Metaleros, es tiempo de hacer un análisis de lo que fue el 2011 y prepararnos para lo que se viene.

Durante el año pasado ocurrió algo muy importante para nosotros, cumplimos diez años de vida como sitio web, lo que es un gran logro en Internet, ya que si pensamos que el comercio electrónico nació en USA por allá a mediados de los noventa, y la masificación de la Web en Chile es de fines de los noventa, lo que llevamos al aire supera largamente el 50% del tiempo relevante de Internet  al menos en Chile. Ya el año pasado hicimos varias alusiones al tema y lo celebramos con Blind Guardian, Helloween y Stratovarius a través de shows inolvidable… ¡qué mejor! Nuevamente las gracias a todos quienes nos dan apoyo y visitas, y por supuesto de forma especial, a quienes nos siguen desde marzo del 2001.

Ahora bien, debemos destacar que la calidad y cantidad de bandas que nos visitaron el 2011 será algo único por mucho tiempo. Fueron tantas y de tan alta calidad que para ser breve y sensato es mejor resaltar en especial a dos de los grandes que nos visitaron: Maiden y Judas (algo que quizás nunca más se repita). Esto fue increíble y maravilloso, un gran logro de todos quienes han apoyado desde siempre al Heavy Metal, la corriente obviamente más importante del Metal (aunque a algunos más “extremos” se les olvide), en particular en los obscuros noventa, cuando el fin del movimiento se veía inminente…ya lo hemos hablado en otras editoriales. Luego vino el resurgimiento del Power Metal, el retorno de Bruce a Maiden y por supuesto la Walkyria Internet. Sin fans leales indudablemente las bandas no existen, así que lo que vivimos ahora es un logro de todos quienes nunca olvidamos al Heavy/Power, y ahora con emoción vemos que pese a todo, aún llevamos la bandera en alto… pero, no olvidar que somos muy pocos, demasiado pocos…

En efecto, como dice el dicho, nada es para siempre, así que si “queremos que lo que queremos” nos acompañe por el resto de nuestras vidas, tenemos que defenderlo y cuidarlo, y el entorno está cada vez peor… partamos de lo más general.

Amigos, qué duda cabe que estamos viviendo tiempos “especiales”. Sin tomar parte por los alarmistas que tienen una interpretación razonable pero a la vez cuestionable del calendario maya, ni menos por los relativistas que dicen que todo está bien y mejor que “nunca”, me inclino un poco a lo que el maestro Steve Harris plasmó en ese temazo llamado When the Wild Wind Blows. Es decir, creo que todo lo que estamos viviendo tiene un sesgo negativo, no para que el mundo se termine el 23/12/2012, pero sí como para sacar el pie del acelerador (en esta carrera vertiginosa que no nos lleva a ninguna parte) y hacer algo olvidado en estos odiosos tiempos… meditar…

Sin querer tocar temas extremadamente complejos en su debate como religión y política (asuntos interesantes al máximo, pero no para tratar en una editorial de PowerMetal.cl), creo necesario recordar que la música (área que nos convoca en esta página), como todo arte, tiene una fuerte raigambre social, y por lo mismo no se puede hablar de ella sin tocar en algo lo que las personas viven en su día a día. A ver…

¿Eres de los que algunas veces pone una radio cualquiera en el auto o en la locomoción colectiva, ya sea para escuchar noticias o bien para saber “qué se toca”? La verdad es que ese ejercicio lo he practicado varias veces y el resultado es por decir lo menos preocupante-pseudotrágico.

Sí, suena sensato pensar que toda generación afirma que “su música es la mejor”, y así como quizás has escuchado a tu abuelo hablar de sus preferencias y a tu papá también, ellos quizás tuvieron la misma discusión con sus antepasados… suena lógico, incluso salomónico, pero no es tan así. De hecho escudarse en que “cada generación tiene derecho a decir que su música es la mejor” es bastante básico, cobarde y por qué no, bastante mamón, hay que jugársela y analizar y así te darás cuenta que la música “mainstream popular” (excluyo a la “clásica” o docta por razones obvias, ya que es la mejor música) en estos días es una soberana basura… perdón por lo directo, pero soy de una generación que aprendió a no rendir pleitesía a lo “políticamente correcto” (PERO CON RESPETO a las personas, algo que obviamente se perdió y se puede apreciar en el día a día en diarios, locomoción colectiva, etc).

Cómo no olvidar esos gloriosos años ochenta cuando en las fiestas se tocaba Rock, pop del bueno (a estas alturas no tengo problemas en afirmar que Madonna, Michael Jackson, The Cure, A-HA, The Smiths, Roxette, etc. etc. son genios musicales ante cualquier bodrio actual), e incluso, sí, ¡incluso se tocaba Heavy Metal! Recuerdo perfectamente haber “bailado” 2 minutes to Midnight, Can I Play With Madness, Turbo Lover y varios otros temas sin problema alguno. Es más, sacando memoria, luego de ese invento “romanticón” llamado “lento” (léase bailar apretado una balada con una mina que te guste, con el objetivo máximo de sacarle un beso, ¡cómo han cambiado los tiempos!) en una circunstancia incluso escuchamos One de Metallica por allá en 1988…

Sí, quizás algunos me pueden decir que hago un análisis muy “anglo”, pero no es así, de hecho, debo recordar un movimiento llamado “Rock Latino” que, con todo respeto, barre con cualquier actual reggaetón, bachata, pachata (¿es así?) o cómo se llame eso, cumbia degenerada comercial (el folklore colombiano merece todo el respeto, pero no así la degeneración comercial que ha sufrido esta manifestación artística), etc., unido a un “pop” que tiene tanto talento como el Sr. José Mourinho tiene de humildad… ¿exageración? No amigos, por favor permítanme recordar solamente un nombre de ese movimiento latino para agachar la cabeza de pura admiración: Gustavo Cerati (un respetuoso saludo a su familia en estos duros momentos que vive). No es Heavy Metal, ni siquiera Hard Rock, pero por favor, su banda, Soda Stereo, junto a GIT, Los Enanos Verdes, Virus, Miguel Mateos, etc., etc., opacan con sombra de montaña a muchos de los pseudo artistas “mainstream” de hoy, quienes con tres notas (a veces dos acordes), melodía banal, letras repetitivas y profundamente vacías, pero con buen marketing, perforan la mente de muchas personas que caen prisioneros de la “matriz-veneno” del mundo actual, es decir, del puro vacío, del comprar por comprar, escuchar por escuchar, desechar los valores y creer en mentiras, etc., etc.

¿No es muy tendencioso y parcial el análisis? La verdad es que me motivé en esta editorial luego de ver decenas de comentarios en YouTube, colocados en videos de Rock ochentero y Heavy Metal escritos por muchachos de menos de 16 años que se lamentan de haber “nacido tarde” y no tener ahora buena música salvo lo que escarban de YouTube. Es lindo leer eso, parece que hay esperanzas aún.

Ok, pero, ¿y antes? Por favor, gracias a Internet uno puede averiguar mucho sobre la música mainstream de los sesenta y setenta y, claramente, los primeros tienen a Elvis, Los Beatles, Rolling Stones, etc., y los segundos tienen a la gloriosa onda disco que motivó la proliferación de las “discotheques”. Claramente como rockeros nos quedaríamos con los sesenta y está bien, fue una década brillante, ¿pero la mejor? Claro que podría ser, pero ese no es el punto, el tema es otro, el tema es plantearles a ustedes el debate que antes SÍ se hacía música pero ahora el “mainstream” es basura, y que no es cierto que toda generación puede decir que su música es la mejor, claramente ahora vivimos tiempos muy obscuros… citando a David DeFeis de Virgin Steele, mientras más pasa el tiempo entiendo el porqué él habla que su música es como un “bastión”, la gran mayoría del Heavy Metal lo es.

Frente a todo esto, más que nunca, pensemos en el recambio y las nuevas generaciones, algo que hablamos el año pasado, si tienes un primo o hermano o chico, o tu hijo, por favor, o sea, POR FAVOR, haz que escuche buena música, no necesariamente Heavy Metal, pero que sea BUENA. Doy un convencido que el arte es tan importante como la educación para formar personas (dime qué escuchas y te diré quién eres) así que si quieres que la música que tantos buenos momentos a tu vida perdure, tú también tienes mucho que hacer… aprovechemos los cambios que trae este 2012 para cuidar nuestro movimiento, ese es el gran desafío.

Finalmente, si fuiste capaz de leer y comprender estas líneas, independiente que estés de acuerdo a no, eres ya mejor que el promedio de personas que no entiende lo que lee. ¿Qué música crees que escuchan ellos? ¿Lo ves? El arte y la música son importantes, no sólo como entretención…

Hail and Kill!

35 comentarios
  1. SABR Dice:

    100% de acuerdo… gran editorial, mejor mensaje. Ojalá fuese leido por gente externa a la comunidad, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

  2. Farcus Dice:

    Notable compadre, completamente de acuerdo!
    He leído mucho por internet frases como “mis abuelos tuvieron los beatles y Rolling Stones, mis padres a AC/DC y Black Sabath y nostros el Los wachiturros, Justin Bieber y JOnas Brtohers”. Es verdad, y en estos tiempos queda comprobado más que nuca, que el heavy, e incluso el rock a secas, no es música para todos, para las masas la música es más simple por que ellos son más simples, muchas veces el mundo “común” juzga el metal de ruidoso, de pendejos y similares sin siquiera lograr analizar o asimilar lo que oyen, al menos yo jamás he oído en la música basura actual letras que traten sobre la segunda guerra mundial como Sabaton, Una épica novela como las creadas por grupos como Rhapsody of Fire o la historia de sus ancestros plasmada en música como lo hacen muchos grupos del ahora creciente Folk/Viking Europeo. A lo que voy, y rescato una frase que concuerdo completamente “mientras más pasa el tiempo entiendo el porqué él habla que su música es como un bastión”.

    Saludos!

    • MTwebmaster Dice:

      Qué bueno que destacaste lo Virgin Steele, ellos no son solamente un bastión, son una *clave*.
      Así como una vez Watchtower se mandó la tremenda frase “al que no le guste Painkiller no le gusta el heavy metal”, te aseguro que “todo fan de Virgin Steele es un tipo intelectualmente muy sobre la media”.
      Por otra parte, tienes toda la razón sobre las letras, no hay otra música como la nuestra en eso, lo comenté en la editorial “True Metal, True Music, True Life”.
      Saludos

  3. Luis Lastra Dice:

    Concuerdo con Sebastian. Ahora, debo resaltar y exaltar el que la buena música no es sólo *Metal. La buena música, a mi parecer, es la que te proporciona emociones, la que te hace sentir, la que hace vibrar cada corpúsculo de tu ser. Ese violín que llora en BWV 1004 de Bach, ese riff que te anuncia una apoteosis a tu ser como en So far away de Epsilon, esa temática que te deja pensando, que te entrega, que te aporta, que no es otra cosa que una comunicación de valores, una muestra de que si bien, como dice Cristian, somos pocos, somos poderosos y gallardos. ¿Acaso no nos detenemos a entender y comprender lo que nos intenta decir cada tema que escuchamos? ya es una gran diferencia… y ojo, no intento ponernos por sobre los demás dado que el fenotipo afecta totalmente al comportamiento de los seres humanos, pero podemos aportar al cambio.

    Soy “metalero” hasta las venas, inserto en un sistema que intenta olvidarnos, como dice García de Warcry en “Hoy gano yo”, pero que va, no sólo basta trabajar en nosotros mismos sino que en intentar mejorar a la sociedad en si. Titánica tarea, casi utópica, pero si no existen pequeños ladrillos que aporten a una sociedad robusta, recta y moral… ¿que podemos esperar? Somos pocos, pero seremos muchos, trabajemos para ello. La música nos une, el cosmos nos une, la vida y la naturaleza nos une… no nos separemos, seamos uno, uno con una fuerza y una luz que permita que este mundo cambie de una buena vez.

    Salud, fuerza y unión.

    “Si la música muere, el mundo debe renacer, pero sin mi”.

  4. King of Pain Dice:

    Pedazo de editorial, ojala los niños mas chicos puedan leer esto y nosotros mismos, los mas viejos, traspasar todo esto a las futuras generaciones.

    a todo esto…Roxette es LEY.

  5. Pedro Dice:

    ¿Sabes cuál es el problema Cristián? Es que en nuestro país “las modas” están tan arraigadas al ADN de nuestra ideosincracia que los medios se aprovechan de esto para bombardearnos hasta el cansancio ya sea con música desechable, televisión basura, prensa escrita amarillista y tantos otros vicios que entorpecen el crecer cultural e intelectual del país. Es más, a veces pienso que el chileno promedio no tiene creatividad y para variar es flojo y cómodo, no le interesa crecer espiritualmente, ni tampoco cuestionarse las cosas, ni menos ir más allá tratando de encontrar nuevos intereses.

    El arte y la cultura en general son un bastión para el crecer de cualquier nación y acá en Chile pareciera que son solo para aquellos afortunados puede darse el lujo de acceder a ellos. Nombras muchos grandes exponentes de la música popular, la verdad es que la buena música trasciende del estilo y siendo un apasionado del Rock y Heavy Metal también lo soy de grandes artistas como Kate Bush, ABBA, Fleetwood Mac, Supertramp, Bryan Adams, Tori Amos, Sarah Brightman, Congreso, John Williams, Basil Poledouris, Hans Zimmer, Los Jaivas, Michael Jackson, Steve Wonder, Toto, Jerry Goldsmith e incluso Soda (siempre he pensado que Cerati es la versión pop/rock sudamericano de Paul Stanley jejejeje), por nombrar solo un puñado.

    Ahora respecto al recambio del metal, soy de la idea que no pasa solamente porque aparezcan nuevas generaciones de fans. Es más, la concurrencia a los conciertos sigue creciendo (con ello el precio de las entradas también) y claramente es un movimiento que tiene un “mercado” importante; creo que pasa por otro lado, que dicho sea de paso es mi gran miedo, hay pocos con las características para ser los nuevos héroes que lleven el estandarte durante las próxima generaciones. Pensemos que prácticamente ya no salen super bandas y a nivel creativo hay un estancamiento preocupante. Las bandas nuevas -en su mayoría- están jugando a la segura basándose en lo hecho hace 25 o más años.

    No me parece criticable que quieran tocar la música que les gusta pero, como dije en otro comentario, la principal gracia de todas las super bandas que veneramos en los ’70 y ’80 es que se salían de los canones, rompían los moldes, hacían lo que querían y no tenían miedo a explorar otras vertientes. Si el estilo se estanca creativamente, su atrofiamiento y consecuente ocaso me parece inevitable. Si ir más lejos, ¿cuál fue el último disco rompe esquemas dentro del Heavy Metal? Yo diría que fue el Painkiller y desde eso ya han pasado 21 años. Preocupante.

    Un abrazo,
    P.

  6. fergus 69 Dice:

    Me gusto el editorial , a mi me facina el metal y no me gusta la musica actual ,
    tengo bien claro mis gustos musicales , mi hermano tiene una banda jazz/blues , y esa musica aunque no me guste yo la admiro principalmente me fijo en la calidad de los musicos para crear buena musica y me quedo pegado viendola aunque no me guste puedo pasar horas biendo un concierto de Jazz , como tambien a mi hermano admira la musica y la calidad con la que tocan mis idolos Metalleros ,
    me da un poco de rabia ver como la gente se puede enganchar con dos acordes ,crean un coro pegasoso y esos ”artistas” que no tienen idea de musica , le quitan el trono y la fama a los artistas que de verdad se lo merecen

    bucha ahora tengo 19 años y tengo el agrado de decir metallero me inculco la buena musica desde los 12 y de ahi en mas espero que esto dure por el resto de mi vida y poder inculcarle a otros y darle a conocer esta forma de vida tan especial

    saludos a todos

  7. kai Dice:

    MMM… siempre he intntado pasar est gusto por la musik sobretodo en mi familia hermano y primos me siguieron no todos seguimos pero algo se logro xD.

    aun asi no c si me gustaria q se transformara en la musik d moda q alguna vz fue, el “underground”(ahora esta todo al alcanc d la mano)tiene ese gustilo especial y el q seamos unos pocos tambien .

    el metal no va a morir mientras hayan jovenes con rabia e inteligencia suficiente para no comerc lo primero q le ponen en frent. hay q aceptar q este es un pribilegio para pocos

    PS: es muy dificil clasificar la musica en buena y mala demasiado relativo (todo ese pop q nombrast no es muy diferent a lo q se pued escuxar en la radio hoy en dia a mi parecer).

    Hiding underground Knowing we’d be found
    Fearing for our lives Reaped by robots scythes
    Metal gods!! Metal gods!!

  8. ZOHAN Dice:

    mmmmmmmmmmmmmmm……..

    Haber, concuerdo completamente con lo que se expresa en la linea editorial…..pero MI problema con ello es cuando comienzas a leer y a medida que avanzas y avanzas ves que lo que se escribe es precisamente lo que NO se practica..desde mi punto de vista obvio.., entonces empiezo a no entender nada…Por que digo esto???? porque desde mi posición, no se si le recomendaría a un niño que quiera iniciarse en el metal, que se meta a esta página y le preste oido a las bandas que aquí se promocionan como para armarse una idea de lo que es “metal” o más puramente “powermetal”……

    Podrán decirme: “y que pasa con accept, maiden, judas, motorhead, amon amarth y otros “EMBLEMAS” del metal que aquí se promocionan?????…y yo sólo me inclinaré frente a ellos, sin embargo acá se promociona cada “BASURA” (y como dice la linea editorial, el presente musical tiene tanto bodrio) que sólo por haber tenido un buen pasado se ganan el derecho a prenderle velas por cada estupides actual que nos entregan….ejemplos???? strato (me dan hasta nauceas escribir el nombre completo), sammet y todas las barbaridades en las que participa, sonata plastica, nightwish, epica, within temptation, tarja turunen y asi sigo y me aburro…….y al ver el tremendo universo que rodea al metal y que no se promociona acá, entonces comienzo a entrar en conflicto con lo que leo…..

    Una vez comenté en una noticia lo arrepentido que estaba de haber sido uno de los tantos aquellos que puteaba al aggro en sus tiempo, apuntandolos con el dedo y gritandoles que no eran aggro-“metal”….y sin embargo veo que en una pagina “metalera” chilena, aparentemente una de las mas importantes del pais, hay cada mierda promocionada he idolatrada que de verdad NO ENTIENDO NADA!!!!!…..

    Si vamos a criticar el presente del medio musical que está allá afuera, entonces seamos capaces de abrir las puertas a quellos que están afuera y que se han ganado el derecho de estar en una página metalera a diario como esta (me refiero a los demas estilos del metal que están vetados acá) y seamos capaces de abrir los ojos, dejar de creer que la iglesia catolica es perfecta y santa y digamos la cosas como son respecto de muchas bandas que acá se promocionan y que por dios que dan asco y dejan mucho que desear……y que sin embargo son idolatradas y dignas de estar en un altar (como la promocion hacia strato por los 10 años)…….

    Si hoy un niño prefiere escuchar raeggeton o villera en vez de metal o buen rock, no es porque el medio que lo rodea sea cerdo, sino porque aquellos que debemos mostrarle el lado del buen rock o metal no estamos promocionando lo mejor de lo nuestro y no estamos siendo criticos con aquellos que forman parte de nuestro presente…….es muy facil escupir hacia afuera y decir que la gente ya no va a ver a edguy porque prefiere ir a la lucha libre y no ser capaces de abrir los ojos y reconocer que nuestro presente es una soberana y real mierda……o no sammet????????

    Nada mas que comentar….

    • Chucao Dice:

      Lo que dices del aggro es una soberana verdad. Cuando estaba en el colegio y era un metalero maligno adorador de Lucifer, despreciaba a bandas nacientes como System of a Down, Deftones o Disturbed, por nombrar varias más. Todo porque se atrevieron incluir elementos de otras músicas populares, todo porque sus fans no escuchaban Megadeth, o porque usaban peinados, ropas, y gestos escénicos que no eran como los de los 80, vean lo imbéciles que son estos argumentos. Creo que nos pasó a muchos, el tiempo nos mostró que tienen calidad y un lugar bien ganado en la historia del rock. Soy uno más de esos gustosos arrepentidos :)

  9. ZOHAN Dice:

    Ohh en realidad si, una sola cosa más que comentar……el 28 de febrero viene a chile, al teleton, SOULFLY, la banda que pertenece al genio carioca MAX CAVALERA, GENIO FUNDADOR DE SEPULTURA…..esta banda pertenece a las tantas vetadas acá y sin embargo su ultimo disco es una patada en el culo y un regalo caido del cielo para todos aquellos metaleros que fuimos fans de sepultura en sus mejores tiempo…..no me creen????, entonces escuchen esto…..

    http://www.youtube.com/watch?v=mZpjvUMBp5Q

    se parece muchisimo al poderoso metal que promocionan sammet, strato y tarja, jajaja….nos vemos el 28 en el teleton…..

    • WatchTower Dice:

      Zohan, entiendo tu punto, pero quiero aclarar que aca no hay bandas “vetadas”, hay estilos que no se cubren, que no es lo mismo. Eso es todo. Nuestro eje central es el heavy y el power metal, sin perjuicio que lleguemos a algunas otras determinadas agrupaciones por los motivos que sean.

      Por otra parte, el presente de una banda no quita todo lo meritorio que pueda haber sido su pasado. Por ejemplo, una de las bandas que me llevare a la tumba es Deep Purple, a pesar que sus discos actuales son una barbaridad, salvo algunos contados temas, pero aun con todo lo malas que puedan ser sus ultimas placas, eso no les quita ninguno de los galardones ganados durante sus dias de gloria y siempre tendran un sitial privilegiado en sitios como este. Y eso aplica para muchos de los grupos que aca cubrimos, en mayor o menor medida, dependiendo del caso.

      Saludos!

      • ZOHAN Dice:

        WatchTower, en realidad tienes razón, no es lo mismo vetar que no cubrir, nada que decir al respecto…completamente de acuerdo…

        Respecto a tu ejemplo de Deep Purple, lo que pasa es que Deep es un grande de grandes y siempre será obligacion cubrirlos, analizar cada movimiento que hagan y recordar, recordar y nunca cansarse de recordar su pasado y su importancia en la musica, es una obligación, para que las nuevas generaciones no olviden que existió una banda con tanta importancia como ellos y poder ayudar asi a clocar los simientos basicos de la musica…y eso también involucra a bandas como maiden, judas, motorhead, accept, black sabbath, dio y podria nombrar algunas mas pero creo que el ejemplo se entiende…..no así como otras bandas que no quiero nombrar porque ya lo he hecho antes y que de verdad no son ningun aporte, salvo en los 15 minutos de fama real que tuvieron y que se debió a que sus trabajos FUERON buenos……

        Sabes????, es grato encontrarse con pequeñas sorpresas en esta pagina cuando se cubre por ejemplo a amon amarth, anthrax, las venidas de kreator y satyricon y asi otras…y creo que eso ayuda mucho y engrandece el trabajo e importancia de una pagina de metal, recuerdo a otra pagina nacional que cubria todos los estilos (DFM por si la recuerdas) y era genial y muy enriquecedora, pero lamentablemente dejó de existir por temas monetarios….sería muy bueno que abrieramos las puertas y cubramos tambien a otros estilos del buen rock….pero bueno….

        Para finalizar, y eso si, debo felicitarlos por su trabajo, los sigo hace más de 7 años y quizas mis 2 unicas criticas serían que me gustaria una cobertura a mayores estilos de metal y aveces más objetividad con el presente asqueroso de alguna bandas en sus live rewiev, pero bueno, eso ultimo quizas tambien es poco objetivo….un abrazo!!!!!!

        • Pedro Dice:

          Zohan:

          Como dijo Andrés la diferencia de esta página con otras es que nosotros tenemos una línea editorial específica, lo que no significa que vetemos otros estilos (además vetar implica censura). Somos un medio que difunde Heavy y Power Metal y clásicos del Hard Rock, además de algunos estandartes del Thrash y una que otra banda más “extrema” (nótese entre comillas para no caer en suspicacias) que se pueda adecuar a los cánones establecidos como Arch Enemy o Amon Amarth.

          Por otro lado, que encuentres mierdas muchos músicos y conjuntos que aparecen en la página me parece respetable, pero es algo que seguiremos haciendo. Son parte de la columna vertebral de la webzine y pieza importante en la evolución del sitio. Por eso es que no podemos ni dejaremos de cubrirlos, en eso quedan de lado los gustos personales de cada uno de los que somos parte del staff (creeme que todos tenemos gustos e intereses diferentes).

          Saludos,
          P.

  10. Askaris Dice:

    Buena editorial, a mis hijos ya lo estoy “educando”, uno tiene 5 años y ya fue al recital de Judas con Whitesnake, le gusta los Jaivas y Húsar, el otro de 1 año tararea Iron Man de BS, además le fomentamos el amor a los libros, a sus cortas edades tienen una buena biblioteca de textos para niños. Lo ideal es que conozcan muchos estilos artísticos, no solo estilos musicales, así crearemos seres mas tolerantes….

  11. Chucao Dice:

    Agradezco la intención de la editorial, que me parece noble. También concuerdo en varias cosas, como mostrar preocupación acerca de lo que es el metal, hacer ver que nos engañamos con que “el metal no muere”, “está más vivo que nunca”, siendo que las únicas bandas capaces de llenar estadios tienen más de 50 años, y que no se ve quién pueda seguirles el paso.

    También otro punto preocupante es ver cómo la “escena” metalera mundial, en el fondo son las bandas promocionadas por un par de sellos europeos, que no tienen por donde hacerle el peso a las grandes multinacionales.

    Pero discrepo enormemente en algunos puntos fundamentales, de hecho, recomiendo este interesante artículo acerca de si “la música de antes era mejor”: http://www.proyectosandia.com.ar/2011/02/es-cierto-que-la-musica-de-antes-era.html

    Sí, mi viejo escuchaba a los Beatles en la radio, ¿escuchaba A Day in the life? ¿Being for the Benefit of Mr. Kite?, no, a lo más Twist and Shout, And I love her. Cuando fui a Paul McCartney vi a muchas personas mayores que ni pescaron temazos como “Hello Goodbye” o “I’ve got a feeling”. Basura ha habido siempre, lo que pasa es que la memoria se queda con lo mejor. Asimismo, también en el presente hay música extraordinaria, sucede que quizá no es metal.

    Hoy hay tantas bandas tocando “igual” a los Beatles del Revolver, y obviamente no llegan ni a los talones, las buenas bandas no se parecen a nada, al menos de forma tan evidente. Entonces el metal debe mutar, evolucionar, así como lo hizo el blues al rock n’ roll, luego al hard rock, y así, si no se morirñá irremediablemente como una música que ya no sería música, sería una tribu urbana, una especie de folklore globalizado, de rito social, sin mayor búsqueda estética que repetirse a sí mismo. Como la música de un pueblo indígena: existe no para exaltar la creatividad ni la complejidad, sino para acompañar una función determinada. Tampoco sería malo ver al metal convertido en eso, pero no sería compatible con la escucha que hoy tenemos de él.

    También discrepo en el tratamiento a la “música clásica”, pues como dijese el compositor John Cage, una pieza para gamelán balinés es tan valiosa para la humanidad como una misa de Mozart. Claro, actualmente la música académica es la más compleja, la más arriesgada y la más exploratoria, pero tiene tanto valor cultural como escuchar cualquier cosa bien hecha. Tampoco podemos caer en el esnobismo de aceptar o negar las cosas solo por su procedencia, voy seguido a conciertos de música contemporánea, y es indignante cómo mucha gente asiste más por un tema de apariencia que por una comprensión real de la música.

    El metal es un género hermoso, realmente en pocas formas de música popular he encontrado tanta pasión de pronto, pero su nacimiento respondió a una época a una era. Vean los documentales donde salgan Black Sabbath o Judas Priest, no titubean en afirmar que su estética musical, su sonido, sus letras, tenían que ver con una rebelión ante la vida de mierda que veían, ante sociedades injustas. Halford dice que le gustó el metal porque representa a la clase trabajadora.

    Pero cuando yo en este sitio digo algo parecido, aparecen los cómodos de neuronas a escribir la respuesta vacía de “resentido”. En Chile casi no hay metal, al menos difundiéndose, pero hay demasiados actores, demasiados intérpretes de papeles ajenos creados en otra era, que por razones obvias nunca calzarán en la nuestra. Lo más triste es que en el resto del mundo no es muy distinto. De verdad que no me puedo imaginar que en 20 años más los referentes sean gente como Sonata ARctica o Children of Bodom.

    • MTwebmaster Dice:

      Gracias por el link Chucao, acabo de leer el artículo y bueno, el autor o es niño o es bastante “poco alto” en rigurosidad.
      Cuando uno recuerda bien toda la música de la época y hace un balance general, no está cosechando cerezas ni seleccionando, mi editorial es bastante más profunda en eso. Reto a cualquier persona que haya vivido los 80’s a que compare “el global” 80’s v/s “el global” 2000’s y se dé cuenta que uno no puede generar conclusiones con 3 o 4 bandas, cuando a un le gusta la música escucha de todo y sabe de qué se está hablando, sobretodo cuando uno ha tenido clases de música.
      De hecho, contradigo nuevamente al autor en lo siguiente; debido a que mi papá guarda bastante música y revistas “viejas”, puedo con propiedad hablar de una década en que yo aún no nacía: los 60’s, y no tengo problema en argumentar que esa década fue MEJOR que mí époco ochentera en términos musicales. Como dije en la editorial, es bastante básico decir que “mi época” es la mejor solamente porque “me gustan” los artistas que son contemporáneos, si uno aplica “criticidad” puede fácilmente discernir.
      Finalmente, tratar a la música clásica como él lo hace es un despropósito y una ignorancia aberrante, por decir lo menos.

      • Chucao Dice:

        Hola compadre, gracias por responder, antes sí, me gustaría que me explicaras una cosa porfa, que es este comentario tuyo: “Finalmente, tratar a la música clásica como él lo hace es un despropósito y una ignorancia aberrante, por decir lo menos”. No sé si te refieres a John Cage, o al autor de la columna que envié.

        Ahora volviendo al tema de fondo, creo que te comprendo, y que existe un punto de consenso entre nosotros. Hay un hecho indesmentible en la música “mediática” por así decir, que va por un camino aparte de mi argumento: que es que música buena y mala ha habido toda la vida. En una clase de “Estética de la Música” -así se llama el ramo- el profe, un musicólogo excelente, nos contaba que un grupo de compañías a finales de los 70 decidió hacerse la siguiente pregunta: “¿qué es lo que más queda en la memoria masiva de la gente que oye música, la melodía principal o los arreglos armónicos, rítmicos?”.

        Cuando nadie se había preguntado eso, teníamos que hasta la música más comercial, como Camilo Sesto o Raphael, tenía un nivel de producción y de ornamentación que ya se quisieran muchas bandas metaleras de hoy. Según nos comentaba el profe, se hizo un estudio -ultra cuestionable por supuesto- en donde se determinó que con la melodía bastaba. El resultado fue que se abarataron costos: para producir música masiva ya no era necesario como antes, contratar un arreglista, un orquestador, ni la cantidad de músicos de sesión que eran comunes en los 60 y 70. De ahí, hasta el día de hoy, vivimos una pauperización creciente de la música en términos de industria, en donde basta una melodía mínima, un par de doblajes de la misma en algún sinteetizador, una base rítmica de poca variación, y tienes un disco de cualquier chico Disney o de reggaeton.

        Visto así, te apoyo completamente en que antes en una revista como la Ritmo, o en las radios, encontrabas mucho mejor música de la que se encuentra hoy en una revista juvenil, o en el común de las radios. Mi observación y la intención de mostrar el enlace, era tan solo decir que aunque cueste más encontrarla, sigue habiendo música excelente, quizá ya no tenemos a revistas, ni radio o televisión cubriéndola, pero por suerte tenemos el internet como herramienta poderosa para romper ese cerco. Lamentablemente el acceso a internet no va necesariamente acompañado de conciencia crítica, y eso hace que en youtube la proporción de popularidad de la basura respecto al arte valioso se mantenga, pero al menos tenemos una herramienta.

        Podría dar muchos ejemplos de música “nueva” o “joven” que me parece extraordinaria, tan valiosa como Led Zeppelin, pero no dentro del rock, al menos en apariencia. Lo importante es que a pesar de las limitaciones que la propia industria va poniendo, la creatividad humana nunca puede ser domada y busca nuevos espacios para manifestarse. Nuestra sociedad seudooccidental-neoliberal-cristiana-cuando-le-conviene enfrenta muchas crisis preocupantes, pero confío en que el espíritu creativo triunfará, así como el romanticismo triunfó a pesar de la revolución industrial, así como el heavy metal pudo ser más duro que la explotación en las fábricas inglesas, o el power metal pudo ser mucho más revitalizante que la apatía de una mitad de Alemania que se comía a la otra por su fracaso socialista.

        “Todas las cosas deben ocurrir, todas las cosas deben morir” decía Harrison, y no creo que el metal sea la excepción, pero si vas a morir en la gloria como héroe no hay de qué preocuparse, y creo que el metal tiene mucho para aspirar a eso.

  12. Guillermo Stackwitz Barrera Dice:

    Creo que esta editorial dice muchas más cosas de las que se han discutido hasta el momento. Pienso que trasciende más allá del ámbito estrictamente musical y tiene que ver más con el ir y venir del Chile actual. Confieso abiertamente que vivo muy pesimistamente nuestros días; la estupidez, la falsedad y el desamor han hecho de este lugar algo muy difícil de soportar, al punto de que ya me he empapado de la negación de la naturaleza más pura del hombre. Y soy pesimista porque creo que esta sociedad va directamente al abismo, si es que no lo está ya. Vivo desconectado hace años y sólo visito los sitios como éste. No leo diarios ni mucho menos veo televisión. Sí, así es: aparte de ir a trabajar de lunes a viernes, me la paso escuchando heavy metal y leyendo. Nada más. Sé que soy incapaz de cambiar al mundo, por lo que he construido mi propio espacio y me abstraigo de todo lo demás.

    Estimo que el problema es la educación y, por ende, la forma de ser de los chilenos (sí, me refiero sólo a Chile; desconozco las realidades de otros territorios. Hasta debería enfocarme en Santiago, que es dónde he vivido toda mi vida). No me refiero a que no sepan cuánto es 2+2, quién descubrió Chile o cómo se reproducen los mamíferos, sino al profundo desconocimiento de un adecuado actuar cívico, a la incapacidad de comportarse civilizadamente y la imposibilidad de comunicarse. Es decir, al nulo respeto por el entorno, por el presente y por el pasado. Es por eso que prosperan las modas y su nefasta manera de expresión. NO HAY ARRAIGO A ALGO. He llegado a atribuir todo a la desigualdad propia de la historia de este país, al resentimiento resultante y a la resignación ante la imposibilidad de prosperar, truncando el crecimiento intelectual y espiritual de cada individuo. Con un pueblo adormecido, es más sencillo engañarlo, explotarlo y destruirlo. Honestamente, no recuerdo que las cosas me parecieran tan malas hace unos 15 años atrás. Siento que el día a día nos muestra el definitivo colapso de esta manera de observar la existencia.

    Bueno, el tema da para largo. Si perciben muchas cosas negativas o molestas en mi comentario, les ofrezco mis disculpas, pero creo que es en este espacio donde los muy pocos que pensamos y nos vemos unidos por el heavy metal, podemos expresar nuestras opiniones de manera libre, sin ser descalificados por los ignorantes y conformados.

    Gracias por el espacio. Sólo me queda decirles que nunca dejen de escuchar heavy metal, para mí, el último bastión de pasión, entrega desinteresada y honestidad.

    Saludos a todos.

    • Chucao Dice:

      Qué comentario estimado. Creo que te entiendo mucho, y quisiera sumarme con el hincapié que haces de aclarar que si uno habla de Chile, es por ser nada más donde uno vive, mediado además por la experiencia de estar en Santiago.

      También he vivido etapas de aislamiento, pero no creo que sea lo más viable. No te cuestiono para nada, porque cada cual tiene su historia de vida que lo lleva a tomar decisiones, pero en mi caso al menos, me di cuenta que siempre se puede hacer algo, por pequeñito que sea, que como dices, no cambiará el mundo, pero deja una semilla al menos.

      Yo tengo una visión muy clara de esto, que el triunfo del egoísmo actual es un cambio cultural impulsado desde los 70 por el neoliberalismo económico y ue se venía gestando desde el pensamiento liberal de Adam smith como justificación de la dominación en ese tiempo del imperio británico; da lo mismo lo público, solo importa el individuo satisfaciendo sus intereses, sin importar cuáles sean. En el arte tenemos como consecuencia todo lo que se le llama “posmoderno”, lleno de citas, lleno de parodias, lleno de mezclas exóticas, pero nada de fondo.

      No es que sea marxista, no lo soy, pero sí sostengo que una sociedad que no tenga un sentido de identidad, que ponga por delante el simple deseo de un sujeto por el solo hecho de su poder, sin ningún contrapeso ético, ignorando necesidades y derechos colectivos, como tú dices, va derecho al abismo. Debemos recuperar la solidaridad, que no es lo mismo que la caridad: dar lo que te sobra, ocupar unas monedas para solventar una necesidad momentánea de un otro puntual. La solidaridad es mirar en perspectiva colectiva, y es lo que hace que las especies sobrevivan.

      Un profesor me contó una vez que discutía con un laureado académico partidario de esta vida de mierda, y él le decía que el ser humano siempre ha sido competitivo, egoísta, pendiente solo de sus impulsos. Mi profe le respondió que se equivocaba, que de hecho, nuestros ancestros “primitivos” fueron los humanos más generosos y amorosos con sus cercanos. El otro le contestó “cómo puede usted decir eso”, y mi profe dijo “bueno, en un entorno tan duro como el que sabemos tenían, la única forma de sobrevivir es que hayan sido mucho más unidos y generosos de lo que nosotros somos, y la prueba es que nosotros existimos, sino, ya no habría humanos en la tierra”. Fin de la discusión.

      Hoy, a pesar de lo conchesumadre que es el mundo, seguimos teniendo infinitas mejoras en comparación a otras épocas. Pensemos que antes la música estaba reservada para una elite, lo seguirá siendo ahora en la intención de las compañías, pero es cada vez menos. Antes se “nacía inferior” y un monarca podía disponer de tu vida como quisieras. Es cierto, no es tan diferente de lo que hoy hace un empresario, pero al menos, al menos, por pequeño que parezca, podemos decir que es injusto, tenemos el derecho de indignarnos, cosa que antes era inimaginable: si abusaban de ti era lo normal, total “eras inferior”. Por eso creo que todo lo que tenemos y que se debe al esfuerzo desinteresada de cientos de generaciones anónimas, se lo debemos al mundo, nacemos con una tremenda deuda con todos los que antes dejaron un camino un poquito más parejo para que andemos, y por eso creo que nuestro deber, por difícil que sea, es tratar de hacer lo mismo. Quién sabe si alguna vez, logramos como especie superar las bajezas que hoy nos amenazan.

      • Invitado Dice:

        me gusta tu comentario con respecto a la opinión del profesor que los humanos debieron ser generosos y colaborar en equipo para sobrevivir a las duras condiciones del entorno prehistorico, muy lúcido, demuestra que el hombre es un ser social.

    • MTwebmaster Dice:

      Estimado Guillermo, es sinceramente un honor para mí que personas con tu nivel de abstracción y consecuencia hayan leído mi editorial y más aún la comenten con tanta profundidad. Sin duda que cuando partí con este sitio por allá a principios del 2001 quería que personas con el perfil tuyo fueran quienes nos siguieran mayoritariamente…has descubierto la escencia pura de la línea editorial PowerMetal.cl, que como tú muy bien dices, por cierto que es *mucho más* que música.
      Mis respetos y salu2

  13. Dödens Gråt Dice:

    Me pareció una notable editorial, pero yo también creo que mierda ha habido siempre, Posiblemente en la misma medida que ahora, sólo que yo creo que los más “viejos” ( sin ánimo de insulto, me refiero a los que vivieron cómo era el metal en los 80 :) vivieron un tiempo en que una parte del Heavy Metal era mainstream, llenaban estadios y personas que no estaban ni ahí con el estilo en general disfrutaban de varias canciones de las bandas más conocidas, y el cambio desde éso a ahora, en que ya no es así debe haberlos “choqueado”, y éste contraste fuerte puede dar la idea que ahora se está pero que antes. También puede que haya algo de la naturaleza humana en que, cuando ino mira atrás, tiende a quedarse más con las cosas buenas, y termina idealizando un poco el pasado

  14. darksaga08 Dice:

    Gran editorial, gran desafio para este año, lo que nos queda a los viejos fans es ir educando a los mas pequeños en gusto musical…lamentablemente Chile es el unico pais que recibe Basura musical… y envenena via television a los mas pequeños es hasta vergonzoso ver a un pequeño intentar bailar los ultimos ¿hits?, y asusados por sus padres es una gran pena…

  15. Julio C Dice:

    Excelente editorial y me sumo a muchos comentarios. Creo que la realidad musical actual y la de siempre, está inmersa dentro de la época que se vive y dentro de un contexto histórico cultural. Recordemos el origen de la música como una expresión básica de sensaciones, ni siquiera de sentimientos basado en una forma de mostrar que el ser humano del antepasado necesitaba mostrar que estaba vivo frente a un mundo que no conocía.
    Tal como planteo, si nos situamos en el contexto histórico, el heavy metal, así como el rock & Roll y todos los movimientos contestatarios se basan una forma de expresar rebeldía frente a los acontecimientos socio culturales. El metal nace como una forma de contestarle, según yo a un espíritu que el Punk llevó a cabo y que se basaba en el concepto que cualquiera podía hacer música, cualquiera podía expresar su rabia frente a la sociedad por medio de un instrumento en la mayoría de las veces mal ejecutado, con un sonido no elaborado y basado en el principio de la rebeldía sin requisitos. El Metal fue más allá y trató de demostrar que para hacer música rebelde y consistente era necesario tener algunos requisitos como por ejemplo saber tocar un instrumento de manera virtuosa. No contento con ello se buscó que ese instrumento sonara lo suficientemente fuerte como para demostrar que necesitaba ser escuchado y recogía elementos de los héroes de la guitarra de antaño, llámese Mozart, Paganini o Vivaldi por nombrar algunos, que si bien no conocieron el instrumento, sus acordes y formas musicales fueron tomados por muchos músicos de metal. El Heavy Metal dijo: “Sé rebelde, pero hazlo con conocimiento, estudia tú instrumento y llévalo a una dimensión desconocida hasta ese entonces, distorsiona el sonido, suena como una fábrica que se cae a pedazos pero mantén la disciplina de tus héroes clásicos, destruye la música comercial, grita como lo hacían en el pasado y saca todos los sentimientos que el mundo no te deja expresar”.
    El mundo de los 80 era distinto y la música se debatía en entretener (Rock latino y Pop) y en sorprender, heavy metal. Muchas de esas bandas que intentaron sorprender se encontraron con que no solo podían sorprender sino que también podían ir más allá y hacer música de verdad, armoniosa, bien estructurada y que a la vez gustara a las masas y se perpetuara en el tiempo. Aparecieron los músicos de rock profesionales, los héroes de la guitarra. Este último concepto valida mi teoría respecto a que “lo que mejor resulta es lo que te hace sangrar”. Cuantas horas debió tocar Warren de Martini por ejemplo para haber llegado a dominar su instrumento de la manera como todavía lo hace, cuanto dolor debió tener Malmsteen para lograr esas escalas…eso fue una patada en el hocico para el mundo…y hoy las bandas actuales recogen ese legado pero utilizando lo que los antepasados metálicos sembraron.
    El ser humano siguió “progresando” y comenzamos a percibir que el mundo debía ir más rápido cada vez y que la música no debía quedarse atrás. Los 90 marcaron la época de la música sin solos bajo el paradigma de que se necesitaba mostrar música rápidamente pero sin necesidad de demostrar un dominio tan acabado de los instrumentos y menos construir un solo. Eso era aburrido, innecesario, tomaba mucho tiempo y a la gente no le gustaba.
    Hoy la música es un fiel reflejo del mundo actual. Todo es desechable, todo es rápido y vertical. El fútbol es vertical, el amor es para el día, nada es profundo, todo es desechable y nada se aprecia con hidalgía.
    Y el metal actual……sigue tratando de luchar contra ese mundo que lo aplasta, que lo tuvo al borde de desaparecer y que hoy gracias a esos héroes de los 80 aún vivos mantiene viva la llama de la música de verdad.
    Cuando se retire Maiden, Scorpions, Judas, Accept y otros más, esto se acabará para siempre y solo quedará ese recuerdo….el mismo recuerdo que mis padres tenían del Tango, gloriosa música, gloriosa época.
    Solo queda disfrutar lo que queda y el tiempo se encargará de recordarnos que el metal existío en el corazón de millones de personas en el mundo….

    • Chucao Dice:

      te apoyo plenamente, y me dejó pensando tu último párrafo. El tango es un bello recuerdo, ya no tenemos a un Gardel o a un Goyeneche creando música nueva para el mundo bajo esos códigos, pero Buenos Aires y Argentina en general ganaron una banda sonora de su alma, así como el fado en Portugal o el bossa nova para el sur de Brasil. Perdieron un arte en la forma típica del arte occidental: innovación, creación, individualidad, pero ganaron un arte como patrimonio cultural, de la magnitud que es escuchar un alap hindostani o un ülkantün mapuche.

      Creo que si al metal le pasara lo que le pasó al tango o al fado, tendríamos un bastión sin precedentes: una especie de “folclor urbano golbal”, y en parte ya lo es. Es como la muerte para el hindú: desaparece tu individualidad para que su escencia se una al todo.

  16. Guillermo Dice:

    La Música que escucho, que siento parte de mi que es un seño de mi identidad. es uno de los mayores legados que mi padre me ha dejado y espero dejar a mis hijos.
    Como dice el gran tema de Warcry.

    .. Somo la vieja Guardia..

    Pasan los años y en nuestro interior.
    arde la llama tal como empezo.

  17. Hilda Dice:

    Gracias Cristian por este gran editorial. A veces uno olvida las razones de ser metalero y què manera tan acertada para poder explicar nuestros gustos musicales. Y màs aùn, dar las razones del por què nos llena de orgullo ser “radicales”, sobre todo cuando te dicen que un radical es alguien con los pies firmemente plantados en el aire…

    ¡En este editorial estàn todas las respuestas!. Un fuerte abrazo!

  18. sajon Dice:

    MUY BUENA EDITORIAL!
    en algunos pasajes leí exactamente (pero casi lo mismo! en verdad… me llegó a dar un escalofrio) lo que le digo a mis amigos… que son buenas personas y todo pero escuchan pura mierda… yo los dejo pero cuando hablamos de música siempre queda la cagá xD

    yo no tuve un viejo que me lleve a conciertos pero si JURO que voy a ser uno de esos (si no muero antes o algo por el estilo)

    felicitaciones

  19. ShadowsKeeper Dice:

    Quiero felicitar por la editorial y agradecer a Powermetal.cl, ya que gracias a su linea editorial y a los constructivos comentarios de sus lectores, tengo una concepción de la música y de la sociedad que no me arrepiento de tener, y que pretendo transmitir y porque no decirlo que nos va formando como personas, mas tolerantes, menos individualistas y buscándole como decían por ahí profundidad o mas bien un sentido, un motivo a las cosas…. dejemos de ser tan plásticos tan básicos tan vacíos, tan desechables, lamentablemente la sociedad de hoy en día es así. Dentro de lo que podamos aportemos para que esto pueda ir cambiando, seamos rebeldes ayudado por nuestra música y aportemos para hacer despertar a las nuevas generaciones, por que de no ser así… créanme que empezare a creer en esto del fin del mundo… esperemos que no. saludos

  20. Pedro Dice:

    Es bastante razonable, el planteamiento que hacen, yo creo que casi todos nos sentimos identificados con tus motivos y procuramos mantener y engrandecer la comunidad, no solo por la marginación que sufre el heavy metal de parte del mundo pop, sino también incomprensiones, mal entendidos y en el peor de los casos flagrantes ataques en contra del progenitor(El Heavy Metal!!!), y sus géneros más afines(Power Metal Y Thrash), por los fanáticos del seudo metal extremo.

Los comentarios están desactivados.