Accept

El territorio alemán ha sido testigo de la majestuosidad creada por íconos de la música clásica como Bach, Beethoven y Wagner; también de grandes poetas, pintores, filósofos y científicos eminentes. No por casualidad es llamada “la tierra de poetas y pensadores” (Das Land der Dichter und Denker). Pero también es la nación en donde se originó Accept, uno de los patrimonios del Heavy Metal y una influencia predominante en la década de los 80’s. Un estilo vocal único y un sonido genuino que conquistó el mundo como un “murmullo que en el alma se eleva y va creciendo como volcán que sordo anuncia que va a arder”*.

La década de los setenta avanzaba frenéticamente: los nuevos movimientos musicales se desplazaban y transformaban los sonidos a su paso. El rock y el heavy metal se asomaban a pie juntillas ganando una creciente popularidad a medida que transcurría el tiempo y en Solingen, “la ciudad con alma de acero”, empezaba a germinar la semilla de Accept de la mano de Udo Dirkschneider.

La realidad es que la espina que dio origen a la banda que hoy referimos tuvo lugar en 1968 con Udo y el guitarra Michael Wagener, quienes crearon una agrupación llamada Band X. Junto a ellos integraban la alineación Jan Komet también guitarrista y el batero Birke Hoe. Por las filas de Band X también pasó el bajista Dieter Ruback y luego se unió Frank Friedrich. Fue en 1971 que adoptaron definitivamente la denominación “Accept” como su sello de reconocimiento. A partir del desarrollo del nombre, ofrecieron presentaciones ocasionales de tipo amateur en diversos lugares de su ciudad natal. La agrupación pasó por bastantes cambios en su formación antes de poder encontrar su esencia e identidad grupal. Por si fuera poco, las cosas avanzaban de forma lenta pese a que era notorio el espíritu lleno de aspiraciones.

accept10

Fue hasta 1976 cuando la vida les cambio de la noche a la mañana. Para entonces el conjunto estaba compuesta por Udo Dirkschneider en la voz, Wolf Hoffmann en la guitarra, Peter Baltes en el bajo, Frank Friedrich en la batería y Gerhard Wahl en la segunda guitarra. Recibieron una invitación para tocar en el festival germano Rock am Rhein en donde una inmensa marea de asistentes fue testigo del inicio en plena manifestación del estilo que Accept derrochaba y que, en definitiva, se encargaría de desarrollar en lares teutónicos. Un estilo que en aquella oportunidad asomaba sus garras bajo la sombra del anonimato.

En esa oportunidad los alemanes lograron captar la atención de una renombrada compañía disquera con la que meses más tarde, luego de firmar un contrato discográfico, se embarcaron en la grabación de su primera placa. Entonces se adentraron a explorar los rincones de la industria musical, ámbito que conocían someramente pero que iría formando parte inherente de sus vidas. El primer resultado del grupo fue conocido en 1979 y como en no raras ocasiones al tratarse del trabajo inicial, fue titulado Accept. En realidad, este trabajo estaba mal producido y las composiciones eran mezquinas por lo que aportó muy poco o casi nada a la banda. Tras este primer atropello, Friedrich y Wahl decidieron salirse, argumentando que no tenían las mismas ambiciones musicales que el resto de integrantes.

accept11

Las vacantes fueron ocupadas no mucho después por el guitarrista Jörg Fischer y el batero Stefan Kaufmann. Con estos nuevos elementos se encaminaron a grabar su próximo álbum que se conoció en 1980 como I’m a Rebel y para el cual contaron con Dirk Steffens como productor. Con este material la fama de la banda creció y capturó la vista de los medios de comunicación, siendo invitados así a sus primeros shows televisivos. También se las arreglaron para distribuirlo por los sellos Passport y Logo, de Estados Unidos e Inglaterra, respectivamente. I’m a Rebel continuaba en el camino de la búsqueda hacia su verdadero sonido. Otro dato interesante de este álbum es que el tema homónimo fue compuesto por Alex Young, el mayor de los hermanos guitarristas Angus y Malcolm Young de AC/DC. Según Hoffmann, lo anterior se debió a que luego del primer larga-duración les sugirieron incluir un tema que pegara en las radios y Young se los ofreció.

accept07La agresiva voz de Udo junto a la ferocidad desplegada por las guitarras y la batería eran los cimientos de un nuevo estilo musical que empezaba a identificarlos bajo la expresión británica “heavy metal”. Ya para 1981 preparan su primer compilatorio titulado Metal Masters, compuesto por quince de sus temas y haciendo un total de 58 minutos de metal. En ese año también sale su tercer lanzamiento, Breaker, con el apoyo en producción de Michael Wagener. “Son of a Bitch” fue el track que más se popularizó y dotó al grupo de mayor celebridad. Además, Udo ofrecía un sello distintivo: una voz de sonido penetrante combinado con cierta aspereza o carraspera. Aunque éste era un trabajo contundente aún le faltaba esa pizca de condimento tan necesario para optimizar el momento de su germinación.

Durante ese periodo también firmaron con Portrait, una subsidiario de la mundialmente reconocida CBS Records. Sumado a eso, consiguieron la gestión profesional de Gaby Hauke, quien bajo el pseudónimo de Deaffy ayudaría a la banda a escribir la mayor parte de las letras. Otro evento relevante se sumó a la trayectoria de 1981. Y es que Accept autofinanció su propia gira como soporte de Judas Priest, una oportunidad que no podían darse el lujo de perder para ganar más terreno europeo. Casi sin ningún tipo de promoción por parte de la disquera, los alemanes lograron generar buenas críticas. Pero la aventura no fue fácil. En varias presentaciones fueron listados como “Attack” en vez Accept y hubo choques de personalidad entre los integrantes que condujeron a la salida de Fischer al término del viaje.

PRIMIGENIO DEL SPEED METAL

Antes de dar inicio al registro de su siguiente placa, entra Jan Koemmet en reemplazo de Fischer pero su estadía en Accept no duró mucho tiempo. De hecho, las grabaciones fueron producto de Hoffmann en su totalidad. Tras el desencantó de Koemmet, se unió Herman Frank, justo cuando se estaba definiendo la salida de la nueva pieza, por lo que todavía alcanzó a aparecer en los créditos -aún cuando no participó en la grabación-. Era 1982 cuando el compilado de 18 temas, Restless The Best, hizo su aparición en el mercado musical y más tarde, ese mismo año, dejó el camino para Restless and Wild, considerada una de las entregas top del Heavy Metal. Este álbum fue la piedra angular de la esencia de su sonido revolucionario finalmente decubierto, que abasteció de notoriedad a Accept y les abrió paso al verdadero estrellato. De los temas de Restless and Wild destacan “Princess of the Dawn”, “Neon Nights”, la propia “Restless and Wild”, “Demon’s Night” y, por supuesto, “Fast as a Shark”, que para muchas personas es el primigenio del speed metal por el uso del doble bombo. Un tour mundial fue el siguiente paso.

accept09

El culmen del quinteto alemán se manifestó con el resultado de su quinta entrada al estudio. En diciembre de 1983 Balls to the Wall afianzó el éxito de la agrupación, aunque con un tinte un poco más orientado a lo comercial, dependiendo de la lupa con que se vea. Asimismo, fue el primer álbum en el que aparecía Deaffy como co-autora de las letras, pero para ese entonces nadie imaginaba que se trataba de Gaby Hauke, la manager y ahora esposa de Hoffmann. Política, sexualidad y relaciones humanas son temáticas que salieron a relucir en este material y que, en alguna medida, los llevaron a figurar en titulares de revistas americanas por ser controversiales. Este trabajo destilaba fuerza y agresividad unido a un tono provocativo. Cortes como “Head Over Heels”, “Balls to the Wall”, “Losers and Winners”, “Love Child”, “Turn me On” y “Guardian of the Night” daban cátedra de lo que debía conocerse como un buen Heavy Metal.

En 1983 también hubo otros dos lanzamientos. Se trata de dos compendios: Besto Of y Midnight Highway. Por otro lado, durante un concierto realizado en Solingen, la banda se encontró con Jörg Fischer por casualidad y por insistencia de Gaby le pidieron que se uniera de nuevo al conjunto. Tras esto, emprendieron un viaje de un año cargado de shows en diversas partes del globo, como Japón, Estados Unidos –junto a Motley Crue, Kiss y Ozzy Ozbourne– y de hecho, una histórica presentación en el festival Monsters of Rock en Inglaterra.

accept08

El quinto larga duración fue Metal Heart, producido por Dieter Dierks –de reconocida trayectoria por su trabajo con Scorpions– y publicado en 1985. De acuerdo con Hoffmann, el concepto del álbum radica en la idea de un corazón artificial y de un día en el que todo el mundo tendría un corazón computarizado. Desde aquellos tiempos se planteaba la manera en la que la humanidad perdía oportunidades frente a las máquinas. Cabe señalar que el corte Metal Heart fue bastante aclamado por contener alusiones a las piezas clásicas Para Elisa de Beethoven y la Marcha Eslava de Tchaikovsky.

Con características más comerciales y más melodías, Metal Heart conquistó terrenos gringos, en donde emprendieron una exitosa gira. El tour se extendió en Japón, cuyos recitales se grabaron y para el álbum en directo llamado Kaizoku-Ban que lanzaron también en 1985. Un año más tarde emerge su séptimo lanzamiento con el nombre Russian Roulette que, contrario a los dos anteriores, fue un decaído intento de regresar a su estilo más agresivo. Lo que siguió fue un periplo mundial que incluyó fechas en Inglaterra con Dokken como teloneros y en Alemania con UFO como banda soporte.

LA SALIDA DE UDO

accept06Tras el intenso tour por Europa, los teutones anunciaron que se tomarían un receso para que Udo pudiera trabajar en su proyecto solista. Esto suponía algo que estaba más allá de un simple receso. Mucho antes se rumoreó que la agrupación daba señales de la tensión que existía tras bambalinas y, al parecer, era el momento en el que todo estaba explotando. Una de las hipótesis que corrieron como agua que lleva el río fue que Dirkschneider no estaba conforme con la orientación comercial en la que se estaba inclinando Accept.

En una entrevista, Wolf comentó que tras la inconformidad de Udo, Gaby dispuso arreglar una banda para él como solista teniendo el consentimiento de todos los involucrados en la decisión: el resto de la banda, la casa disquera, entre otros. Así, Hoffmann asegura que el trato que hicieron fue que escribirían un disco para Udo para que pudiera dar inicio a su carrera y los demás continuarían con un nuevo vocalista en Accept. Fue entonces cuando el conjunto compuso un álbum entero que salió a luz como Animal House de U.D.O. Se cree que muchas de las canciones del debut de U.D.O. fueron aquellas descartadas para el Russian Roulette por ser “muy pesadas”. Ante todo esto surgía una gran interrogante: qué haría Accept sin la persona que hasta el momento había sido su figura peculiar, aquel hombre de estatura baja y vestido con ropa de tipo militar….

Por su parte, Accept anunció como nuevo vocalista a Rob Armitage (ex Baby Tuckoo) pero tanto las y los fans como la prensa empezaron a cuestionar sobre su capacidad para adaptarse a la música del grupo. Antes de que se pudiera haber demostrado o no tal habilidad, dieron el aviso de que Armitage ya no estaría más en el proyecto. Sin embargo, no mucho después encontraron a David Reece (ex Dare Force) con quien se aventuraron en la creación de la octava placa. Eat The Heat se exhibe en 1989, con una reformada alineación que, además de Reece, contaba con el americano Jim Stacey en la segunda guitarra debido a que Jörg Fischer optó por separarse otra vez.

accept12

Las cosas marchaban bien para los germanos, quienes iniciaron un recorrido en Estados Unidos en alianza con W.A.S.P. Pero había una mancha en lienzo de su panorama: la venta de su álbum era complicada sin Udo al frente. Además, otra dificultad se presentó en el camino ya que la gira fue paralizada cuando Stefan Kaufmann sufrió una seria lesión de espalda. A partir de ese incidente, el baterista Ken Mary continuó el tour. Todo lo sucedido llevo a Hoffmann, Baltes y Gaby a determinar que Reece no era un aporte estable y que, de cualquier forma, Kaufmann necesitaba tomar un descanso. Accept detuvo su rumbo. Era el final y no había marcha atrás.

Corría 1990 cuando el mundo del metal vio un chispazo con la salida del directo Staying a Life. Este rememoraba la época dorada de Accept con su alineación original, en un show realizado en Osaka, Japón en 1985. Si bien la venta de este material era una evidencia del interés que Accept todavía despertaba, era solo una falsa ilusión: en los tres años siguientes Accept se hundió en el silencio.

EL REENCUENTRO

accept02

Una visita en Alemania fue clave para el resurgimiento de Accept. Udo se reunió con sus ex compañeros de fórmula y luego de algunas pláticas resolvieron que se reunirían. Dirkschneider, Hoffmann, Baltes y Kaufmann estaban dispuestos a retomar las riendas. Tras esta decisión dieron vida a Objection Overruled, lanzado en 1993. El álbum era un éxito, era el disco de regreso y en Europa tuvo una buena acogida, aunque en Estados Unidos las ventas encontraron un mercado un tanto hostil a causa de movimiento de rock alternativo que estaba acaparando las masas. Pero el ahora cuarteto no se rendía ni bajaba los ánimos y emprendieron una travesía por Japón, Rusia, Bulgaria, Europa, Sudamérica y pese a las malas ventas, también visitaron Estados Unidos.

accept05En 1994 dieron otra muestra de lo que aún tenían para dar y entonces sacan Death Row. De esta entrega se puede destacar que no trascendió demasiado, quizá porque para muchas personas Accept había cedido al movimiento Grunge que imperaba en esa década. Aún con un contexto poco alentador dispusieron realizar la gira correspondiente. Lamentablemente, Kaufmann se vio imposibilitado para tocar en la gira promocional de Death Row a razón de su espasmo lumbar, por lo que en su lugar debió estar Stefan Schwarzmann como reemplazo temporal.

El contexto daba a entender que otra pausa sería el siguiente anuncio de Accept. Pero no fue así. El grupo sostuvo varias sesiones de grabación en Estados Unidos hasta que en 1996 dieron a conocer Predator. El nombre del nuevo trabajo puso los puntos sobre las íes: Accept demostraba ser un depredador que se aferraba fervientemente a sus fans. En Predator las baquetas estuvieron a cargo de Michael Cartellone (Damn Yankee’s) y otro hecho sorpresivo fue que Peter tomó el control de la voz en algunas pistas.

Durante el “Predator Tour” se hizo evidente que las relaciones entre los integrantes no estaban en su mejor momento. A pesar del gran esfuerzo de todos por redirigir la embarcación hacia un nuevo puerto, la marea de inconsistencias fue más fuerte que su deseo. Los últimos conciertos del tan proclamado y ahora fallido reencuentro tuvieron lugar en Norte y Sudamérica, Europa y Asia. El último concierto de esta etapa fue en Tokyo en un recinto que se llenó en su totalidad.

LA PAUSA Y LA REUNIÓN EN VIVO

accept03Entre 1997 a 2005, el lienzo en el que se pinta la historia de Accept se quedó incompleto. Cada integrante se zambulló entre las actividades que mejor hacía en solitario. Pero aún desde lejos la bandera de la banda se mantenía en el aire, izada, y no sólo porque en 1997 sacan un disco doble en vivo, All Areas- Worldwide, que da cuenta de las giras de Objection Overruled y Death Row; también porque de alguna manera fueron los albañiles que construyeron un nuevo rumbo para el metal. Tanto así que en 1998 los black metaleros de Dimmu Borgir les rindieron homenaje al incluir una versión de “Metal Heart” en su álbum Godless Savage Garden. Además, el sello Nuclear Blast lanza en agosto de ese año un material de tributo a Accept que incluye la participación de Hammerfall, Axxis, Grave Digger, Primal Fear, Therion, Sinner y Sodom, entre otros.

Tal vez a manera de no dejar morir el recuerdo, en 1998 exhiben el EP Breakers on State, con cuatro temas ya conocidos. Luego lanzan el All Areas – Worldwide en U.S.A. y Japón pero bajo el título The Final Chapter. En el 2000 vendieron la compilación Bestseller, el split Take 2: Accept & Quiet Riot y otro compendio llamado Classics, Rocks ‘N’ Balladas (Hot and Slow). Ya en el 2002 lanzan el EP Rich & Famous, cuyo tema homónimo es el bonus track que Objection Overruled destinó para Japón, y contiene una versión acústica de “Writing on the Wall” y una versión demo de “Breaker”.

accept01Además, Accept publica su primer DVD al cual nombraron Metal Blast from the Past. Éste DVD ofrece material audiovisual de su concierto en Osaka, Japón en 1985, también un set de tres cortes interpretados en Bulgaria en 1993, siete video clips, tomas “detrás del escenario”, galería de fotos, biografía, discografía y letras de canciones. Una de las particularidades de Metal Blast form the Past es que es un disco dual, por lo también funciona como un CD de nueve cortes inéditos provenientes del álbum Breaker, una versión acústica y otras cosas.

El 2004 trajo nuevas y buenas noticias pues se confirmó que la alineación original de Accept se reuniría para participar en los festivales europeos del verano. De esa cuenta, realizaron una ráfaga de actos en Rusia, se presentaron en el “Sweden Rock” en Sölversborg, en el evento italiano “Gods of Metal”, en el festival “Tuska” de Finlandia y otras fechas en Japón. El último show de esta serie fue llevado a cabo en agosto de 2005 en Kavarna, Bulgaria, específicamente en el “Kaliakra Rock Fest”. Durante esa temporada también entregan otro disco de éxitos, esta vez titulado Sharkbite – Best Of. Luego vino un alto en la travesía, esta vez porque Udo debía continuar con sus obligaciones de su banda.

REGRESO TEUTÓNICO

AcceptEl paréntesis de Accept se extendió hasta entrado el 2007. En mayo de ese lapso se rumoreaba otra posible junta de Accept para componer y grabar una nueva placa. Sin embargo, Udo manifestó de forma tajante en una entrevista realizada por el e-zine Lords of Metal, que “eso sería un problema” y señaló: “entiendo que la gente quiere un nuevo álbum de Accept, pero componer canciones juntos sería un desastre. De esa manera destruiríamos en vez de crear algo. Tenemos una buena relación y es mejor mantenerlo así”. En ese sentido, quedaba más que claro que Dirkschneider declaraba oficialmente que no participaría en un posible reencuentro.

Las esperanzas de un nuevo disco parecían desvanecerse hasta que a finales de mayo de 2009, Peter Baltes dijo que había pasado un fin de semana junto a su compañero de las seis cuerdas, Wolf Hoffmann. El éxito de los recitales del 2005 les había dejado la espinita de que podían seguir, de que un nuevo álbum podría nacer para hacer brillar el nombre de Accept otra vez. Sin duda, querían que el corazón de metal latiera de nuevo.

Entonces, casi por casualidad, mientras Peter y Wolf trabajaban en un estudio de Nueva Jersey alguien les sugirió que se comunicaran con Mark Tornillo para reclutarlo en la voz. Con el deseo de encontrar un vocalista que se adaptara al estilo de Accept, sin parecer un clon del sonido de Udo, deciden llamar a Mark y probar suerte. Tornillo tocaba en TT Quick, una “club band” popular en los ochenta en el área de Nueva York y Nueva Jersey. Era conocida principalmente por la voz de Mark y por el buen trabajo en guitarra de David Dipietro. Cuando Tornillo se apersonó para una sesión informal de jamming con Accept la pasaron muy bien. Tan pronto como empezó dar sus primeras tonadas, Mark impresionó al resto del grupo y rápidamente pensaron que podría ser la nueva voz de Accept.

La noticia de un impetuoso regreso de Accept dio la vuelta al mundo. El 2009 explotó no sólo con el aviso de un nuevo frontman, sino también por la salida de un nuevo larga duración que tan esperado había sido por las y los fans más tenaces del conjunto originado en Alemania. Así, en noviembre de ese año entran al estudio Backstage en Derbyshire, Inglaterra con el apoyo del productor y guitarrista Andy Sneap para dar el banderazo a la grabación del nuevo trabajo.

Accept

El 2010 arranca con la puesta en el mercado de la recopilación The Accept Collection. Luego se da un salto cualitativo con el EP The Abyss, con dos pistas desconocidas hasta entonces y el primero desde hacía mucho tiempo en ofrecer nuevas composiciones. Así mismo, dieron a conocer que firmaron un contrato con Nuclear Blast Records, así que el nuevo trabajo venía con nuevo sello, el debut de Mark Tornillo y el regreso de Herman Frank en la segunda guitarra. Gaby Hoffmann y Deville Schober, managers de Accept, declararon que apreciaban mucho la cooperación de Nuclear Blast porque Accept finalmente había encontrado un poderoso compañero con el cual podían crear un gran impacto internacional.

Por su parte, Tornillo expresó “no trataré de llenar los zapatos de Udo Dirkschneider. Soy diferente. Lo que haré es ser yo mismo. Aunque cuando interpretemos los temas clásicos trataré de serle fiel al original porque los fan se lo merecen”. Su debut en directo fue el ocho de mayo de 2010 en un concierto totalmente vendido en el Gramercy Theatre ubicado en la Gran Manzana, ante un público de cientos de interesados que se deleitó con clásicos y algunos temas del nuevo material. Algunos días más tarde estrenaron su video “Teutonic Terror” que escaló a la posición cinco de las carteleras mundiales de videos de todos los géneros musicales de MySpace. También se coronó primero en la cartelera de videos de metal de la misma red social.

Accept

Después de catorce años sin un auténtico lanzamiento –desde el Predator en 1996-, en agosto de 2010 Blood of the Nations hace su entrada con todos los astros alineados, siendo calificado mundialmente como el mejor disco del año en la categoría de metal y hard rock. Un inmenso tour le siguió a este lanzamiento y en ochenta días la agrupación se presentó ante casi 450,000 seguidores y seguidoras. A finales de octubre del año pasado estuvieron en el festival nipón Loudpark junto artistas de la talla de Ozzy, Motörhead y Stone Sour. Indiscutiblemente, Blood of the Nations vino a reforzar el tan esperado regreso a los escenarios de la leyenda teutónica.

El 2011, en un repleto Club Kadillac, por fin pudimos ver en Chile a Accept. En su primera presentación en nuestro país, los alemanes debutaron como cuarteto luego que el guitarrista Herman Frank sufriera una caída durante un show en San Antonio, EEUU, que le costó costillas rotas y una lesión pulmonar. El bajista Peter Baltes señaló en ese entonces que “todos tenemos que darle nuestro apoyo para que se recupere de sus lesiones. Mientras tanto, la banda seguirá el tour, y Herman se nos unirá apenas se encuentre sano”.

Finalizando la etapa de regreso, considerada una de las más potentes en el Heavy Metal, Accept no dejaría que esto sólo quedara en una reunión de 180 shows. El grupo comenzó a trabajar en un nuevo álbum de estudio con todo el respaldo y confianza que entregó su anterior entrega “Blood Of The Nations”. Wolf Hofmann explicaba el camino a seguir en cuanto a esta producción: Accept y Andy Sneap (productor de Megadeth, Exodus, Testament, Arch Enemy, Nevermore) tienen una sinergia perfecta. Eso era muy claro con ‘Blood Of The Nations’ y nos sentimos muy emocionados por continuar en este camino. Andy no es tan solo un productor asombroso y prolífico, sino también un muy buen amigo que se ha convertido en un miembro de la familia de Accept.

Es así como en abril del 2012 loa alemanes lanzaron su última producción “Stalingrad”, álbum que constaba de 10 canciones más un bonus track y que seguía la senda de “Blood of the Nationss”. “La banda se retiró a los estudios para producir un álbum que la muestra en su forma más purista”, aseguraba un comunicado de ese entonces. “‘Stalingrad’ es un disco sin compromisos de principio a fin y sin pistas de relleno”.

Este álbum trae de regreso en gloria y majestad a uno de los pioneros del sonido clásico del Heavy Metal, un imprescindible del género y un show demoledor queda en el recuerdo de cada uno que acepta el desafío de enfrentarse a este Terror Teutón. Por segunda vez en Chile podremos ver a Accept, esta vez en el marco de La Previa a The Metal Fest en el Teatro Caupolicán. Las entradas están a la venta por sistema Ticketek.cl y The Knife.

*Cita de G. A. Becquer

8 comentarios
  1. Metalian32 Dice:

    A llenar el Caupolican muchachos..para rendir honores a estos genios…

    Grande Acceeeeept..

  2. Starship Trooper Dice:

    Está bien la biografía, salvo la blasfemia esa de tratar al gran ‘Russian Roulette’ como un disco más bajo.

    • PTD Dice:

      Es el album con el que conoci a ACCEPT, mi favorito. Heaven is Hell es un temón.
      Alguien sabe de alguna reunion del grupo con los fans?

  3. ACERO INFERNAL Dice:

    El primero de Accept malo? andate a la conchetumare falsa culia!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Los comentarios están desactivados.