Aunque parezca sorprendente, Accept está de vuelta en Chile por cuarto año consecutivo. Sí, tal como suena, los teutones vuelven a nuestro país habiéndose presentado ya el 2016, 2017 y 2018. Esta vez, al igual que los últimos dos años, con el tour de promoción de “The Rise Of Chaos”, algo muy coincidente con nuestra situación actual.

Pero este show traería consigo dos importantes diferencias con respecto a lo que vimos el año pasado. Lo primero es que la banda ya no cuenta con Peter Baltes en el bajo y en su reemplazo sumaron a Martin Motnik. Lo segundo, y que no deja de ser muy interesante, es la llegada de un tercer guitarrista a sus filas como es Philip Shouse, quien ya había estado en la banda acompañándolos como músico invitado, pero que finalmente Wolf Hoffmann decidió que era momento de sumarlo oficialmente.

Con todos estos cambios, y entendiendo que Accept es un obligado para los que gustan del Metal de la vieja escuela, se entiende la expectativa para presenciar el show que darían los alemanes en el Teatro Caupolicán

A las 20:10 aproximadamente se iniciaron los fuegos con los chilenos de Parasyche, quienes desarrollan un Metal más moderno, con clara inspiración en el sonido de Megadeth. La banda está formada por Nicolás Borie en voz principal y guitarra, Matías Becerra en guitarra, Nicolás España en batería y Cristian Suárez en bajo.

El cuarteto chileno mostró material de su disco “Insanity Origins”, lanzado el 2017. Una partida con un sonido un poco saturado pero que rápidamente mejoró y que se notó que tienen su propia hinchada local, ya que se vio más de alguna polera de la agrupación y mucha gente coreando con ellos, en particular la canción Te Importa Una Mierda, su último single lanzado este año.

Parasyche mostró que no tienen problemas de pararse frente a un público que venía a ver a una leyenda de la vieja escuela y sacaron un show impecable, dejando una muy buena impresión.

Setlist Parasyche:

  1. Cachafaz
  2. The Treason
  3. Te Importa Una Mierda
  4. The Wolf Inside
  5. Vesania

Y llegó el momento esperado de la noche. Nuevamente tenemos a Accept, leyenda del Metal, en nuestro país. A las 21:05, así como en sus últimas dos visitas, se deja caer todo el poder de Die By The Sword, canción que inicia también el último disco de los alemanes. No mucho que decir de una canción que muestra toda la potencia sonora de un grupo que se mantiene vigente. Pasan los años y sigue logrando sacar discos que quedan en las listas de lo mejor de la temporada.

No hay descanso y viajamos a la Madre Rusia, con ese monumento de canción que es Stalingrad. Canción que ya debe ser considerada un clásico moderno y donde la voz raspada de Mark Tornillo entrega pasajes sorprendentes, todo acompañado por una afiatada nueva formación de Accept con sus trío de guitarristas y el nuevo bajista Martin Motnik. Es cierto que este último no tiene un carisma como el de Peter Baltes -al menos por ahora- pero se muestra suelto y no se deja amedrentar por el hecho de tener que reemplazar en el escenario a la leyenda que lo precedió.

Hora de los clásicos: de golpe se vinieron Restless And Wild,London Leatherboys y Breaker, en lo que sería un viaje al pasado y, como ya no es sorpresa, la versión 2019 de los alemanes le hace justicia a la versión ochentera de la banda sonando perfecto, y con un público chileno totalmente entregado coreando cada tema en su totalidad. Claramente Wolf Hoffmann sabe que el público necesita escuchar clásicos y el chileno le agradece entregándose 1000%. Es cosa de ver las sonrisas en Uwe Lulis, Philip Shouse y en el mismo Wolf, donde se nota que disfrutan de la respuesta de la afición presente.

Continuamos con Life’s A Bitch, el último single de los alemanes lanzado este año. Una canción alejada de lo que vienen haciendo en el último tiempo (y también de sus clásicos). Más cercana al Hard Rock que al Metal pero que tuvo una aceptable recepción en el público presente. Seguimos con más temas actuales como la poderosa No Regrets y el humor de Analog Man, homenaje a toda la generación que nació escuchando Metal en vinilos, tapes o CDs y que aún no se acostumbran al mundo de Spotify y Deezer.

El momento de los temas actuales continuó con la apoteósica Final Journey -y con ese espectacular solo adaptando el movimiento Morning Mood del compositor noruego Edvard Grieg– , pasando posteriormente a una de las favoritas del público como Shadow Soldiers, que después de tres shows en Chile en los últimos tres años ya son parte del catálogo de nuevos clásicos que ha ido sumando el Accept contemporáneo.

Ya que estamos hablando de la actualidad es momento de dedicar unas palabras a la actuación de Philip Shouse, el tercer guitarrista que mostró sus ganas de comerse el escenario. Impresionante actuación. Sin fallas en el sonido y con un carisma que lo hizo parecer un miembro clásico. Se acopló perfecto al equipo de Hoffmann y Lulis e incluso más de alguno se sorprendió que el oriundo de Alabama tomara tanto protagonismo en el show, cumpliendo hasta algunas de las funciones coreográficas que antes estaban a cargo de Peter Baltes. A más de alguno le habrá recordado a Ritchie Faulkner de Judas Priest tanto por el parecido físico como por su desplante.

Seguimos con una favorita probablemente de todo amante del sonido que nos une: Princess Of The Dawn. Mark Tornillo, los tres guitarristas incluyendo a la nueva contratación Philip Shouse, la base rítmica y un coro de chilenos que parecía la Marea Roja en el Estadio esperando salir a la selección en la Copa América del 2015 con el «OOH OOOH OOOOOH» (ustedes entenderán), todo en un Caupolicán como marco perfecto para que este himno del Metal suene grandioso. De esos momentos para atesorar y después revisar miles de veces en YouTube.

Y de lo épico saltamos a la disco. Midnight Mover y Up To The Limit son temas que perfectamente pudieron sonar en un carrete bailable allá en los 80s. Tanto así que pudimos ver algunas parejas bailando y disfrutando del momento. Y regresamos al nuevo milenio con Pandemic, un tema gigante que ya es parte del catálogo obligado en vivo de la banda. Los alemanes, a todo esto, se muestran tan relajados y felices de la respuesta de los fans que incluso Mark Tornillo se da tiempo de firmar autógrafos mientras canta.

Llegamos al momento más esperado de la noche. Suena Hei–di, heido, heida / Heidi heido, heidaHeidi, heido, heidahahahahahahaha… ¡FAST AS A SHARK! Y el Caupolicán se quiere caer. Se formó un enorme mosh en medio de la cancha que dejo vuelto loco no solo a Accept sino también a Nergal y los integrantes de Behemoth …. Sí, Nergal y compañía fueron parte de Accept en Chile y quedaron ES TU PE FAC TOS (impresionante palabra) al ver como los chilenos se entregaron completamente al poder de la máquina cuyo motor sin dudas en este tipo de temas está en la enorme capacidad de Christopher Williams en la batería.

Pequeño respiro para empezar el final del show con Metal Heart, clásico inmortal de Accept que el público sabe de memoria y corea como si estuviera en la final de la Copa Libertadores. La comunión Accept / Chile en su máximo (mientras Nergal continúa impresionado y graba con su celular).

Y de un clásico antiguo pasamos a un NeoClásico como es Teutonic Terror. Canción que nos invita a subirnos al barco del Metal y dejar caer todo nuestro Axe … nuestras hachas de Metal. A esta altura ya Accept 2019, con todos sus cambios que incluyen perder a Peter Baltes y lanzarse a la aventura de ser un sexteto, se ganó una vez más al público chileno.

Cierran esta perfecta presentación con Balls To The Wall. Me quiero detener un poco en el concepto de perfección. Seguro alguno dirá que sonó mejor hace cuatro años, y otro dirá que esta formación no es la original, etc.. Pero personalmente esto es la perfección: pierdes a un integrante fundamental, lo reemplazas y no se nota. Decides pasar a tener tres guitarristas y no se nota… o más bien, sí se nota, pero para mejor. Te presentas en el Teatro Caupolicán y suenas perfecto. Accept tiene clara la película al punto que es capaz de presentarse en Chile por cuarto año consecutivo (tres con la misma gira) y aún así hacer sentir que es una obligación estar presente en este show.

Accept es una leyenda en vida. ¿Cuántas bandas de Heavy Metal son capaces de pararse en Wacken a hacer un show orquestado? ¿Cuántas bandas son capaces de perder algunos miembros notables y reemplazarlos de tal manera que sigan siendo y sonando a la perfección? No sabemos cuánto tiempo tendremos a Accept con nosotros, ni si Accept se repetirá por quinto año consecutivo venir a Chile. Lo que sí queda cada vez más claro es que Accept fue, es y será una leyenda del Heavy Metal. Dichosos aquellos que hemos podido disfrutarlos.

Setlist Accept en Chile 2019:

  1. Die By The Sword
  2. Stalingrad
  3. Restless And Wild
  4. London Leatherboys
  5. Breaker
  6. Life’s a Bitch
  7. No Regrets
  8. Analog Man
  9. Final Journey
  10. Shadow Soldiers
  11. Princess Of The Dawn
  12. Midnight Mover
  13. Up To The Limit
  14. Pandemic
  15. Fast As A Shark

Encore

  1. Metal Heart
  2. Teutonic Terror
  3. Balls To The Wall

Review: Karim Saba
Fotos: Guille Salazar