera de lo común en la banda: sincopas, pads y armonías interesantes. Finalmente, Champagne Bath es del estilo neo-clásico con escalas y arpegios a lo Yngwie pero claro, con el toque de Sonata Arctica.

El primer concierto con la alineación nuevamente completa fue en Tornio -2003- y fue un gran espectáculo ya que con la presentación de Henrik y su teclado portátil hubo más energía y actividad durante el show.

Según lo cuenta la banda es su página web, “Winterheart´s Guild” se posicionó rápidamente en el top 10 de las radios, dejando atrás a The Rasmus, Eminem y los flamantes Stratovarius. Dos años más tarde, los integrantes de Sonata Arctica recibieron un disco de oro en Finalandia por el número de ventas alcanzado justo antes de empezar el 2006.

El cuarto trabajo que se sumó a la discografía de Sonata Arctica bajo una nueva casa disquera –Nuclear Blast- fue “Reckoning Night” lanzado en el 2004. Ya con todos los temas grabados y listos para ser expuesto al público, Sonata recibió una invitación de Nightwish para compartir el escenario durante su gira por Europa.

En este trabajo hay un cambio leve en la línea compositiva. Se puede describir como una disolvencia moderada para los fanáticos del estilo de la banda. El sonido es más pesado y la voz –en tonos medios- se desgarra en ocasiones, con lo que se logra crear un resultado más ocuro y con toques épicos. Pero no todo está fuera de la estructura básica del power metal, temas como Misplaced y My Selene son prueba de ello. También se debe señalar que Kakko realiza buenas interpretaciones en The Boy Who Wanted To Be a Real Puppet y Shamandalie.

Es importante mencionar que con “Reckoning Night” también obtuvieron la denominación de disco de oro por haber vendido 100,000 copias alrededor del mundo. Por eso, es considerado como el disco de mayor éxito de esta banda finlandesa. De igual modo, el dvd en vivo “For the sake of revenge” recibió ese status.

El principio de un nuevo capitulo…

La banda se retiró de la vista de los medios mientras componian su quinto y más reciente plástico, “Unia”, conocido por los fans hasta el mes de mayo del 2007.

Con el lanzamiento de “Unia” se notaron varios cambios, no solo en la composición de los temas y el sonido característico de Sonata Arctica, sino también en la alineación: Jani Liimatainen se vio obligado a dejar temporalmente la banda por conflictos personales con el gobierno finlandés. Mientras tanto, Elias Viljanen es quien lo reemplazará en los shows y giras. Así lo indicó la banda en un comunicado oficial de su sitio en internet.

Sin duda alguna, este último material ha generado diversos comentarios, buenos y malos, entre los seguidores de Sonata. Esto se debe a la evidente transformación en el estilo de las canciones, las cuales tienen un tono «más pesado» y alejado de la acostumbrada línea veloz pero al mismo tiempo melódica de los discos anteriores. No dejaron completamente a un lado su sonoridad peculiar pero sí se escucha una batería con más arreglos y una voz mejor explorada y explotada, apoyada con partes operáticas en algunos temas.

Así mismo, se percibe un cierto toque progresivo, factor que podría incidir en la aceptación o no, de este nuevo capítulo que introduce Sonata Arctica; cada fan del metal tendrá su opinión al respecto.

Nada podía ser mejor. Edguy finalmente estaba recibiendo los frutos del esfuerzo que venían cosechando desde algunos años atrás. El álbum «Vain Glory Opera» les había abierto las puertas hacía un camino de mayor calidad, dando paso a «Theater of Salvation”, en cuya gira por Europa estaban experimentando un tremendo èxito, no sólo por sus fans, sino también por los medios de comunicación. Sin embargo, cuatro discos bajo la manga no fueron suficientes para que a la edad de 21 años Tobìas Sammet decidiera crear un proyecto solista alterno, al cual nombró Avantasia.

Después de haber contado con la participación de Hansi Kürsch (Blind Guardian) y Timo Tolkki (Stratovarius) en «Vain Glory Opera», lanzado en 1998, la idea de una ópera-metal empezó a surgir en la mente de Tobías Sammet. La sensación que percibió al escuchar a otras personas cantar y tocar la música que el había escrito fue tan impresionante, que el sueño de grabar un álbum con muchos músicos invitados comenzó a crecer cada día. Serían músicos que él admirara, que lo hubiesen influenciado o bien, con quienes simplemente había compartido un momento en alguna gira.

Fue a principios de 1999, durante la gira de Edguy por Europa, cuando Tobías empezó a escribir algo parecido a un cuento de hadas. Esto, según lo relata en el folleto de Avantasia Pt. 1, ocurría cada vez que tenía que esperar dentro del autobús hasta que empezara un concierto, por lo que su “aburrimiento” lo llevó a organizar en su mente la maravillosa historia. En el mismo, indicó que luego de esa gira se dio cuenta que ese material serviría para hacer un álbum conceptual ya que tenía muchas canciones para definir las diferentes escenas con música.

Sammet planeaba realizar el proyecto con Edguy, pero decidió que con ese material podía hacer algo diferente. Además, para hacer una opera-metal, que era lo que inicialmente lo había alentado a escribir el cuento, era necesario contar con más de cinco personas. Entonces, concluyó que otros músicos tocarían los instrumentos y no sus compañeros de Edguy. Por tanto, el proyecto tendría aportes diferentes, al menos en la forma de tocar los instrumentos.

Es indudable que Avantasia tiene influencias del siglo XVII, comprendido entre 1601 y 1700. En esa época se dio rienda suelta a la producción artística y se dejaron atrás los lineamientos del Renacimiento, los cuales eran demasiado estrictos. Así, logró incorporar un estilo moderno, el barroco. Éste permitió la inclusión de una nueva forma de vivir, teniendo en cuenta que la sociedad es cambiante.

El modo en el que Sammet escribió las letras de Avantasia refleja la estética del conceptismo, también utilizada en esa época. Esta consiste en asociar palabras de una manera penetrante al tomar varios significados. Es una habilidad innata de Tobìas Sammet el jugar con las palabras y crear infinitas relaciones entre lo que quiere comunicar y la manera como lo hace. Es decir, creó laberintos de significados que son cautivadores para la imaginación del escucha.

La opera-metal es catalogada como barroca ya que es rica tanto en discursos melódicos, como en figuras retóricas del pensamiento y composición. Igualmente, como bien alude el nombre, Avantasia, posee abundantes elementos que impulsan la mente hacía la fantasía e imaginación. Cabe destacar que la ópera nació precisamente en el siglo XVII, con el fin de contar los sentimientos de los/as ciudadanos/as respecto a circunstancias histórico-sociales de un momento determinado. Con estos elementos reunidos en su mente, Sammet empezó a organizar el proyecto Avantasia, el cual, sin duda se caracteriza por armonías tonales y vocalización recitativa, componentes clave para un estilo barroco.

No fue sino hasta dos años después (en el 2001) que, finalmente, se lanzó al mercado la primera parte de Avantasia, la cual, en resumen, narra sobre Gabriel Laymann, un monje novicio que es aprisionado por haber leído un libro pagano, tratando de buscar algo que le ayudara a rescatar a su hermanastra, acusada de bruja. En la celda, Gabriel conoce a un druida que le dice que deben recuperar ese libro, pues éste constituye una de las partes de un sello y también es una de las llaves que, junto con otros seis libros de ese tipo, abren las puertas hacia Avantasia. Así, el espíritu de Gabriel viaja a Avantasia con la ayuda del druida para que el Papa, a quien le fue llevado el libro y además poseía los otros seis, no pueda reunir los siete sellos en el lugar más oscuro del centro de Avantasia, ya que si lo hace, se corre el peligro de que el mundo espiritual se cierre para siempre.

Para la primera parte del proyecto, la impresionante trayectoria de los invitados y el hecho de tenerlos reunidos a todos en un solo trabajo musical contribuyeron a crear expectativas favorables para Avantasia, teniendo a  Michael Kiske (ex-Helloween, Place Vendome), Andre Matos (ex Angra, ex-Shaaman), Kai Hansen (Gamma Ray, ex -Helloween), Timo Tolkki (Stratovarius), Alex Holzwarth (Rhapsody) entre otras figuras emblemáticas del power metal. Ahora bien, «The Metal Opera Pt 2” tenía como gran antecedente el excelente trabajo realizado por Tobías Sammet y los artistas invitados en “The Metal Opera Pt1”, el cual sin lugar a dudas fue un material muy bien aceptado.Por lo tanto, el mayor reto sería lograr el mismo o mayor éxito en la continuación de la historia.

En la segunda parte, Timo Tolkki participa no solo en las voces sino también en las guitarras y Bob Catley (Mágnum) se incorpora a la interpretación de los personajes, ocupando el de El Árbol del Conocimiento. Mientras que el resto de los participantes continúan con sus mismos roles. A partir de esta entrega se concluye el cuento fantástico. Gabriel logra recuperar el sello robándoselo al Papa antes de que éste se lo entregara a la Torre en el centro de Avantasia. Así mismo libera las almas aprisionadas en un cáliz de oro que se encontraba en una habitación en la ciudad de Roma y que le daba poder a las fuerzas malignas. Después, Gabriel regresa al mundo real y  lo único que desea es recatar a Anna Held, su hermanastra, pero como es muy riesgoso que el se acerque a la torre donde esta encarcelada, Lugaid Vandroiy, el druida, lo envía a Irlanda. Al final, matan a Vandroiy después de ayudar a Anna a recuperar su libertad.

En general, la segunda parte del proyecto es menos comercial que la primera, que a diferencia posee una estructura normal referente a estrofas y coros, mientras que “The Metal Opera Pt. 2” varia no solo en eso, sino también en la duración de los temas. Mucho se ha criticado esta segunda parte por haber colocado la canción más larga al principio, ya que algunos aseguran que es cansado para el oyente, pero otros afirman que por ser un material conceptual, la atención se dirige a lo que sucederá con los personajes y no tanto en el tiempo que dure cada tema.

Con una imagen disímil por el papel que ahora interpreta, Tobías Sammet lanzó el 16 de noviembre (2007) lo más nuevo de Avantasia, comprendido en dos álbumes exclusivos, cada uno con 6 temas épicos. Estos son titulados “Lost in Space 1” y “Lost in Space 2”. Tobías recalcó que escribió un verdadero himno épico al cual nombró “The Store Ain´t Over” y también grabó junto a Eric Singer (Kiss) en la batería. También expuso que hay un cover de ABBA en versión metalera.

Si bien estos EP´s comparten el nombre, el contenido es completamente diferente. La única canción en común es «Lost in Space». Además, estos EP’s traen cosas extras como fotos y entrevistas. En fin, demasiada calidad, para tan poco dinero que se paga para obtenerlos, asevera Sammet. Cabe mencionar que ese material no se incluirá en el próximo disco.

Según se anunció en la página oficial de Tobías, el interés del público fue tan alto en Alemania que los discos («Lost in Space 1 & 2») se agotaron el día después del lanzamiento, pero el lunes, 20 de noviembre indicaron en la web que ya habían más copias disponibles.

El 25 de enero del próximo año (2008) saldrá a la venta la primera parte de “The Scarecrow”, el tercer álbum de Avantasia, que será un poco diferente en cuanto al estilo, pero conservará la esencia de los elementos musicales utilizados en las primeras entregas. Se supone que los invitados serán, Alice Cooper, Amanda Sommerville, Bob Catley, Roy Khan, entre otros.»The Scarecrow» será también un trabajo conceptual pero no es el seguimiento de los dos primeros discos. En cuanto a la segunda parte del mismo, quizá estará a la venta en el año 2010, debido a los preparativos del nuevo material de Edguy planeado para el periòdo 2008-2009, declarò Tobìas Sammet en las entrevistas que le han hecho sobre el tema.

Se espera que Avantasia se presente en el Wacken Open Air Festival el 31 de julio del 2008, junto a Iron Maiden, Children of Bodom y Kreator.

¿Cuál fue la primera banda de Heavy Metal? Es una buena pregunta, muy buena pregunta, de hecho es un eterno tema de debate y conversación entre los fans del llamado mundo del metal; algunos dicen que Black Sabbath, otros Judas Priest, que algo tiene que decir Led Zeppelín, o Deep Purple, etc etc, mi punto de vista personal se inclina por Judas Priest, pero el fondo del tema es algo complejo, ya que se juntan conceptos musicales, sociales y hasta filosóficos que son altamente debatibles (da para crear un foro eterno al respecto)… Lo que sí tengo claro (apreciación personal fundamentada y ciertamente no soy el único que la tiene) es que el «sonido heavy metal», tan característico de la guitarra eléctrica distorsionada «a full», fue creado y/o motivado por un guitarrista inglés nacido en 1948, de ascendencia italiana y conocido como Tony Iommi, hacha de Black Sabbath a lo largo de toda la historia de esta agrupación.

NACE EL MAESTRO DEL HEAVY METAL

Tony Iommi nació el 19 de Febrero de 1948 en Aston, Birmingham, Inglaterra. Desde pequeño sintió interés por el rock de su tiempo, ya que tenía una guitarra plástica de juguete de Elvis Presley y pasaba horas escuchando los discos de The Shadows. Es a los 15 años que empieza a tocar en serio, adquiriendo una guitarra eléctrica Watkins; aprendió rápidamente a tocar sus discos favoritos de The Shadows y Buddy Holly.

Ya terminada la escuela, trabaja en diversos oficios insatisfactorios para él como mecánico de máquinas de oficina, vendedor, soldador, hasta que, motivado por comprar una mejor guitarra y mejorar su situación, ingresa a una industria de artes gráficas, en donde su herramienta de trabajo era una guillotina… ¡¡¡mientras cortaba láminas de metal, ocurre un suceso tan inesperado como trágico: una mala maniobra provoca que la guillotina le corte las puntas de los dedos de la mano derecha!!!

Obviamente el joven guitarrista zurdo pensó que era el final de su carrera; trató de tocar guitarra como derecho, pero no le salía bien… es de esta forma que decide pedirle a un médico que le diseñe unas prótesis plásticas duras para ver si podía volver a tocar guitarra… en una entrevista de 1982 a la revista británica Guitar Sounds, Iommi declaraba: «Las primeras semanas pensé que nunca llegaría a tocar bien la guitarra, pero en el hospital pudieron acoplarme durante un tiempo unas prótesis de plástico, de forma que pude seguir tocando. Fue muy duro, tuve que trabajar muchísimo y practicar seguramente más de lo que cualquier otro guitarrista ha practicado, pero afortunadamente conseguí recuperar la fe en mi».

LA CREACIÓN DEL HEAVY METAL

No sé porqué en casi ningún magazine especializado se le da la importancia que este hecho tiene para la historia del metal… pero lo haremos acá en PowerMetal.cl: esto fue DETERMINANTE, ya que Tony Iommi, al volver a tocar con prótesis plásticas consigue un sonido más metálico al distorsionar la guitarra (¿han tocado guitarra eléctrica con un dedal? ¿saben a lo que me refiero?). Este hecho motiva fuertemente a Iommi a probar sonidos potentes y «demoledores» para la época, a exigir al MÁXIMO los amplificadores de la época, y el resultado fue más que satisfactorio… aunque Sabbath en sus comienzos estuvo más orientado hacia un blues eléctrico, Mr. Iommi ya estaba modelando lo que un guitarrista de «heavy metal» debería hacer.

LA PRIMERA BANDA

Entre 1967 y 1968, Tony y Bill Ward crearon la banda The Rest, la que pronto pasó a llamarse Mythology. En otra parte del pueblo, una tal Ozzy (diminutivo de Osbourne) y su amigo de toda la vida Terrence Butler (Geezer), tenían su propia banda llamada Rare Breed, la cual no iba hacia ningún lado, por lo que Ozzy se marcha y decide publicar un aviso en un periódico inglés que decía: «OZZY ZIG – VOCALIST – REQUIRES BAND – OWNS OWN P.A.». Iommi un día ve el aviso en el periódico y pensó: «será el mismo OZZY al cual golpeaba en el patio de la escuela?». Asi que se dirigió a la dirección que aparecía publicada en el aviso y… sí, era el mismo Ozzy. Juntos decidieron crear una banda llamada Polka Tulk, la cual estaba conformada por 6 personas: Ozzy Osbourne, Bill Ward, Tony Iommi, Geezer Butler, Jimmy Phillips y Clark. La música era un estilo de blues/jazz al cual agregaban una veta muy densa y pesada, pero a Phillips y a Clark no les agradaba esta veta dura y pesada y se marchan, tras esto Polka Tulk se convierte en Earth. Vale mencionar que también en esta época Tony Iommi pasó a formar parte de las filas de Jethro Tull por un par de semanas.

REFLEXIONES FINALES

Técnicamente, al escuchar a Tony Iommi en la eléctrica, no se percibirá a un «virtuoso»… nada de sweep picking, barridos, o técnicas infernales de uñeta a la velocidad de la luz; pero, ¿eso que importa? si al escucharlo se podrán sentir riffs verdaderamente PESADOS, solos exactos y muy metaleros, y lo más importante, el sentimiento de un «hacha» que inventó el sonido heavy metal… o sea, todo un maestro, incluso con autoridad se le podría decir EL MAESTRO DEL HEAVY METAL.

Iommi fue el hombre que asimiló en un crisol metálico, casi todos los conceptos que actualmente son asociados con el metal, y que a fines de los 60´s y principios de los 70´s no eran nada «obvios»:

Riffs infernales: a través de guitarras muy pesadas y distorsionadas al LíMITE,

Obscuridad: de hecho por algo es conocido también como el «hombre de negro», ya que siempre se ha vestido con la absoluta obscuridad en sus presentaciones,

Esoterismo: en sus vestimentas aparecían cruces (no crucifijos), algunas similares a las de la hermandad rosacruz, otras más parecidas a los anks egipcios, además que el negro completo de la vestimenta algo insinuaba más allá de ser sólo apariencia,

Mitología: si bien en los primeros trabajos no se aprecia esta veta del maestro, con el Sabbath de Dio y Martin se da el lujo de componer temas al respecto, e incluso hacer un álbum conceptual llamado Tyr, en claro homenaje al Dios nórdico de la guerra.

Como se puede apreciar, con todas las inexactitudes que puede representar dar una respuesta cerrada sobre los creadores de la imaginería y los conceptos del metal, si me preguntaran al respecto, yo me inclino por decir que Tony Iommi es EL mentor del METAL… luego otros músicos y bandas aportarían lo suyo (Blackmore es otro guitarrista histórico muy importante para el metal y el otro gran «Hombre de Negro»), y aunque Black Sabbath no fue para mí desde sus comienzos una banda de Heavy Metal, Iommi desde comienzos de los 70´s que empezó a modelar lo que ahora llamamos Metal… ¡saludos y eterno reconocimiento al maestro!