El músico argentino conversó con PowerMetal.cl sobre su proyecto Beto Vazquez Infinity (que ha contado con invitados como Timo Tolkki, Olaf Thorsen, Tarja Turunen, Jörg Michael, Fabio Lione, entre otros) y los detalles de su próximo álbum doble, la incorporación del cantante chileno Jason Droguett y cómo ha enfrentado su carrera desde Sudamérica para darse a conocer en el mundo entero.

Beto Vazquez

¡Hola Beto!, primero que todo, gracias por compartir tu tiempo con PowerMetal.cl. Cuéntanos ¿en qué proceso estás de tu nuevo disco (Existence)?

Bueno, el disco está bastante avanzado. La idea es terminarlo para Noviembre, Octubre y estamos ya en proceso de mezcla. Vale decir que estamos entrando prácticamente en la recta final y sólo me queda recibir muy poquitas cosas de gente que ha participado en el doble para poder cerrar ya la parte discográfica por este año.

Lo otro, tu mercado objetivo para la música que estás haciendo, alguien puede decir “es un sudamericano, ¿por qué no canta en español? ¿por qué en inglés?”

Beto VazquezSimplemente porque el inglés te abre más puertas, que siendo sudamericano, no puedes penetrar ni tampoco darte a conocer en muchos países. También me gusta cómo suena el inglés para el rock, es acertado en cuanto a la fonética, al escucharlo te das cuenta que emplear esta música queda perfecta. No sería lo mismo escuchar un tango de Argentina en inglés por ejemplo, tiene que ser en castellano. No sé si se entiende cual es el concepto. Si yo elegí esta música, creo que el idioma más apropiado e internacional era el de Shakespeare y por eso me dediqué a este concepto nuevo. Por otro lado, sí me interesa que sepan que soy sudamericano porque no me avergüenza eso, sino al contrario, levanto la bandera de Sudamérica incorporando gente también de Sudamérica y haciéndolo internacional. Ese es el otro motivo por cuál elegí este idioma.

Cuéntanos sobre Darkmind, ¿cómo fue el recibimiento en comparación a tus otros trabajos?

Excelente. Realmente quedé muy contento y satisfecho con todas las participaciones que están dentro del álbum. También la temática de Darkmind es un poco más oscura y en cuanto a las letras, se emplean otros elementos que en discos anteriores no. Y el recibimiento mundial fue excelente, de hecho, por eso me animó el 2010 en lanzar un álbum doble. La ecuación es muy simple, si no hubiese andado bien Darkmind, ¿podría sacar un disco doble? Esa es la pregunta a contestar. Muy fácil, ¿no?

Sobre este nuevo disco, ¿podemos esperar algo distinto o sigues en la línea anterior?

Existence es un disco, que como desde el título se inicia, habla sobre muchas cosas. En cuanto a temáticas de letras, se refiere de la existencia, nuestro planeta. De hecho, hay un tema que se llama Earth directamente y hace menciones a los desastres ecológicos que hace el humano y las catástrofes que vivimos que hoy nos tocan a todos. Y a nivel musical emplea un poco más de velocidad, inclusive que Darkmind. Si bien tiene su corazoncito en alguna parte gótico, también es más power y más enérgico, de hecho, si escuchan el tema que canta Jason, por supuesto de Chile, se van a dar cuenta que la velocidad es un referente de este nuevo disco pero sin dejar las partes también, melódicas y orquestales.

Beto Vazquez

Sobre tus comienzos, cuándo empieza tu inquietud por empezar este proyecto, mientras estabas en Nepal.

Es muy simple. Mientras estaba en Nepal estaba muy cómodo tocando el bajo, que es mi instrumento de pila, pero así mismo empecé a crear otra música porque no podía trascender con el estilo que hacía Nepal, ya que había tocado un techo a nivel musical y tenía otras ideas que iban mucho más allá del parámetro. Por eso decidí armar a fines del ’99 un proyecto paralelo del cual podía expandirme más como músico, y fui a estudiar a la escuela de música de Florida donde aprendí teclados y actualmente estoy estudiando guitarra. Seguí perfeccionándome. Simplemente la música de Nepal me hacía tocar un techo como compositor. Entonces decidí armar una cosa paralela que no compitiera contra Nepal, que en ese momento era mi banda, y expandirme mucho más allá de los límites de la música.

Viniendo de una banda de thrash, como era Nepal, ¿qué influencias tomas para partir con esta nueva etapa musical, distinta a la que venías haciendo?

Y vengo escuchando música creo, que desde que tengo uso de razón, la música es mi vida. Ya estando en Nepal yo ya escuchaba bandas como King Crimson, que no tiene nada que ver con el metal. Por ejemplo, muchos me dicen: “¿pero cómo escuchabas esto?” y yo “bueno, porque me gustaba”, era un delirio para mí escuchar Crimson, o Yes, o bandas así, sinfónicas también. Las influencias son, creo que a lo largo de mi vida, de Black Sabbath hasta Megadeth y de Megadeth puedo saltar a Pink Floyd, o sea, soy muy ecléctico en ese sentido. Por eso las composiciones entre sí no tienen mucho que ver, porque creo que para escuchar lo que hago, tenés que tener una mente bastante abierta y poder digerir todo tipo de metal. Si sos muy sectario, de un sólo estilo, no te va a gustar evidentemente lo que hago porque te puede tocar un tema muy veloz o un tema muy tranquilo. Es ecléctico y las influencias son variadas, pero mi corazón siempre estuvo en el metal. De mis comienzos obviamente, con la edad que tengo, fueron Black Sabbath a la cabeza, Purple y Zeppelin, o sea, son cosas que quizás en ninguna de mis bandas tal vez se haya notado mucho, un poco de Sabbath tal vez, pero no quita que pueda hacer otra música y pueda elaborar otro tipo de temas.

Beto Vazquez & Tarja TurunenViniendo de Sudamérica puede sonar ambicioso armar un proyecto como el tuyo, cuéntanos ¿cómo se lo tomaron los músicos que contactaste al momento de armar el primer disco?

Bueno, el primer músico que mucha gente no sabe, en participar conmigo internacional, desde el primer disco fue Jörg Michael, el baterista de Stratovarius. Se le comentó que era un proyecto salido de Sudamérica justamente y le llamó la atención, hicimos contacto y pidió escuchar los demos. Él al escucharlos quedó bastante sorprendido y, por suerte por supuesto, aceptó. Entonces, teniendo en la base, yo en aquel tiempo como bajista imagínate, yo tocando el bajo y tocando con Jorg Michael en la batería era un sueño para mí. Era más fácil trascender y  trepar a otro músico diciendo: “mirá, este es un proyecto nuevo de Sudamérica, el cual convoca a gente internacional y ya está tocando Jörg Michael dentro del proyecto”. Entonces, es como parte de la llave para poder abrir y entrar en confianza con los músicos extranjeros.

Sobre tu participación en el disco tributo a Helloween (The Keepers Of Jericho), ¿te sirvió para darte a conocer?

Sí, yo creo que en el tema de la música es interesante de participar, en tributos me gusta participar también, de hecho estoy en varios. El de Helloween creo que es uno de los más acertados. En la voz participó Elisa Martin, en ese momento era la cantante de Dark Moor. De hecho, cuando viajé a España estuve con ella personalmente y me pareció una persona muy humilde, muy buena y trabajamos juntos; le enviamos las pistas y quedé muy conforme con el proyecto con ella cantando de invitada de ese tema (A Tale That Wasn’t Right). De hecho, bueno, Helloween también es una banda que me gusta. Pero sí, estuvo muy bueno esto de trabajar en el tributo.

La Internet ha sido importante para tí en el sentido de armar una red de contactos con varios músicos, pero, ¿cuál es tu opinión acerca de la distribución de música por este medio?

Bueno, es un lado bastante polémico el tema de la distribución, de la piratería y de las cosas por Internet. El Internet acerca mucho porque desde Sudamérica, gracias a internet obviamente, he podido hacer más contactos, ser un poquito más conocido con el primer disco, trepar a un segundo, llegar al tercero. A cada músico que pude hacer contacto por la red le comentaba si conocía algo del proyecto de acá y la mayoría me decía “of course”. Como que lo conocían o habían oído hablar, y al entrar en la página web oficial veían las personas que participaban y se prendían. Eso lo hace internet.

Sobre la descarga de música, estoy a favor dependiendo de cómo se realice; todos creo que bajamos música al menos para escuchar, de ahí está en cada uno concientizar de que si bajamos música y no compramos discos originales, se va a desaparecer, o la banda va a vender una chapita con un dato grabado, lo cual me parece tonto perder eso. Obviamente que la situación económica en Sudamérica es muy dura, estamos totalmente de acuerdo, pero somos conscientes que esto nos gusta. Entonces es como decir bueno, dejo de consumir música, se muere esto, así de simple. Mis discos están para descargar en muchas páginas, los he visto, pero más de uno ha venido y me dijo: “descargué el disco, me gustó y lo vengo a comprar”, entonces a mí me importa el que toma conciencia realmente porque sino es como todo. Valga la mala comparación, pero es como el ecosistema, si no tomamos conciencia de lo que estamos haciendo con la tala y un montón de cosas, vamos a quedar en la edad de hielo, ¿entendés? o algo peor realmente. Yo creo que todo es una toma de conciencia, Internet es una gran herramienta y si se sabe usar y con conciencia creo que acerca mucho más al ciudadano, al humano y a la música misma.

Beto Vazquez

¿A qué atribuyes este aumento de las descargas de música?

Un poco a la comodidad y otro poco a la parte económica, por eso es importante hablar de esto. A ver, todos descargamos música, lo acabo de decir, pero tenemos que ser conscientes y comprar los discos porque sino el artista desaparece, tan simple, no podemos dejar que desaparezca esto que nos gusta a todos y que es una pasión, que es la música, porque no podemos no tener un álbum donde tocar, las letras donde poder leerlas; que sea por una pantalla, o sea, si me quitas lo físico pierde calidad inclusive. Ya los que veníamos desde antes, de 42cm que era el vinilo, nos achicaron a 12cm con el CD. Qué vamos a hacer ahora, ¿vamos a desaparecer por una chapita que tenga datos? o sea, está bárbaro porque yo tengo mi MP4, voy de acá para allá escuchando y genial. De hecho tengo artistas (no solamente son mis temas los que escucho, obviamente) que tengo el disco original y cuando quiero borro el MP4. Pasa un tiempo y me dan ganas de escuchar y los vuelvo a copiar al MP4, pero el original lo mantengo, o sea, cuando escucho el disco más de una vez, así sean discos viejos, de otras décadas, me gusta leer las letras mientras escucho música, me gusta ver el arte. No se puede perder eso porque es perder y desvalorizar lo que amamos, que es el metal y la música en general.

Por lo general, con los proyectos que cuentan con músicos de renombre, como es tu caso con invitados, siempre hay un deseo de decir: “me gustaría ver a esta banda en vivo con todos los invitados que están”. ¿Tú has pensado alguna vez en juntarlos para hacer un gran concierto?, ¿eso lo ves posible en Sudamérica o más factible en Europa?

Beto VazquezEs una pregunta muy, muy difícil. De hecho, en este momento no estoy tocando porque como te contaba, estoy trabajando mucho, muy a full en el estudio de grabación, o sea, estoy trabajando en el disco doble, estoy trabajando como invitado en 2 proyectos, estoy produciendo una banda de acá de Argentina y estoy armando lo que va a seguir después del doble. O sea, estoy full metal en el estudio grabando, pero sería glorioso poder hacer lo que vos me decís, de poder trabajar en vivo con muchos artistas que han participado. El tema es que en Sudamérica el dólar está muy partido, nos parte mucho la diferencia y casi lo veo como un imposible, francamente, la respuesta la dirá el tiempo. Francamente, ¿te gustaría?, claro que sí, pero el tema es, ¿podés?, no, en este momento no. Lo que puedo hacer es acercar mi música y unir al mundo, como sucedió por medio de ella con grandes artistas y gente no tan conocida, que a mí me importa mucho eso. Por el momento, el vivo con todos los artistas, medio que es un imposible ahora, hoy por hoy. Si las cosas cambian, ¿por qué no?

¿ Tienes algún referente con estos tipos de proyectos con varios invitados, así como Ayreon o Avantasia por ejemplo?

Ayreon fue uno de los primeros, de hecho tengo contacto con Arjen. Grabó en uno de mis discos que nunca salió hasta ahora por medio de un contacto discográfico que está por verse. Nos mantenemos en contacto por medio del Facebook y hablamos seguido sobre los proyectos. Creo que él fue uno de los pioneros, no el único pero si uno de los primeros masivos en darle forma a este tipo de proyectos. Avantasia vino después de Beto Vazquez Infinity, o sea, cronológicamente, lo que sucede es que, obviamente Avantasia es un proyecto internacional y nosotros somos sudamericanos y sabemos que nos toca la de perder por ese lado obviamente, ya sea por el idioma o la infraestructura. Obviamente, un europeo o un extranjero va a tener más posibilidades siempre. En Sudamérica hacer música es muy complicado y tenés que tener muchas garras y no claudicar. Yo en mi país he visto subir a todas las bandas y caerse a todas las bandas, es muy complicado, y creo que en la mayoría del resto de Sudamérica es muy complicado el metal y la música en general.

Como referente, sí, yo podría decir que tengo un referente con Ayreon, pero no es que pensé “voy a hacer una banda como Ayreon”, tampoco mi música es igual a la de Ayreon. Y Avantasia me gusta muchísimo y respeto muchísimo el trabajo de Tobias, que me parece un genio realmente dentro del metal.

Beto Vazquez

¿Cómo empiezas a contactar a los músicos que participan en tu proyecto? ¿los eliges tú mismo de acuerdo a ciertas características o te llegan propuestas?

Las dos cosas, para serte honesto. A veces, como te dije, yo descargo música para conocer pero no para piratear. Hay algunos invitados en este disco doble que he bajado el disco por curiosidad de la tapa y de pronto vi que había una voz o un instrumentista que me llamó la atención y empecé a buscar información hasta llegar al músico y decirle: “mira, me interesa tu trabajo, ¿te gustaría participar en esto?” y así se da. O los músicos me envían su material o me hacen ver cosas, o me mandan material directamente para que escuche y me dicen: “bueno fijate si te sirve lo que hago”, o “me gustaría”, bueno, miro un poco el curriculum, miro el lado profesional también obviamente y así es como participan. En realidad estoy abierto a ambas posibilidades.

Tú has tocado en Europa también, ¿cómo fue el recibimiento de la gente allá?, ¿tenían algunos referentes de bandas de acá de Sudamérica, Rata Blanca, por ejemplo?

Beto Vazquez & Andre MatosEl recibimiento fue excelente. Cuando yo toque en el 2002 no había grandes bandas así reconocidas dentro del metal acá. En realidad, lo interesante fue que la productora que hizo el evento, que fueron 10.000 personas las que participaron, ¡y había que salir a tocar para 10.000 personas! «Estoy en una tierra extraña», me sentía, pero era bárbaro, o sea, (la producción) nos pidió a nosotros y curiosamente en ese momento nos pide y nos convoca por intermediario al que, en ese momento era el manager de Rata Blanca, que me dice: “mirá Beto te están pidiendo de España para tocar, el arreglo para tocar sería éste, dime si te sirve”, bueno y yo le dije: “ok, pero viajo con todos mis músicos, no con samples ni con nada”. Y bueno, me aceptaron todas las condiciones y viajamos los 8 músicos, en ese momento éramos, me lleve al sonidista me acuerdo, me trataron re bién. Sinceramente tengo los mejores recuerdos de España y los españoles, y francamente tengo una linda experiencia.

Tus proyectos los armas con distintos músicos de afuera, que graban y que te mandan las pistas, ¿cómo coordinas después con los músicos que eliges acá, como banda para tocar en vivo?

Bueno, el tema es que tienen que ser músicos muy flexibles. Por ejemplo, hay veces que en vivo no toco el bajo, toco los teclados y alguien me reemplaza de la banda. Es una especie de rotación como le llamo yo en vivo. Por hoy el cantante masculino en ese momento pasa a tocar el bajo y yo paso a los teclados o a la guitarra, y la líder pasa a ser la mujer. O sea, emulamos las voces grabadas en los discos, obviamente con instrumentistas y cantantes de alto calibre que son los que participan en el grupo.

Sobre el staff con el que tú trabajas para tus discos, hablábamos de la preocupación que tienes por la buena presentación, ¿eso se basa en tus ideas o trabajas con más gente que te ayuda?

Yo tengo un equipo armado fijo que es imbatible. A partir de Darkmind fue un antes y un después en todo sentido. Tengo los músicos, el staff fijo que somos cinco argentinos y una sueca, que vive en Suecia valga la redundancia. Ella vive allá y nos mandamos las pistas y demás. Y tengo cinco argentinos trabajando conmigo fijos acá, de hecho la cantante era alumna de Tarja Turunen, o sea, estamos hablando de gente con mucho nivel, o sea que está muy calificada, y los guitarristas son excelentes y el baterista viene tocando conmigo hace años ya. En la parte gráfica tengo un diseñador gráfico que hace cosas impresionantes, y la parte prensa la maneja Lola, que es mi mano derecha en la banda y aparte maneja el sitio web.

Cada uno cumple su rol y es más que importante a la hora de trabajar en un proyecto que es tan rompecabezas, por decirlo de una manera, que cada uno sepa ocupar su rol y cada uno haga bien su trabajo, entonces, es la única manera de funcionar. Creo que me costó 8 años poder elegir la gente que tengo hoy por hoy al lado mío, por eso en Darkmind y la gente que trabaja en el disco nuevo es prácticamente al 100 por 100, sumando elementos nuevos y gente nueva también, pero quedó directamente como staff porque obviamente cada uno ocupa su rol profesionalmente.

Sobre Jason Droguett, cantante chileno que participa en tu nueva producción, cuéntanos ¿cómo conociste su trabajo y qué impresión te llevaste de él?

Bueno, Jason llegó a mí por medio de mi sitio en el MySpace y me dijo: “mira, yo soy de Chile”, se presentó, “escúchame, te mando el link, me gustaría saber si podría participar”. Yo voy y escucho a todos, no es que bocho a nadie, o sea, no me importa el país, sino que me importa la actitud y como sea profesionalmente la persona, después si lo conozco humanamente mejor todavía.

Y bueno así fue, fui a su MySpace, escuché el tema que tenía con la banda grabado y me di cuenta que tenía mucho potencial y que era buenísimo meter a alguien de Chile, porque si bien de Argentina participan, por el lado sudamericano, Chile es un referente que no estaba en los discos míos. Entonces, tenía que elegir a una persona que realmente deje bien parado a Sudamérica también, por el lado de Chile. Y al escuchar a Jason me di cuenta que era una persona muy profesional y muy cálida, estuvimos intercambiando e-mails y realmente hizo un gran trabajo y me quedé muy conforme con la performance dentro de la banda y lo elegí porque realmente me di cuenta de la manera de trabajar que iba a ser excelente y lo que yo buscaba era justamente que, “no importa si es chileno o argentino, es sudamericano para mí”. Ya digamos que la división en mis discos es, “sos sudamericano o el resto del mundo para mí”. Entonces, al ser chileno, tenía que ser alguien que realmente pegue y creo realmente que lo logró.

Por el hecho de que sea el primer chileno, ¿se te ocurre para después incorporar a otros países, sobre todo de Sudamérica, para dar a conocer?

Jason DroguettBueno, de hecho está en carpeta, no para este disco que está cerrado ya. (En el álbum) sudamericanos solamente son de Argentina y Chile, nada más. Pero para la continuación de este disco doble, una vez que salga a la luz, yo ya estoy armando cosas. Están en carpeta varios países, Colombia es uno de los que viene en carpeta por ejemplo. No obsta que no sume a otro chileno o alguna chilena, o sea, hay que ver en el momento lo que estoy componiendo y la persona si se ofrece si justo cuadra. Cuando le mandé la canción a Jason me dijo: “uh, si, ésta canción me calza”. Yo creo que se luce francamente, le puso mucha garra, le puso fuerza.

Está en carpeta seguir sumando gente de Sudamérica. Simplemente por el lado europeo es porque la infraestructura me permite con ellos interactuar musicalmente y lograr, por ahí quien sabe, el producto un poco más rápido terminado. Tienen más accesos ellos a lo que es la grabación y demases.

Pero cuando hay ganas y hay voluntad, y realmente se quiere estar en algo, creo que el trabajo y el esfuerzo de cada uno tiene su premio a la larga. En el caso de Jason, yo creo que él quedó contento con la canción y yo quedé contento con su performance, la letra la pudimos armar entre los dos, adaptó muy bien todas las líneas, entendió el concepto. Cuando sos profesional, sos profesional.

Bueno, con el mismo Jason, ¿han conversado de alguna probable visita o presentación en nuestro país?

En este momento, como te decía, el problema es que no estoy tocando en vivo porque estoy abocado a las grabaciones. De hecho, había una cosa graciosa que me pasó con un productor de afuera y me decía: “¿pero vas a tocar en vivo?”, “bueno la idea es sí, montar el en vivo”, “y entonces, ¿qué es más prioridad?”, “los discos”. “¡Claro!”, me dice, “te entiendo, porque, qué le importa a la gente de Taiwán si vos tocas en Argentina, lo que quieren es escucharte en el disco”. Y sí, es verdad porque los discos míos están todos en Taiwán y es gracioso, no, pero a su vez tiene coherencia y si uno quiere subsistir con esto es, o le resto tiempo a una cosa para hacer la otra, y entonces qué tengo que hacer. Si lograra tocar en Chile, por supuesto que convocaría a Jason, ni hablar. De hecho, si tocaría en Argentina, que tengo en carpeta hacer, a la larga, por ahí un DVD inclusive en vivo y vamos a ver qué podemos hacer para traer a alguna de las personalidades que tocan. Jason podría estar en esa carpeta también, a mí me importa mucho el lado profesional y el lado humano, por eso te digo.

Cuéntame un poco sobre cómo está la escena metalera en Argentina, en los medios, en el apoyo de la gente, etc. ¿hay bandas nuevas que puedas recomendarnos?

Beto VazquezBandas nuevas hay un montón, levantás una baldosa y sale una banda argentina, o sea, hay muchas de hecho. De hecho, la gente que te va a ver en los conciertos, no se, van 600 personas y 400 de ellas tienen una banda, o sea, acá por suerte la música se sigue consumiendo en el disco original como hablábamos hace un rato, porque no está todo perdido por lo menos a nivel discográfico, y a nivel música tenemos varios medios. La internet ayuda como veníamos hablando, los webzines y demás que ayudan al movimiento hacen que esto no se pierda y siga creciendo.

Sobre los conciertos; vienen muchas bandas de afuera, muchísimas, vos sabés que viene Virgin Steele, viene Manowar, Stryper, Gamma Ray, Helloween, etc,  todo el mundo viene acá. Se ve que le encontraron el negocio obviamente y está buenísimo para poder acercar, pero eso limita a las bandas nacionales también para hacer sus propios conciertos y tienen que morir siendo soportes de una banda internacional porque una banda que no es masiva, hoy por hoy después de muchos años que se cambiaron los reglamentos para poder tocar, no tiene mucho espacio. O sea, es muy simple: o tocas para, por decirlo de alguna manera, una banda chica para 300 personas o tenés que ir directamente a un renglón de 1.500 o 2.000. O sea, ahí no está el promedio que antes había que por ahí era 800, 700, o sea, muchos de ellos se cerraron a partir de la desgracia que hubo en el boliche Cromañón hace muchos años (2004). Y bueno, este perjudicó bastante a la escena nacional, pero actualmente se sigue tocando y no se ha perdido ni la garra ni el amor por la música acá, por suerte.

¿La gente allá consume las bandas originales o también van mucho a fiestas con bandas tributo de afuera?

Hay muchas bandas que tributan a grandes del metal pero la mayoría trata de hacer sus propios conciertos acá en la Argentina. Por lo menos eso todavía sigue vigente, no importa si una banda es chica o medianamente grande, trata de solventarse sus propios conciertos y hay bandas tributos también como vos decís hay también muchas.

Por lo menos la original tiene su espacio para tocar.

Si si si, se puede, hay lugares para tocar.

Beto Vazquez

Beto, gracias nuevamente por tu tiempo, puedes enviar un mensaje a tus fans que visitan PowerMetal.cl

A todos los hermanos de Chile, obviamente me encantaría tocar para ellos, por supuesto que sí. Ojalá reciban bien el nuevo material. Apoyo absolutamente la escena del metal de Chile, Argentina y Sudamérica, no importa más allá del idioma, que se cante la música es lo que queremos. Y ojalá algún día podamos vernos face to face todos porque que sería muy agradable para mí. Les mando un aguante realmente por el gran problema que han tenido últimamente con los benditos terremotos, mi solidaridad para ellos, un gran abrazo metalero para todos y apoyen a la web firmando, leyendo, mandando promos, lo que sea, porque es otro engranaje de este sistema que todos tenemos que defender y lo que amamos, que es la música simplemente.

Un gran abrazo para todos y gracias a vos.

Guillermo Salazar

Imágenes: myspace.com/betovazquezinfinity

CONCURSO

Si quieres ganar «Darkmind» de Beto Vazquez Infinity en CD , escribe un mail a concurso@powermetal.cl nombrando al menos 1 músico que haya participado en el álbum. No olvides incluir tu nombre completo y RUT.

5 comentarios
  1. Apophis Dice:

    Que bien, bkn que se den a conocer talentos chilenos al extranjeros. Ojala en Chile vayan mejorando la calidad las bandas mas de lo que lo han hecho hasta el momento para que seamos mas respetados.

  2. Juan Fco. Dice:

    genial que incluyan gente de nuestro país donde hay músicos de gran nivel… espero que la escena metalera nacional levante muy pronto y podamos disfrutar de lo nuestro… excelente entrevista amigos de powermetal.

    saludos…

  3. Nerian Dice:

    no es que en sudamerica sea tan dificil grabar, es que la masa escucha musica demaciado mierda y algunos estilos quedan al margen, nos odian wn xd

  4. Jaime Velasquez Dice:

    Tuve la oportunidad de escuchar un extracto del disco en Buenos Aires junto al mismisimo Beto Vazquez y dejenme decirles que el nivel de produccion esta realmente bueno, musicalmente hay un cambio en comparacion a los anteriores discos, este es algo mas rapido y hay canciones muy bien hechas, incluso hubo una balada cantada por una chica canadiense (creo) de 15 o 16 años que me hizo erizar la piel…

Los comentarios están desactivados.