Corría el año 1981 y contrario a los hechos era un período de contrastes para Black Sabbath. Por un lado, el ingreso de Ronnie James Dio le había dado un nuevo aire a la banda y además el brillante Heaven And Hell se había convertido en uno de los discos más exitosos de la carrera de los de Birminghan. Iommi, Butler y compañía seguían más vivos que nunca luego de la partida de Ozzy. Sin embargo, en medio de la gira el mítico baterista fundador Bill Ward abandonaba el barco siendo reemplazado por Vinnie Appice.

Pues bien, con esta formación la banda lanzaba Mob Rules, sucesor lógico de Heaven And Hell. Hay varias consideraciones con este álbum, primero el arte de la carátula de Greg Hildebrandt, en la cual las manchas de sangre en el suelo subliminalmente develaban el mensaje que decía “Kill Ozzy”. Opiniones sobre ese tópico hay muchas, incluso el mismo artista ha dicho que es mera coincidencia, ¿le creen ustedes?.. yo la verdad es que no. Lo cierto que para aquél entonces tanto Sabbath como Ozzy lanzaban álbumes emblemáticos (Heaven And Hell y Mob Rules vs Blizzard Of Ozz y Diary Of A Madman), demostrando que ambas partes podían sobrevivir sin la necesidad de la otra, contrariamente a algunos que todavía dicen que Ozzy = Sabbath y viceversa, opiniones de las cuales difiero completamente.

Por otra parte la banda nuevamente se ponía a las órdenes del mítico Martin Birch (Deep Purple, Rainbow, Whitesnake, Iron Maiden, etcétera), confirmando la dupla ganadora que tan buenos resultados había dado en Heaven And Hell. Y la verdad es que hablando a nivel muy personal, pienso que Mob Rules es tan inspirado como Heaven And Hell, quizás el gran motivo por el que históricamente ha quedado a la sombra de su antecesor es que este cuenta con una de las canciones más poderosas y emblemáticas en la historia del Metal, es decir, Heaven And Hell. Algo similar a lo que sucede con Rising y Long Live Rock And Roll de Rainbow, dos álbumes muy parejos en cuanto a calidad, sin embargo, Rising incluye otra canción legendaria: Stargazer.

El álbum lo abre el poderoso Turn On The Night, canción con la misma intencionalidad de Neon Knights y donde los créditos se los llevan Mr. Riff y gran fraseo de Ronnie. Voodoo, es una de mis canciones favoritas de todo la carrera de Sabbath, increíblemente pegajosa y en donde la base rítmica le imprime un groove impresionante. Es de esas canciones con efecto inmediato, no importa que estés haciendo, es imposible quedarte quieto cuando la escuchas. The Sign Of The Southern Cross… aquí me detengo un segundo, ¿se puede explicar con palabras la grandeza de este temazo? Creo que acá las palabras sobran, solo me limitaré a decir que nuevamente Ronnie muestra que no es humano, que seguro vivió una época olvidada en el tiempo, compartió con elfos, hobbits, enanos y mató dragones. El “in crescendo” de esta canción es de otro planeta, desde la sutileza en la parte que dice “fade away, fade away, break the crystal ball”, para que luego Tony Iommi con esos riffs marca registrada y la base rítmica demoledora de Butler/Appice te caigan encima como un muro de concreto.

E5150, canción cuyo título esta basado en números romanos, que transcribiendo da como resultado la palabra EVIL (explicarlo sería redundante). Y claramente estos sonidos son la música que escucharías cuando vayas cayendo al infierno para enfrentarte cara a cara con Satanás. The Mob Rules, es otro corte poderosísimo y extremadamente emblemático en la carrera de Sabbath. Si nunca en tu vida has escuchado a Dio narrando la consigna “if you listen to fools… The Mob Rules”, no me imagino que clase de discos y bandas has estado escuchando. Country Girl es una canción a medio tiempo, con un riff muy enganchador y nuevamente la línea vocal de Ronnie es notable. La letra además sorprende hablando de amor y deseo, algo poco común en la temática general de Sabbath (sobre todo era Dio). Slipping Away siendo quizás la canción que menos me gusta del álbum, tiene una melodía muy enganchadora y además sobresale esa parte donde hay una especie de duelo de “leads” de guitarras y bajo. Nuevamente me quedo sin palabras con la canción que se viene, me refiero a Falling Off The Edge Of The World, nuevamente un “in crescendo” partiendo por el delicado inicio para luego desencadenar en un corte muy rápido y pesado. Finalmente, el disco lo cierra la emotiva Over And Over, con una letra muy inspirada y un solo por parte de Iommi realmente sobrecogedor…  “too many flames with too much to burn, and life’s in only made of paper”. Por favor, si no la conocen lean la letra. Creo que todos nos hemos sentido así en algún momento de nuestras vidas. Ronnie es un tremendo letrista sin dudas.

En mi opinión Mob Rules es uno de los discos más inspirados y subvalorados de la carrera de Sabbath. Además, la gira de este disco se inmortalizaría en el legendario álbum doble Live Evil, pero eso es otra parte de la historia.

1 comentario
  1. barrientos Dice:

    Cuando vi la portada de Mob Rules me llamó la atención, era sobrecogedora y me hice del disco LP, pero cuando la aguja empezó a sacar las notas de Turn Up the Night simplemente me voló la cabeza. desde Turn Up…hasta Over & Over no tiene desperdicio: Acabo de adquirir la edición de lujo de 2 cd´s y es que simplemente es una obra maestra a la par de Heaven & Hell. Gustos aparte a mi me encanta más la etapa de Sabbath con Dio que con Ozzy, and remember,if you listen the fools…The Mob Rules!!!

Los comentarios están desactivados.