No resulta ser menos especial la venida de Amon Amarth a Chile el próximo 11 de marzo. No solo vendrán a tocar al recinto más grande que los haya recibido el país, el Teatro Caupolicán, sino porque además regresan a Chile con Powerwolf, que junto a ellos y otros actos como Sabaton, están entre los números metaleros más populares del Viejo Continente en la última década.

Acompañados por invitados de lujo y en promoción del lanzamiento Berserker, los vikingos se aprestan para su nuevo desembarco en Chile. Por ello, PowerMetal.cl tuvo la oportunidad de conversar con el bajista Ted Lundström, para anticipar lo que será el encuentro más multitudinario que hayan tenido en nuestro país.

Por Jorge Ciudad

Ted, desde el concierto en mayo de 2009 acá en Santiago, apoyando el disco Twilight of the Thunder God, que Amon Amarth ha venido a Chile a promocionar todos sus álbumes. ¿Cómo fue que Sudamérica se transformó para ustedes en una plaza obligada para cada ciclo de lanzamiento y tour?

O sea, realmente nos fascina ir a Sudamérica para tocar, porque ustedes son unos de los mejores fans en el mundo. Si hablamos de los shows en vivo, el público siempre es muy intenso, y de verdad disfruta mucho cada vez que vamos a tocar para allá, así que para nosotros siempre será un highlight poder ir a Sudamérica para la gira de cada álbum. Y ahora que lo recuerdo, la primera vez que tocamos en Sudamérica fue en Chile, en Santiago, el 2009 en promoción de Twilight of the Thunder God, como bien dices, y me acuerdo que después de la primera canción, el público no dejaba de cantarnos, por lo que tuvimos que quedarnos ahí como por un minuto, simplemente mirando al público cantar nuestro nombre. Eso era algo que jamás nos había ocurrido en Europa, por ejemplo, así que esa visita a Chile fue una experiencia fantástica para nosotros. Desde ese entonces que nos encanta tocar en Sudamérica. Y vivir ese tipo de experiencias es muy importante, ya que es como una cosa de dar y recibir, ¿sabes? Le damos al público un show, pero al mismo tiempo recibimos un montón de energía. Si el público es grandioso, nuestro espectáculo será mucho mejor, porque nos anima muchísimo estar frente a una buena audiencia. O sea, se necesita tanto a un público como a una banda para el que el concierto sea bueno, ¡no solo va por nuestra parte!

En esta ocasión no solo van a tocar en el lugar más grande que lo hayan hecho en Santiago. También, vienen con Powerwolf como invitados, una banda que es enorme en Europa pero que nunca ha venido hasta acá. Es la primera vez de ellos. ¿Qué puedes anticiparnos?

Estamos súper emocionados por tener este cartel para nuestra gira latinoamericana, porque… Primero que todo, a mí me encanta Powerwolf como banda. Es un conjunto asombroso, me fascina su música y sus shows en vivo son increíbles, así que me parece que les irá muy bien con sus presentaciones allá en Sudamérica. Por eso es que estoy muy entusiasmado de llevar este cartel de bandas tan bueno. Si bien somos de estilos diferentes, ambos grupos damos un show muy intenso, por lo que creo que la gente que vaya a los conciertos va a tener una experiencia muy interesante. De verdad siento que será un show excelente con Powerwolf.

Lo entretenido de Amon Amarth es que un día puede girar con Powewolf, una banda digamos muy powermetalera, y antes, hacerlo con otros grupos como Slayer, Cannibal Corpse y Lamb of God, como el año pasado por Estados Unidos. ¿Qué tiene Amon Amarth que resulta atractivo para los fanáticos del Power, del Thrash, del Death y otros estilos?

Oh, al menos yo lo veo como una cuestión con dos partes. Lo primero, lo más seguro es que no seamos Death Metal a estas alturas, sino como… nuestro sonido se inspira bastante en el Heavy Metal, por ejemplo, con todas estas melodías que tenemos. Contamos con un montón de melodías muy oreja, que las personas son capaces de recordar incluso después de escucharlas sola una vez, y pueden cantarlas o simplemente disfrutarlas. Pero, además, creo que pese a que tenemos voces guturales, aun puedes entender mucho de lo que canta Johan (Hegg). No es como lo que pasa con otras bandas, con las que no tienes cómo figurarte las palabras que cantan. Y eso me lleva a la segunda parte: las historias que contamos, las letras sobre mitología vikinga, de batallas vikingas. Supongo que esa es otra cosa que a los metaleros les gusta mucho, ¿cierto?, ir a un show en el que vivas una experiencia no solo musical, sino que veas también la puesta en escena. Eso, junto con las letras, con las melodías que puedas seguir mientras las cantas, etc. En conclusión, lo que tratamos como Amon Amarth es hacer algo más amplio, no solo enfocarnos en un segmento.

Después de la gira por Sudamérica, la cual llega a Chile, irán a tocar a Indonesia. Y eso también me llama mucho la atención, porque fanáticos de todo el mundo, independiente de sus culturas y países, llegan a Amon Amarth por los relatos de vikingos y las mitologías de la cultura escandinava que ustedes cantan en sus letras, e impregnan en la imagen de la banda. Después de todos estos años haciendo canciones sobre estos temas, ¿por qué crees que la cultura vikinga despierta tanto interés en el mundo?

Sí, y no lo sé. Es una buena pregunta, aunque me parece que, primero que todo, las historias son grandiosas. Los relatos de este tipo, del lugar del mundo que provengan, siempre tendrán un atractivo. O sea, la mitología que tenemos muchas veces es similar a la de culturas en Sudamérica, de la maya, o la Antigua Grecia, y las grandes historias serán grandes historias siempre, nunca van a dejar de funcionar. No importa demasiado en realidad de dónde provengan. Y cuando hemos tenido tanto éxito dando a conocer nuestra Historia a través de la música, eso simplemente nos pone muy contentos, el hecho de que las personas se interesen en nuestra Historia. Para nosotros es muy entretenido viajar por el mundo y compartir relatos de Escandinavia y ver a las personas de verdad prestando atención a lo que decimos con las canciones. Eso a nosotros nos entrega una sensación fantástica.

PEQUEÑOS GRANDES DETALLES EN EL SONIDO DE AMON AMARTH

Hace poco, (el guitarrista) Olavi Mikkonen dijo que la banda ha evolucionado hacia un sonido más heavymetalero y tradicional, lo que es cierto. No obstante, en el álbum Berserker se siguen escuchando temas bien brutales, como Ironside o Wings of Eagles. ¿Cómo ves tú esta evolución de Amon Amarth en los últimos años?  

(Risas) lo cierto es que no es tan difícil. A ver, nosotros crecimos con la música Heavy Metal, y esas son las influencias que se nos están devolviendo a estas alturas, cuando escribimos nuestro material. Ahora, nosotros tenemos un estilo, un toque Death Metal, pero lo que hacemos es componer temas bajo la lupa del Heavy Metal, aunque tocándolos con un sonido un poco más deathmetalero, así que mezclamos más o menos ambos estilos. Tú mismo eres capaz de distinguir las dos influencias, la tradicional y la más extrema, en la propuesta que tenemos, y eso es justamente lo que a la gente le gusta de Amon Amarth, que tienes las melodías de la vieja escuela del Heavy Metal y esas cosas, aunque presentadas bajo un estilo bien agresivo. De esa forma te encuentras con lo mejor de ambos lados, de ambas partes.

También me parece que ustedes han logrado, en este tiempo, evolucionar hacia una “banda en vivo” cuando están en estudio, con canciones que si bien no son simples, son fáciles de recordar y que tienen un potencial muy grande en los conciertos. ¿Hasta qué punto influyen las giras, las presentaciones en vivo y la reacción del público en la composición de un álbum de Amon Amarth? 

Pienso que… a ver, componemos y nos gusta escucharnos en la mayoría de las ocasiones. Sin embargo, y por supuesto, luego de girar por el mundo por tantos años, como que aprendes a distinguir cuáles son los elementos que funcionan en vivo. Ya entiendes cuáles son los ríffs, ya entiendes cuáles son los sonidos y las cosas que le gustan a las personas, y como te lo comenté al principio: la reacción del público es muy importante para nosotros como banda, porque eso es lo que nos alimenta. No me parece que sea a propósito, pero quizás nos vemos influenciados por la parte en vivo, cosa que puedes notar en especial en las canciones más recientes, dado que a uno le gusta mucho tocar aquellas que le gustan a la gente y claramente aprendes de aquello, lo que queda patente en los temas más nuevos, como un elemento que sale de forma natural en la composición.

A estas alturas de la carrera de ustedes, creo que cualquier cambio, por más desapercibido que parezca a simple vista, tiene un impacto muy grande en el sonido de Amon Amarth. En el caso de Berserker, creo que el hecho de haber trabajado con otro productor, como el norteamericano Jay Ruston, y haber grabado en California, trajo consigo un cambio importante con respecto a Jomsviking, grabado en Inglaterra con Andy Sneap… 

Siempre buscamos cambiar de productor de vez en cuando. No querrás quedarte con el mismo productor si necesitas otros inputs desde el exterior. Llevamos más de 25 años con la banda y si bien ya sabemos hacer lo que nos gusta, hay momentos en que necesitas un aporte desde afuera. Y no solo se trata del productor, sino también de la experiencia de estudio. El que utilizamos para grabar Berserker era uno completamente distinto al de Jomsviking por ejemplo, y terminó siendo una experiencia aparte. Además, esta vez grabamos el disco de una forma diferente. Todos esos detalles hacen que la cosa sea más interesante para nosotros, nos mantienen alerta y más concentrados, porque si trabajas con el mismo productor una y otra vez, luego de un tiempo empezarás a relajarte. Uno necesita de estos condimentos para mantenerte despierto, probando nuevas ideas y elementos. De lo contrario, todo te empezará a parecerte aburrido. En ese sentido, siempre será bueno contar con un input de afuera de la banda.

Ahora, lo que de verdad ha impactado al sonido de Amon Amarth, a mi juicio, es la llegada de Jocke Wallgren, porque como baterista tiene un toque muy, pero muy distinto al de Fredrik Andersson. ¿Cómo fue el input de Jocke en Berserker?

Sí, o sea, en cuanto a su performance, Jocke ha pertenecido al grupo desde hace un buen tiempo. Sin embargo, Berserker es el primer álbum que grabamos con él, así que por supuesto que fue como una prueba. Uno no sabe cómo las personas trabajan en un estudio por ejemplo, cuán tranquilas o preparadas estarán cuando llega el momento de grabar sus partes, y ese tipo de cosas, pero cuando cuentas con un batero tan profesional como él, y que además es tan fácil de llevar, te resulta sencillo probar ideas nuevas. En realidad, fue muy entretenido grabar con él, partiendo por el hecho de que tiene un estilo nuevo para nosotros. Sí, tiene un estilo diferente, un sonido distinto con el que toca, y todos esos pequeños detalles hacen que al final haya diferencias en el sonido completo del registro. Sí, fue muy bueno grabar con él este disco.

Por último, quería consultarte -si es posible- por lo especial que debe ser para Jocke el venir a tocar a Chile, dado que él nació acá, y fue adoptado por un matrimonio sueco cuando apenas tenía unos meses. ¿Cómo vive él el venir a tocar acá, al lugar donde nació?

Sí, por supuesto que no puedo hablar por él, sin embargo recuerdo que estaba muy emocionado por venir con nosotros cuando estábamos girando en promoción de Jomsviking, porque era la primera vez que volvía a Chile. Lo adoptaron cuando era muy pero muy niño, y estaba como… claro, muy interesado en conocer sus raíces, del lugar de donde venía. También, fue un emotivo para él tocar su primer show en Chile. Para él, había sido el highlight de todo el tour por Sudamérica y lo cierto es que ni siquiera puedo imaginarme lo que significa para él, y todas las emociones que deben pasar por su mente, subiéndose al escenario y dirigiéndose al público, contando su historia, que nació allá. O sea, estoy seguro de que Jocke tiene muchas más cosas que decir sobre esto, pero sí recuerdo lo emocionado que estaba.

Muchas gracias Ted por conversar con nosotros. Nos vemos el 11 de marzo próximo. ¿Quieres dejar algún mensaje?

Sí, por favor vayan, y les daremos el concierto el año. Y no dejen pasar a Powerwolf, porque es una banda increíble en vivo. ¡Muchas gracias a todos por escuchar nuestra música y nos vemos!