Comencemos señalando que hace algo más de un año habíamos comentado la tercera placa de estos finlandeses, titulada Burned Down The Enemy, en donde señalamos que se trataba de un disco entretenido, muy bien ejecutado y con muy buenos temas, pero que su punto bajo era la originalidad y que quizás en un próximo álbum lograrían consolidarla.  Pues bien, Empyre es ese próximo álbum que estabamos esperando y la verdad es que esa originalidad que extrañamos anteriormente comienza  a asomarse, poco, pero se hace más patente y lo que es aún más notable es que la banda logra mantener la calidad mostrada en su anterior disco.

El álbum parte con una particular adaptación del clásico tema de El Padrino “versión metal” que deja con gusto a poco, pero bueno, es solo la intro para el primer y uno de los mejores cortes del disco, el tema título Empyre, un temazo de riff potentes, un coro muy ganchero y un trabajo excelente del batero Jussi Ontero.  Ya con la partida el disco prende inmediatamente, más aún cuando se comienzan a suceder temas como Manic Merry-Go-Round, Face The Truth -que es la más “powermetalera” del disco-, Fool’s Parade, Sacrifice o Blinded By The Darkness.

El punto que marca la diferencia respecto de su anterior placa es el alejamiento del power metal rápido hacia temas más pausados y melódicos, de hecho Face The Truth es prácticamente EL tema rápido dentro de un disco plagado de medios tiempos, algo que a los fans más acérrimos del estilo podría incomodar.  De todas formas Empyre es una excelente nueva entrega de Burning Point, banda que hasta ahora solo sorprende, y de muy buena forma.