d-entrevista-bkulick

Bruce Kulick estuvo en Chile en marzo último y gracias a esa visita, PowerMetal.cl tuvo la chance de conversar con el antiguo guitarrista en una entrevista cara a cara. El músico habló de sus años en KISS,  también de su última placa en estudio lanzada el 2010, BK3, e incluso se dio el tiempo para compartir algunas opiniones de varios músicos con los que ha trabajado, entre ellos, Tobias Sammet, a quién calificó de “gran tipo y muy talentoso” con quién “le encantaría compartir escenario”.

¿Qué esperas del público chileno en cada show sabiendo que ya antes has tocado en Chile?

“No vengo muy seguido, pero agradezco mucho el apoyo y siempre estoy complacido de salir internacionalmente y tocar mi guitarra para ustedes. ¡Es una experiencia muy enriquecedora! Significa mucho para mí poder tocar en Sudamérica y visitar Chile. Tengo muy buenos recuerdos de cada vez que he venido.

Bruce Kulick

Cuando presentas tu propio show, ¿cuánto espacio hay para las canciones clásicas de KISS en el setlist?

En cuanto al setlist, me gusta centrarlo en el período en que fui parte de la banda. Usualmente elijo canciones como Hide Your Heart, Tears Are Falling, Crazy Nights… que es el material que KISS no toca muy a menudo. Y sí, los ensayos están saliendo bien, tocamos material como I Walk Alone y algunas de mi último disco. Lo divertido es que hay muchos discos de donde elegir, muchas canciones. Y lo que lo hace especial, en mi opinión, es el hecho de que me concentro en mi período más que en lo que KISS ha estado tocando recientemente.

El año pasado lanzaste tu tercer disco solista, BK3, que incluye colaboraciones con músicos de distintos backgrounds. ¿Cuan difícil resulto para ti poder llevar a cabo un proyecto de estas características con tanta gente involucrada?

¡Fue mucho trabajo! Tomó mucho tiempo y dinero, pero creo que valió la pena, quedé muy feliz con el producto final. Tuve un gran equipo de personas que me ayudó y realmente trabajé con gente muy talentosa que de verdad quiso dar lo mejor de sí. De todas formas fue sin compromiso. Mencionaré que tuve el mejor artwork, producción, sonido y siento que los músicos invitados estuvieron realmente grandiosos. De verdad estoy muy complacido con el disco.

Bruce Kulick

Algo que realmente me llama la atención es la colaboración de Nick Simmons (hijo de Gene), quién canta en Hand Of The King. ¿Qué significó para ti obtener esa gran interpretación de alguien tan joven como Nick?

Estaba muy contento cuando Gene me sugirió a Nick. Yo se lo iba a pedir de todas formas, pero él se me adelantó…  Gene es un tipo muy listo y tiene una gran experiencia en cuanto a trabajo de estudio se refiere, siempre logra un trabajo muy profesional. A mi modo de ver, lo que hizo fue mandar a Nick a la escuela. Nick es un muchacho brillante, aunque estaba un poco “verde” por así decirlo, pero aprendió. Desde que empezamos a trabajar siempre preguntaba ‘¿para qué sirve esto?, ¿por qué haces esto otro?, ¿cómo hiciste esto?’. Fue bastante inteligente que Gene le hiciera experimentar a Nick un proceso real de grabación junto a mí y Jeremy, el productor. Cantó la canción una vez y se veía bastante nervioso. Lo hizo bien pero dejamos que se fuera a su casa… sabíamos que necesitábamos más armonías y luego, dos semanas después, cuando nos juntamos de nuevo, grabamos la armonías y dijo ‘¡creo que puedo cantarla mejor!, ¿puedo probar una vez más?’, y lo hizo muchísimo mejor, así que aprendió. No fue tan difícil para nosotros ayudarlo porque es un muchacho brillante y de verdad hizo un gran trabajo.

En I’m The Animal colabora Tobias Sammet de Edguy y Avantasia. El cantó y escribió las letras de esa canción, pero al mismo tiempo tú participaste en los discos más recientes de Avantasia. ¿Qué es lo que te gustó del estilo europeo/melódico de Tobi que te convenció de trabajar con él en ambos proyectos?

Eric Singer fue quién me lo presentó, ya que había tocado en uno de sus discos. Cuando recién comenzaba a trabajar en BK3, recuerdo que Eric me dijo ‘¡tienes que trabajar con Tobi, es increíble!’. Y escuché uno de los discos en los que él había participado y pensé ‘¡este tipo es buenísimo, tengo que contactarlo!’. Luego Edguy estuvo de gira en los Estados Unidos, así que nos reunimos en  Los Angeles, ¡realmente me gustó el show que hicieron! Elegimos una canción la cual yo sólo tenía la música, a él le gustó y terminó escribiendo las letras de lo que finalmente sería I’m The Animal. Tobi quería ponerle I’m Your Dog y yo dije ‘¡No, no… mejor I’m The Animal (risas)!’. Es un gran profesional y la terminamos en menos de una hora, ¡estuvo genial! Es un tipo muy gentil y talentoso. No le pagué por sus servicios, así que le dije ‘¡cuando grabes tu próximo disco voy a participar en él!’.  Y para cuando se encontraba trabajando en lo de Avantasia me mandó las canciones, que de verdad me gustaron mucho. Honestamente pienso que toqué en algunas de las mejores canciones del disco el cual, por cierto, fue un proyecto muy ambicioso al tratarse de un álbum doble. Espero algún día poder tocar en vivo con él. Sé que viene seguido a Sudamérica con músicos invitados así que si estás escuchando esto, ‘¡Tobi, toquemos!’.

Bruce Kulick

La canción I’ll Survive está inspirada en una situación muy difícil en la estuviste involucrado. ¿Qué recuerdas de esa experiencia en particular cada vez que escuchas la canción? ¿Qué tipo de emociones provoca en ti? (Nota: Bruce fue baleado accidentalmente mientras subía a su auto en 2003, en un confuso incidente a la afueras del Key Club de Los Angeles)

Bien, es una experiencia que jamás olvidaré y sentía que la canción me ayudaba a cerrar un capítulo de mi vida. Pude expresar creativamente que ‘nunca sabes lo que te puede llegar a pasar de un día a otro o de un momento a otro’. Fue la primera que escribí después de que me recuperé y que quedara tan bien en el disco me deja una sensación muy gratificante.  La escucho sonar en mi cabeza y es difícil quizás llevar todo eso al disco duro, al ProTools o antiguamente al vinilo. Pero creo que el tema salió muy bien y me encanta su toque emocional… fue muy difícil para mí cantarla, a nivel emocional, pero finalmente pude expresarme sobre una experiencia de vida bastante “singular”.

Como fan de KISS siempre he querido preguntarte lo siguiente: Crecí mirando los videos del Asylum/Crazy Nights y en aquella época la banda hizo muchas locuras en ellos. Siempre me he preguntado, ¿a quién se le ocurría esas ideas, como por ejemplo el gran volcán en el video de Tears Are Falling?

En esa época contratábamos a los tipos con mayor experiencia en videos, que usualmente eran quienes trabajaban con artistas muy famosos. Recuerdo que viajamos a Inglaterra a filmar dos de ellos, creo que fueron Tears Are Falling y Uh! All Night. Me gusta el video de Tears Are Falling, ¿pero sabes?, nunca estuve involucrado en las grandes decisiones del proceso creativo de los videos, ¡sólo era el guitarrista y estaba feliz de estar ahí! Así que esta pregunta la podrían responder mejor Gene y Paul. De todas formas, estábamos ahí trabajando con todos estos afamados directores de videos, por lo que seguramente esas ideas surgieron en colaboración. Sabiendo que Gene y Paul siempre querían tener el control de la situación, deben haber discutido sus ideas junto al director y de ahí desarrollaron el concepto de aquellos videos. Pero te repito, yo solamente estaba feliz de estar ahí, aparecer en los videos y decir ‘hola mamá, aquí estoy (risas)’.

Una cosa bastante curiosa acerca de tu período en KISS  -y que la mayoría de la gente no esta en conocimiento-  es que compartiste el escenario con Mark St. John en 1984, cuando recién habías ingresado a la banda. ¿Qué tan extraña para ti fue esa situación y qué recuerdas de ese show? (Mark St. John, en la época que estuvo en KISS sufrió del Síndrome de Reiter, que le impidió seguir tocando, siendo reemplazado en la gira por Bruce Kulick).

Bien, la banda quería respetar su contrato en el sentido de darle una oportunidad para que se recuperara después de que se enfermó. Así que en ese momento, yo entré como guitarrista contratado, mientras él seguía viajando con nosotros tratando de adecuarse a KISS. Ellos sabían que yo había hecho un gran trabajo, además tenía la ventaja de haber viajado con la banda a Europa y haber encajado en ella.  Lo probaron y para ellos fue bastante obvio que él no iba a encajar tan bien como yo en el momento. En lo personal, siempre tuve una actitud saludable hacia la situación: solíamos hacer jamming en los vestidores, también ejercicios antes de salir al escenario. Fue una situación que tuve que manejar, por lo que siempre pensé de una manera positiva al respecto. En todo momento fui cortés y profesional con él, nunca fui del tipo escalador que trataba de quitarle su trabajo (risas). Pienso que era lo tenía que hacer y ellos tomaron la decisión correcta eligiéndome a mí. Yo pude adecuarme y la vez que toqué con Mark, corría y saltaba como loco en el escenario, ¡era demasiado! Además, no creo que lograba el sonido que lograba yo, que finalmente encajaba mejor con el estilo.

Revenge es uno de los discos más importantes de la carrera de KISS. Fue lanzado en una época cuando la industria musical estaba cambiando y la movida de Seattle era la gran atracción del momento. En ese contexto, ¿qué tan especial fue ese álbum para ti, en esos días cuando la escena rockera estaba cambiando?

Si, ¡los Anti Estrella de Rock! No importando lo que pasaba en la escena musical, pensaba que habíamos hecho un disco realmente poderoso, ¡uno de los mejores de la carrera de KISS! Estoy orgulloso de haber sido parte de él, Bob Ezrin hizo un trabajo excepcional y es un disco de verdad sin compromiso alguno. Recuerdo que mientras estábamos mezclando el disco yo decía ‘¡estoy un 99.9% contento!’, lo cual era muy difícil para mí pues soy muy perfeccionista. Vendió bien para aquella época de la industria musical y alcanzó el disco de oro (500.000 unidades en Estados Unidos)… obviamente esperábamos que vendiera más, pero estoy muy orgulloso de ese álbum. No podría estar decepcionado en lo absoluto porque, sin dudas, ha pasado la prueba del tiempo.

Bruce Kulick

Hablando del disco Carnival Of Souls, estuviste más involucrado que nunca en el proceso creativo escribiendo nueve de sus doce canciones. ¿Cuál fue tu reacción cuando supiste que su lanzamiento fue pospuesto debido a la reunión de KISS con su formación original?

Fue momento bastante oscuro para mí (risas). Me di cuenta de que ya no estaría más en la banda, pues la reunión sería exitosa. Por otro lado, estaba muy entusiasmado con este disco luego de haber participado en la composición de las canciones. Y de momento me doy cuenta de que posiblemente nunca sería lanzado de manera oficial. Además aparecieron tres versiones a nivel de bootleg que sonaban horrible. Cuando los escuché me dije ‘¡Dios, la calidad es pésima!’, sonaban mal, la velocidad era incorrecta, ¡pésimo! Pero como me dijo Paul, ‘¡te dije que saldría!’. Finalmente salió editado, pero un poco tarde… ¿Qué te puedo decir? Algunas veces suceden cosas y no te explicas el porqué. Siempre existen historias en las que miras hacia atrás que hubieras deseado que fueran de otra forma.

Leí en una entrevista que el disco que menos te gusta de KISS es Hot In The Shade. ¿Qué se hizo mal en ese álbum y que ocurrió en esa época que te hacer tener esa opinión ahora?

Hay muy buenas canciones en ese disco, especialmente Hide Your Heart, Forever… Silver Spoon es muy divertida. Pero todas las canciones eran “demos” originalmente. Algunas de ellas en realidad eran demos con “overdubbed” (sobre mezclado). Hay un par incluso donde la batería es programada. Eric Carr era un gran baterista, ¿por qué utilizamos baterías programadas entonces? Tuve una especie de decepción emocional al momento que se hizo el álbum. Y fue grabado en un estudio muy barato. Sé que eso no importa algunas veces, ¡pero éramos KISS!, deberíamos haber trabajado en un estudio de verdad, no en un “estudio de demos”. Por ello es que me sentí bastante frustrado en esa época. Sumado además a lo que pasó con Eric ahí y que algunas eran versiones “demo”… aun así tiene buenos momentos. ¡Little Caesar también es una gran canción!, pero te repito, debimos utilizar un mejor estudio, trabajar todo desde cero y el disco habría sido aun mejor.

…pero el tour fue increíble.

Si, pero el tour es diferente al disco. Tuvimos un buen paquete (teloneros), un gran setlist y… ¡sí!, fue muy bueno.

Bruce Kulick

Tengo entendido que irás a Europa para hacer algunos shows con E.S.P. junto a Eric Singer, John Corabi y Chuck Garric, lo que me lleva a proyecto Union. Lanzaste tres discos con ellos. ¿Por qué no siguieron con la banda?

Llego un momento en el año 2000 en que nuestro sello estaba en una mala situación, el camino se estaba haciendo difícil y yo me sentía bastante frustrado. Quería hacer un disco solista y justo recibo una llamada para unirme a Grand Funk. John siguió trabajando en lo suyo y tuve la suerte de poder lanzar mi segundo disco solista, Transformer. Pero creo que seguiré trabajando con John en el futuro, tenemos una gran química y quizás algún día, en un futuro cercano, habrá una reunión de Union. ¡Era una buena banda! Además Brent (Fitz, baterista) ahora está ocupado tocando con Slash.

Bien Bruce, muchas gracias por tu tiempo. ¿Qué mensaje te gustaría enviarle a todos tus fans chileno?

No me he olvidado de ninguno de ustedes. Realmente aprecio el apoyo y quiero agradecerles por haberme acompañado durante todos estos años, ¡es maravilloso!

Bruce Kulick

3 comentarios

Los comentarios están desactivados.