Accept en Chile

Tras la última visita de los alemanes de Accept a Chile, coincidentemente también en Abril, pero del 2013, quedó la vara muy alta por lo que significó para la fanaticada chilena, que una agrupación tan emblemática para el Heavy Metal eligiera nuestro país para dejar un registro en vivo, y a la vez, cómo la banda disfrutó y quedó perpleja por la forma en que se desarrolló esa mágica noche de hace tres años en el Teatro Caupolicán.

Así, llegaría el día para reencontrarnos con Wolf Hoffmann y los suyos, bajo el marco de la gira de su última placa, “Blind Rage”, con Accept dejando como broche de oro a Chile para culminar su paso por Sudamérica. Esta vez la cita era en el Teatro La Cúpula, en el Parque O’Higgins, acompañada de una lluviosa noche.

La invitada para calendar motores fue la emblemática agrupación nacional Pentagram, tal como la anterior visita de Accept a Chile. Y vaya que lo hicieron, cuando el reloj marcaba las 20:00 horas en punto comenzó a sonar toda la energía  y la puesta en escena de los nacionales, comandados por Anton Reisenegger, con un teatro virtualmente lleno. Se daba inicio a una jornada que prometía ser memorable.

Accept en Chile

Pentagram mostró energía, precisión y experiencia, pese a no estar frente a su público más objetivo, demostrando porqué son los referentes que son hasta el día de hoy. Un show de alta calidad, con cortes llenos de poder y oscuridad como Demoniac Possession, Horror Vacui y Grand Design, entre otros. Realmente Pentagram brindó una gran antesala para lo que se venía, un sonido formidable y una gran y sobria puesta en escena. El rol de las luces y humo hizo que lo entregado en el escenario por la banda nacional, aunque fuera un tiempo muy limitado -menos de media hora-, haya dejado lo mejor de sí ante los asistentes que ya comenzaban a repletar una Cúpula que prácticamente no tenía espacios vacíos.

Llegaba el momento de sacudir nuestras cabezas, saltar y corear himnos que nos han marcado toda una vida. Accept, la agrupación germana que le dio su propio eje al Heavy Metal, saltaba al escenario apenas pasadas las 21:00 horas, con un teatro repleto. Y no podía ser de otra forma con tales monstruos del Rock.

Accept en Chile

Se apagan las luces, y al sonar la introducción de su último trabajo “Blind Rage”, la expectación se tomaba cada alma de todos quienes llegamos para disfrutar de un show que reviviera  lo último visto en el Teatro Caupolicán. El primero en salir en escena fue Christopher Williams, quien con un gran carisma generó la algarabía del público para finalmente desbordarse por completo al sonar la inconfundible e imponente guitarra de Wolf Hoffmann  en Stampede. Se daba inicio a una noche respecto a la cual, en esos momentos, no dimensionábamos lo increíble que resultaría ser. Mark Tornillo sale a lucir una puesta en escena sólida, el sonido de la banda era perfecto. La respuesta del público en el coro de Stampede hacía sentir que se trataba de un clásico de la banda y no un corte de su más reciente trabajo. ¡Qué tremendo inicio de concierto nos acababa de entregar Accept! Y sin más preámbulo se deja caer sobre el escenario Stalingrad, tema homónimo a su penúltimo disco, que desató la locura en la fanaticada, que coreó desde principio a fin. Stalingrad hizo disfrutar uno de los mejores solos que tiene en su haber Wolf Hoffmann, con ese fabuloso tributo al himno ruso.

Accept en Chile

Se da un espacio para las primeras palabras de saludo y agradecimientos de Mark Tornillo hacia el público chileno, que nos grita, en un esforzado pero correcto español, “¡qué pasa conchetumadre!“, causando la ovación y carcajada general del respetable. Y se pensaba en un pequeño respiro, cosa que no sucedió. Se vino el tercer “mazazo”, también desde la placa Stalingrad”, Hellfire. Era el tercer tema sobre el escenario y la euforia de la gente iba en aumento. Con este tema Mark Tornillo mostró su protagonismo, calidad y lo cómodo que se siente siendo parte de Accept, y a estas alturas una pieza clave en el gran momento que pasa la banda. Y cómo no, si la tríada escogida para dar un extraordinario comienzo al concierto, no incluyó ningún clásico antiguo de la banda, no fue necesario en esos momentos. Qué revitalizante poder vivir y darse cuenta de eso. Accept, desde su regreso con Blood of the Nations”, revitalizó el género con temas de la altura, peso y calidad como en su mejor época.

La noche daría un salto en emociones y energía, y por cierto, una banda con la trayectoria de Accept en algún instante tenía que trasladarnos a otra época. Y ese momento llegaría de la mano de London Leatherboys, Living for Tonite, Restless and Wild su inicio fue uno de los momentos más espectaculares de la velada- y la magnífica Midnight Mover. Imposible no emocionarse al sentir, vibrar, corear y saltar estos “hitazos” con los que muchos soñamos algún día sentir en vivo, y ese día había llegado. ¡Cómo rugen las guitarras en cada solo y riff! Peter Baltes con su inconfundible carisma y complicidad junto a Wolf Hoffmann, nos hacen disfrutar de un sentido de espectáculo increíble. Se distribuyen en el escenario de manera que todo espectador pueda disfrutar de su presencia, coordinan pasos entre puentes, fraseos y cortes instrumentales. Realmente alucinantes momentos entregados por la banda germana.

Accept en ChileEra momento de volver al motivo de la gira. Mark, en una de las pocas veces que se dirigió al público, nos cuenta que están terminando una larga gira, que incluso han tenido cambios de alineación, y anunció un tema de su última placa que homenajea a las grandes e influyentes bandas del estilo, la gran Dying Breed. Y a continuación uno de los temas más destacados de “Blind Rage”, Final Journey, con su genial adaptación en el solo de “Morning Mood” de Edvard Grieg, un nuevo guiño clásico que el enorme Wolf Hoffmann le regala al mundo del Heavy Metal. Ambos cortes simplemente demoledores, coreados por la gente.

La simpleza y magia vuelven a brotar con una belleza de canción como lo es Shadow Soldiers. Con un comienzo pensado para la versión en vivo, la respuesta del público no se hizo esperar. Junto a un teatro completo acompañando con palmas, también se sumó como coro a la guitarra de Wolf Hoffmann. La emoción entregada en la interpretación de Mark Tornillo en Shadow Soldiers es para quedar con los pelos de punta.

Algo sencillamente espectacular fue escuchar el riff de Starlight, que marca el inicio de “Breaker“, desatando la locura en el público que hacia caer la Cúpula en cada “Starlight, Shining bright” con Mark Tornillo. Tanto Christopher Williams como Uwe Lulis, este último pese a su perfil más bajo, derrochan energía y gratitud, de la posibilidad de ser parte del alma e historia de Accept. Christopher Williams tomaba sin pudor la iniciativa en cada corte para alentar al público a que desatara todo el Rock contenido en sus venas. Y luego, Bulletproof nos llevó al “Objection Overruled“, dejando sentir todo su Rock en el escenario para ser cantado a todo pulmón por un público a esa altura totalmente encantado. Que bien que suenan clásicos tan característicos del gran Udo Dirkschneider en la voz de Mark Tornillo.

Era momento de hacer referencia al gran disco que nos trajo de vuelta a esta revitalizada y genial versión de Accept, No Shelter de Blood of the Nations”, que con potencia y energía que dieron el espacio para que Wolf Hoffmann  y Peter Baltes saquen todo su lado lúdico jugando a una batalla de solos entre guitarra y bajo para demostrarnos lo bien que lo pasan sobre el escenario.

Accept en Chile

Punto aparte para el momento vivido en Princess of the Dawn, uno de los más altos de la noche. Misticismo y con un público entregado al torbellino de energía que provoca Accept. Princess of the Dawn fue uno de los temas cuya versión en vivo deja realmente conmovido y sin voz, pues se corea de principio a fin.

Con una cara llena de satisfacción se veía a Mark Tornillo, al ver cómo se coreaba Dark Side of My Heart del más reciente trabajo, emoción que aumentaba con descontrol y energía entregada por la fanaticada chilena en Pandemic, otro corte de la época reciente de la banda que funciona en vivo como si fuese un clásico.

Una clase magistral de virtuosismo se vivió junto a la velocidad y potencia de Fast as a Shark, variando levemente la versión de estudio para resaltar el solo de guitarra de Uwe Lulis junto a Wolf Hoffmann, quienes se apoderaron del escenario con una puesta en escena arrasadora. Tras esto, y habiendo transcurrido una hora y treinta y cinco minutos que se fueron volando, Mark se despide y nos da las gracias.

Accept en Chile

Luego de tal nivel de entrega, probablemente nadie podía enojarse si el show realmente se terminaba ahí. Había sido una clase del mejor Heavy Metal que se puede sentir. Pero no, el público quería más y Accept venia preparado para darnos un espectáculo que quedará grabado a fuego en nuestros corazones. Se abría paso a sencillamente un momento épico y magnífico de la noche, la banda vuelve a escena y nada menos que con la gigantesca Metal Heart, que hizo vibrar y cantar a todo pulmón a una extasiada Cúpula, momento en que la gratitud se hacía notar en los rostros de toda la banda. Sabían que era un momento único y especial. Con el corazón a punto de estallar de todos los que coreamos de principio de fin un verdadero himno como lo es Metal Heart, comienza sin dar espacio el mínimo respiro Teutonic Terror. Se vino abajo el teatro, todos saltando al ritmo del tema que quizás define por sí solo a esta nueva etapa de Accept, una banda simplemente demoledora. Teutonic Terror es simplemente uno de los mejores clásicos modernos, un verdadero hachazo de terror germano.

Tras pasar una verdadera aplanadora como lo es Teutonic Terror, Accept nos regala un cierre dorado, para el que sin dudas fue uno de los mejores conciertos vividos en los últimos tiempos. De su extraordinario repertorio saca a lucir Son of a Bitch que es simplemente un regalo y privilegio poder corearlo en vivo, con su gran coro y ese alarido tras el “cocksucking motherfucker I wasright! Take this!“- y la infaltable Balls to the Wall, en donde simplemente tanto Accept y el público no se guardaron nada. El nivel de participación del público pone los pelos de punta y eriza la piel. El recorrido del tanque con corazón de metal, llegaba a su fin, tras exactas dos horas de espectáculo, y con una banda despidiéndose del escenario, haciendo la clásica reverencia con una gran bandera con el logo de la banda.

Accept en Chile

Aunque nos costó bastante salir debido a que sólo había una vía abierta -situación que pudo haberse transformado en un problema severo-, nos retiramos del teatro con la sensación de haber vivido algo único, con emociones que alimentan el alma tras un show preciso y demoledor en cuanto a sonido, brillante en la puesta en escena, gratificante en la entrega de vivir lo mejor de una época pasada, pero en el presente y con más futuro que nunca, ya que Accept son dueños, amos y señores de un Heavy Metal simplemente perfecto.

Setlist de Accept:

  1. Stampede
  2. Stalingrad
  3. Hellfire
  4. London Leatherboys
  5. Living for Tonite
  6. Restless and Wild
  7. Midnight Mover
  8. Dying Breed
  9. Final Journey
  10. Shadow Soldiers
  11. Starlight
  12. Bulletproof
  13. No Shelter
  14. Princess of the Dawn
  15. Dark Side of My Heart
  16. Pandemic
  17. Fast as a Shark
    Encore:
  18. Metal Heart
  19. Teutonic Terror
  20. Son of a Bitch
  21. Balls to the Wall

GALERÍA

 

 

9 comentarios
  1. Pablo Dice:

    Los ví en Buenos Aires el pasodo 6 de abril, simplemente perfecto, una aplanadora de heavy metal, el sonido tan perfecto como le reloj de una bomba a punto de explotar. Simpre recordaré ese concierto, que fué uno de los mejores que ví en toda mi vida. Gracias por tanto!!

  2. Diego Esteban Canelo Guzman Dice:

    Concuerdo totalmente con el review. Un Concierto redondo , demoledor con un sonido perfecto y una puesta en escena como para tener de poster. un verdadero tanque de heavy metal que arraso con todo a su paso. pero lo mejor de todo es que el futuro de accept se ve mas que prometedor que nunca (2017 nuevo album). SON LOS AMOS & SEÑORES DEL HEAVY METAL. Lo de ayer debe ser uno de los mejores conciertos de mi vida.

  3. Julio Dice:

    Al fin la historia pone las cosas en su lugar. Lo de ayer confirmó que Accept es la banda más poderosa, extraordinaria y convincente de la historia del movimiento. No hay ninguno que tenga ese nivel de convencer en base a algo que realmente les importa y que no utiliza a los fans para nada más que para que escuchen su música. No hay comercio desmedido, ni DVD de la grabación en Chile que se venda por separado, ni ambiciones más allá del amor por lo que hacen. Son una banda honesta, entregada a su obra y a su gente, capaces de mostrar el mejor espectáculo del Heavy Metal de todos los tiempos. Y todo lo anterior desde el ámbito de la entrega, del estudio de su música, del sacrificio y principalmente porque todos los que ayer asistimos no solo fuimos a ver un increíble concierto, si no que fuimos a presenciar una verdadera experiencia mágica que nos transportó a nuestras vidas y experiencias tal vez de otras eras de nuestra existencia espiritual.
    Cada trozo de música, cada movimiento, cada acción, la hacen con amor, con pasión y entregándose al público.

    Me recuerdan a Leonardo Da Vinci; Esa personalidad apasionada, comprometida y con sangre hasta por las más mínimas acciones de su cometido artístico. ACCEPT son los Da Vinci del rock, todo tiene pasión y compromiso SIN ESPERAR NADA A CAMBIO, todo solo por el amor por sus fans y por la verdadera música; el Heavy Metal.
    Lo de ayer, y desde el contexto más humilde, fue sencillamente maravilloso. Ojalá las nuevas generaciones de músicos que heredarán el movimiento tenga esa entrega, pasión y compromiso por la música. De ahí comenzarán a cimentar su camino con los fans.
    Por mi parte no quiero jamás sentir que me están tratando de sacar algo adicional. No quiero sentir ese compromiso de “comprar” música y sus derivados desde un plano netamente comercial y monetario. Quiero que las nuevas bandas sean consecuentes con su espíritu, con su amor por la gallarda actividad que emprendieron y mayor aún, no quiero que se les olvide en el camino….
    El mejor concierto de mi vida. Fue como llegar al renacimiento y convertirme en el vecino que da a la ventana del taller de Da Vinci. Así me sentí ayer y así me quiero seguir sintiendo y así me quiero morir….desde la ventana de Da Vinci, desde la ventana de Accept.
    Gracias por todo grandiosos músicos, gracias por darme la sola oportunidad de ser su fan, gracias a dios por la posibilidad de haberlos escuchado alguna vez y haberme enamorado perdidamente de su música. Gracias a todos los que ayer asistieron, gritaron y sintieron lo que yo y mi familia sentimos.

    Desde este pequeño país al sur del mundo, desde un teatro repleto de fans consecuentes y que aman el metal por sobre todas las cosas y desde lo más profundo de mi ser….
    Gracias dios por hacerme vecino de los Da Vinci del rock. Aquí estaré desde mi ventana viendo como creas, amas y nos haces amar.
    Acá estaré mirando todos los días a tú ventana para ver si logro ver como haces el nuevo disco del 2017. Limpiaré mi ventana todos los días con un gran paño húmedo y espero que no coloques nunca una cortina porque eso sería fatal para mi ¿Como saben si alguna vez logro descubrir el secreto de Da Vinci ?.
    Gracias ACCEPT. Gracias a todos los que ayer asistieron…

  4. Cris! Dice:

    Wow! completamente de acuerdo! Un show perfecto de principio a fin… Y como dices .. Gran presente y con más futuro que nunca! Genial!

  5. Cryogenized Dice:

    Brutal concierto, ahi estuve en reja coreando los 21 temas y sin parar. Accept es una demoledora que te deja sin aliento, que manera de ejecutar el Heavy metal como corresponde. Tremenda calidad de músicos, un evento de otro nivel, un teatro que ya reventaba y se caia con el poder de ACCEPT. Que vuelvan pronto !!!

Los comentarios están desactivados.