Llegó el fin. Es la verdad que nadie quiere escuchar, el momento que todos retrasan, la noticia que todos creen mentira pues se cree que las giras de despedida no existen, ejemplos sobran: Scorpions (2012), Kiss (2001), Judas Priest (2010), etc. De hecho, el tour del álbum «No More Tears» de Ozzy se llamaba “No More Tours”, donde el legendario frontman británico se despedía de los escenarios, hecho que ocurrió ¡hace 24 años!.. y aún lo vemos girando por el mundo. Pero ahora es diferente, pues lo dijo Tony Iommi, y en Black Sabbath su palabra es ley.

La banda formada en Birmingham a fines de la década de los 60’, y a quienes le debemos todo lo que musicalmente amamos, por considerarse los padres del Metal, nos deja, pero no sin antes entregarnos un último obsequio: «The End», al igual que el tour de despedida. Así se titula este EP con cuatro temas que no fueron considerados en su último largaduración, el existoso y aclamado «13″, cuya gira promocional los tuvo por nuestro país en el inolvidable recital del año 2013 que se llevó a cabo en los pastos de Pedrero.

Además, este EP, que solo se puede adquirir en el merchandising de la banda en cada uno de sus conciertos, incluye cuatro temas en vivo grabados en el tour promocional del álbum “13”, de los cuales tres de sus temas son de este disco: End of the Beginning, God is Dead? y Age of Reason. El cuarto tema es el megaclásico del año 1972 Under the Sun, tema de cierre del mítico «Vol. 4″.

Season of the Dead es la encargada de abrir este “Extended Play”, con el clásico comienzo Sabbath, un riff duro de aproximadamente treinta segundos, que da paso a una guitarra solitaria entregando el riff principal de la canción. Una marca registrada de Iommi y compañía en estos cuarenta y seis años de carrera. El tema se mantiene sin variaciones por más de tres minutos, cuando a los 3:15 comienza un puente de unos noventa segundos que aparenta ser la previa a la sección instrumental, pero no es así, pues todo vuelve a estar como antes. El tema finaliza con el riff inicial, ese que te da directo al alma y que no caben dudas que es Black Sabbath quien está ahí; sin embargo, la canción es sólo correcta y merecidamente está fuera del álbum «13″.

La segunda canción titulada Cry All Night, trae al recuerdo el excelente «The Devil You Know», el excelente álbum de Heaven and Hell, o como coloquialmente le decimos “Black Sabbath con Dio”. El riff inicial es similar a lo que escuchamos en la tremenda Atom & Evil en aquel LP de despedida del maestro Ronnie James. Cry All Night gana velocidad a los 40 segundos, con un riff pegajoso y ágil, donde destaca el uso del wah wah por parte de Iommi. A los 2 minutos y 50 segundos el tema tiene un abrupto quiebre, bajando las revoluciones y dando paso a la guitarra de Iommi de forma tímida con un tranquilo solo, que de pronto estalla para la entrada de Ozzy en un excelente puente. Los restantes minutos es como volver a escuchar la canción desde el comienzo, en el cierre escuchamos esa lluvia y campanazos que traen a la mente la opening del álbum «Black Sabbath».

Take Me Home comienza a riffazo limpio, y con la voz de Ozzy a medio tiempo, sin la velocidad del tema anterior. En este tema se destaca que entre cada riff aparece la figura suprema de Geezer Butler con una breve escala en su bajo que suena como cañón cada vez que sobresale por sobre la guitarra. En la sección central aparece Tony Iommi y una guitarra acústica para deleitarnos con un solo estilo flamenco, por lejos el mejor solo del EP.

Para finalizar, el tema titulado Isolated Man pega de entrada con un ritmo más agresivo que su antecesora, en la misma temática de Sabbath, un riff inicial que a los 30 segundos da paso a un segundo riff que es el encargado de llevar la base de la canción. En esta ocasión Ozzy aparece con una voz duplicada, una para altos y otra para bajos, que mancomunan de forma correcta a través de la canción. La sección central del tema sin embargo es sólo con “una” voz de Ozzy y con un Geezer y su bajo de fondo realmente increíble. Podría decirse que hay un solo de guitarra acompañado por un bajo como podría decirse que hay un solo de bajo acompañado por la guitarra, esto pues entre los 3.30 y los 4.01 ambos instrumentos desarrollan un solo a la par que se complementan muy bien. Todo lo anterior complementado con el excelente Brad Wilk en la batería, que al igual que en el álbum «13″, realiza un trabajo completísimo y de alto nivel.

Mención aparte para los temas en vivo, la primera grabación corresponde a God is Dead?, con una mala calidad de sonido, suena casi grabado por un fan. Además, aunque es algo común, es la desafinación a la que Ozzy nos tiene acostumbrados y a veces sus destiempos con el tema, pero eso no es criticable en lo absoluto. Luego sigue una espléndida Under the Sun, que al igual que toda esa gira se omite la parte final del tema que se denomina Every Day Comes and Goes, aunque por suerte de los fans, en este último tour la están tocando completa. El tercer tema en vivo es la espectacular End of the Beginning, cuya letra está muy ad hoc a estos tiempos, pues se pregunta si es “the beginning of the end”… y así es, es el comienzo del disco 13, el comienzo del fin. Finaliza el EP con una impecable Age of Reason, tema que también tuvimos el honor de escucharlo en vivo durante esa maratónica semana de Octubre de 2013 con las visitas de Ghost, Slayer, Iron Maiden, Megadeth y Black Sabbath.

El EP es una correcta forma de Black Sabbath para decir adiós, aunque todo Sudamérica desea entregar ese adiós en persona, entregar ese adiós en un último recital por estas tierras lejanas.

¡Muchas gracias por todo Black Sabbath!

6 comentarios
  1. Diego A. Arcis Dice:

    Tremendo EP!… que gran manera de despedirse, y también que manera de dejarnos con ganas de más Black Sabbath!

  2. Julio Dice:

    Que gente más maravillosa. Thanks for your music guys…
    BS y su legado.
    Como diría el gran Neruda: «Lo imperecedero, la vida».
    Gracias. maestros.

Los comentarios están desactivados.