“Ustedes se preguntarán -dice Hansi Kursch, compositor y vocalista de la excelente banda alemana Blind Guardian- ¿Por qué tarda tanto la grabación del disco?”. Y luego responde: “Se debe a que no sólo escribimos pura calidad, sino también gran cantidad. Todo esto requiere mayor aplicación y habilidad de la que imprimimos en el trabajo anterior (Nightfall In Middle Earth), por lo que tenemos que dar mucho más de nosotros para lograr lo propuesto. Comparar Nightfall con el nuevo álbum es como comparar una carrera de 5000 metros y una maratón”.

Aclarada la inquietud, les pregunto ahora, ¿Pueden ustedes imaginarse un disco todavía más emocionante, mágico y complejo que el aclamado Nightfall In Middle Earth por parte de Hansi & Cía? Yo, no porque desconfíe de ellos sino porque mi imaginación se agota, no. Lo que sí puedo decir es que cada disco de Blind Guardian supera en todo aspecto, composición, atmósfera y performance, a su antecesor, por lo que la banda siempre se encuentra en un estado de constante evolución y desarrollo, superando y reinventándose a sí misma y, más importante, dejando con la boca abierta a todos los fanáticos y expertos.

Eso último es lo que podemos esperar de Blind Guardian con el disco que en estos momentos está entrando en la fase final de grabación –algunas primeras guitarras y vocales- en los estudios Twilight Hall IV en Alemania, con la producción de Charlie Bauerfiend (el mismo que trabajó con bandas como Gamma Ray, Helloween y Angra, entre otras) y Nordin Hammadi Amrani como ingeniero asistente. Pero según reportes de la banda estas sesiones se han transformado en un verdadero quebradero de cabeza para ellos y todos los involucrados en la realización del disco. Los temas son tan complejos que, en un principio, no podían ingeniárselas ante las consolas de sonido para materializar en forma óptima todo lo escrito: arreglos de orquestación, coros, percusión, etcétera. Graficándolo, ya estamos en septiembre y las sesiones comenzaron allá por enero –ya 8 meses- y aún les falta por terminar de grabar 2 o tres temas. Debido a esto, la fecha de lanzamiento del disco, que estaba presupuestada para fines de este año, se ha retrasado más de lo deseado, incluso se ha dicho que el álbum no saldrá antes de febrero del 2002. Pero “ustedes se darán cuenta por qué nos hemos demorado tanto después de escuchar sólo una de las canciones”, acota Hansi.

VIENTOS DE GUERRA TRAGICA

Pero la demora y el evidente stress por el que debe estar pasando la banda no son razones para no revelar algunos detalles sobre el nuevo álbum. Aclararon que el disco no va a ser conceptual como Nightfall… -inspirado por el libro de J.R.R. Tolkien El Silmarillion- sino que cada canción va a tener su propia temática. Cabe destacar que una de las letras está basada en la saga Dragonlance, historia escrita por un fanático de la banda, ganadora de un concurso realizado por la página oficial. Se señaló también que el disco va a tener una duración aproximada de 60 minutos, aunque en realidad se han grabado 75 y que una de las canciones tiene una duración de 14 minutos. Esta sería la composición, hasta ahora, más larga de los teutones a lo largo de su ya dilatada trayectoria.

Pero, sin duda, el hecho más importante fue el anuncio del lanzamiento de un single para noviembre, el cual incluirá el tema de 14 minutos llamado And then there was Silence, inspirado en la Guerra de Troya, episodio de la epopeya griega La Iliada; también contendrá Harvest Of Sorrow, canción que no va a ser incluida en el nuevo disco más una tercera que la banda a preferido no dar a conocer. Con respecto a la carátula, la banda todavía discute cual debe ser la indicada: “Tenemos dos ilustraciones en nuestras manos. Ambas son espectaculares, por lo que estamos en un conflicto interno sobre cual va a ser la portada del single”.

Los fanáticos han reaccionado de buena manera con el anuncio, pero se sorprendieron ante la decisión de Hansi de escribir acerca la Guerra de Troya -puramente épica, esperable en bandas como Manowar o Virgin Steele- y no sobre Tolkien o relatos más bien fantasiosos. La razón la da él mismo: “Porque el tema, en toda su dimensión, es gigantesca. Hay tanta literatura vinculada a esto que todo el trabajo se hizo muy entretenido (…). Todo el aspecto trágico de La Iliada me atrapó por completo. Creo, además, que es similar a El Silmarillion de Tolkien (…)”. Otro punto a considerar, muy inusual dentro de industria musical, es la decisión de lanzar como sencillo del álbum un tema de 14 minutos de duración, supuestamente para propósitos comerciales. Sobre este tema Blind Guardian no se ha referido.

Todo esto ha sido lo que ha pasado con Blind Guardian este año, encerrados dentro de cuatro paredes tratando de crear la mejor música para los fanáticos de todo el mundo, no sin pasar momentos de letargo y frustración. Pero en el ámbito personal Hansi nunca había estado mejor. En agosto nació su primer hijo, al que llamó Jonas. Nuestras felicitaciones a Hansi y a su mujer por parte de PowerMetal.cl y todos sus seguidores de la banda aquí en Chile.